Granada está contigo

solidaridad con Ángel, herido en Madrid el 25S

La manifestación partió desde la plaza del Carmen hasta Subdelegación.

“Cuando comenzaron las cargas policiales Ángel no podía correr, así que decidió tumbarse en el suelo para dejar clara su actitud pacífica. Entonces un policía le propinó un puntapié en la nuca. Notó que no podía moverse y le pidió a gritos “¡no sigas pegándome, que no puedo moverme!”. El agente continuó dándole patadas. Un médico que estaba cerca intervino y lo instó a dejarlo porque le podía causar una lesión medular. Poco después vino el SAMUR lo trasladó a la UCI del Hospital 12 de Octubre”.

Con estas palabras relataba Paco Ortega, integrante del 15M en Granada, lo ocurrido a Ángel M. G., activista también del movimiento que resultó ayer herido grave en las concentraciones convocadas en Madrid reprimidas por la Policía Nacional.

Más de 1.000 ciudadanos se han manifestado esta noche en Granada en solidaridad con este ciudadano, asiduo a las concentraciones de Acampada Granada y compañero inseparable de los parados de Casería de Montijo durante el encierro que protagonizaron hace unos meses en la Curia.

Ángel, tranquilo, Granada está contigo”, “Basta ya de violencia policial” o “Qué casualidad sube la pobreza y el gasto policial” son algunas de las consignas que han coreado los manifestantes, en una marcha que salió de la Plaza del Carmen y concluyó la Subdelegación del Gobierno en Granada.

Allí se dio a conocer el estado de salud de Ángel, que ha recuperado parte de la movilidad. Los médicos creen que no le quedarán secuelas y estaban a la espera de trasladarlo a planta esta misma noche. El alta dependerá del examen del Neurólogo, según trasladaron los especialistas a sus compañeros.

La concentración en solidaridad con Ángel coincidió con una convocatoria de los sindicatos CGT, SAT y CoBas en apoyo a la huelga general en Euskadi y contra los recortes, a la que se han sumado más 1.500 personas, según sus organizadores.

“Estamos aquí por el mismo motivo por el que ayer la gente salió a la calle. Por la política económica del Gobierno del PP, que condena a la población a una situación de emergencia social. Tenemos 6 millones de parados, los jóvenes tienen que salir del país para buscar un futuro; 700.000 personas han sido desahuciadas y millones arrojadas al umbral de la pobreza”, señaló Justo Justo Fernández (CGT), que recordó la huelga general convocada por el sindicato el próximo 31 de octubre.

Antes de su intervención, una joven del 15M contaba los momentos de “tensión, represión y miedo” vividos por la delegación granadina en Madrid. A medida que avanzaba su descripción de las “indiscriminadas” cargas policiales, se iba caldeando el ánimo de los concentrados. Algunos lanzaron huevos contra la entrada a la Subdelegación, que estaba custodiada por varios agentes. Los propios asistentes lograron calmar el ambiente llamando a “no actuar con violencia, como lo hacen ellos”, en alusión a las cargas policiales.

“La Policía iba barriendo las calles a golpes contra todo el que encontraba en su paso, estuviera o no en la manifestación”, asegura a GranadaiMedia Sara Pérez Serrano, una trabajadora social de la ciudad que estuvo en la convocatoria del 25S en Madrid. “Aunque también había algunos radicales tirando piedras, la actuación policial fue totalmente desproporcionada”, asegura esta joven que aún no es capaz de reaccionar –sostiene- ante lo ocurrido.

Ortega cuenta, por su parte, el detonante: Unos encapuchados, que según sus sospechas “podían ser policías infiltrados porque otros agentes se los llevaron dentro del perímetro acordonado del Congreso”, empezaron a zarandear las vallas y a arrancarlas.

Fue entonces cuando los antidisturbios iniciaron la primera carga policial, sostiene. A pesar de que los propios manifestantes los emplazaron a reponer las vallas “para que detuvieran, prefirieron no hacerlo”.

Los peores momentos, sin embargo, se vivieron después de que la gente empezara a retirarse, sobre las diez y media de la noche, detalla. “La policía se bajaba de las lecheras en una zona y agredía a todo el que encontraba. La gente corría en estampida, mientras otros respondían a su ataque con piedras. Los ánimos se calentaban cuando muchos veían cómo los antidisturbios golpeaban a sus amigos o a ellos mismos. A partir de ahí se vivió una batalla campal”, sostiene Ortega.

En Atocha –donde la delegación granadina había quedado para tomar el autobús de vuelta- se produjo una carga policial en la que algunos resultaron “aporreados”, agrega. “La Policía entró en los túneles del metro repartiendo palos en formación y a la carrera, dándole a todo el mundo”, recuerda Ortega, para el que la respuesta policial fue “extremadamente agresiva”.

El Gobierno, en cambio, aplaude la actuación policial, que achaca a la violencia de los manifestantes. La Jefatura Superior de la Policía Nacional reconoce, por su parte, que había ‘secretas’ infiltrados en la manifestación, pero niega que provocasen la violencia.

Manifestantes en la plaza del Carmen, antes de iniciar la protesta.

Manifestantes en la plaza del Carmen, antes de iniciar la marcha.

Entre tanto las redes sociales siguen llenándose de vídeos y fotografías que hablan por sí solos. “Sobran las palabras” –la mayoría se queda sin ellas- ante imágenes de personas mayores y jóvenes ensangrentados, policías cogiendo del cuello a mujeres y “porras que se alzan para golpear a cuantos encuentren en su camino”, coinciden algunos de los granadinos que estuvieron en los alrededores del Congreso. La marca de España, se ironiza en Internet, es ahora la del hematoma. ‘Golpe a la democracia’, publicaba esta mañana un diario con foto de algunos manifestantes tratando de tirar las vallas.

Para muchos de los que ayer estuvieron en Madrid “efectivamente Gobierno y Policía han dado un golpe a una democracia, que se desangra al desoír y tratar a golpes al pueblo que la sostiene”, denuncian. Porque el 25S no pretendía, como se ha llegado a decir, acabar con la democracia, sino propiciar un cambio que le haga responder verdaderamente a su nombre, aseguran.

(26/09/2012)