Atasco en la ‘peatonalizada’ Carrera del Darro

Ni los vecinos podían imaginar la imagen de la Carrera del Darro, en el Albaicín, atascada de vehículos. El fotógrafo José Rodríguez Ruiz de Almodóvar fue testigo ayer de los problemas circulatorios de una calle que fue peatonalizada hace un año con la oposición de los vecinos.

CARRERA_DARRO_atasco

Atasco de seis vehículos, incluido la ‘Diabline’, en la Carrera del Darro. Foto: RUIZ DE ALMODÓVAR

Hasta seis vehículos a su paso por la Carrera del Darro se pueden ver en la imagen que el fotógrafo José Rodríguez Ruiz de Almodóvar, Pepo, capturó ayer al mediodía. La instantánea viene a constatar que no tiene sentido hablar de “peatonalización”.  Es en todo caso una calle restringida al autobús urbano, a los vehículos de aquellos que no viven en el Albaicín e incluso al de los residentes que no tienen una cochera en la zona.

Un turista que se aloje en uno de los hoteles de la Carrera del Darro puede pasar con su vehículo, pero no así el residente que tiene el aparcamiento al final de la avenida, en el Rey Chico, por referirnos al caso particular del propio fotógrafo, obligado a acceder a su plaza de estacionamiento por San Juan de los Reyes o Carretera de Murcia.

Desde hace algo más de un año la Concejalía de Movilidad viene introduciendo parches a los contratiempos que han ido apareciendo. Primero se autorizó la entrada de los autobuses que trasladan a diario a los alumnos del Colegio Ave María. Hace unas semanas se permitió el acceso de taxistas, un servicio que no todo el mundo puede permitirse. En breve circulará por esta misma calle el tren turístico de la Alhambra que, además de adentrarse por el Albaicín, llegará al Realejo.

Si en algo coinciden la mayor parte de los vecinos del Albaicín es en la necesidad de que pueda funcionar por la Carrera del Darro un autobús de características similares al de la línea 31, el mismo que completaba hasta hace un año el recorrido circular por el barrio. Incluso aceptaban que los fines de semana la restricción fuese total.

El gobierno local, sin embargo, no da su brazo a torcer, sigue hablando de la necesidad de “proteger de la contaminación un lugar que es Patrimonio de la Humanidad”, un argumento que se cae por su propio peso cuando la realidad demuestra que no está libre de atascos.

Quizá también te interese:

(28-4-2013)

Comentarios en este artículo

  1. pues sí un año… y casi dos meses que la concejala se empeñó en joder a los vecinos, y como consecuencia al barrio. Se dice pronto pero catorce meses sin transporte urbano, sin poder traer o llevar muebles o compras pesadas, sin que las personas mayores que viven solas puedan comunicarse con el exterior del barrio: catorce meses con sus días y tardes (y noches)

    antonio
  2. Este sin sentido sólo tiene un proposito expulsar a los vecinos del barrio para satisfacer los intereses económicos del sector de la hostelería. El que realmente manda en la ciudad.

    Juan
  3. […] del Albaicín, la Carrera del Darro arrojaba ayer un dardo a la mal llamada peatonalización con la estampa de un atasco considerable que vuelve a poner en tela de juicio el Plan de Movilidad y el parcheo en torno a este […]

    Granada despierta con la imagen de Rajoy pidiendo paciencia. | Granada despierta
  4. Y…¿Por aquí es por donde dicen que va a pasar el tren turístico?.
    Me parece que esto no ha terminado todavía y aún quedan varios palos de ciego que dar.

    Francisco Manuel
  5. Es inconcebible que se siga votando mayoritariamente a un partido como el PP que aprovecha cualquier situación para castigar a la ciudadanía. PP Torres hace años que ha fijado su objetivo de gobierno en confrontar con la Junta al precio que sea. Ya hemos comprobado en muchas ocasiones que no tiene un modelo de ciudad ni un modelo de desarrollo propio, sino que espera a que sean otros quienes opinen o muevan ficha para ponerse en contra de inmediato. Y el talante de diálogo y respeto hacia el pueblo es idéntico al de su partido a nivel nacional: ni dialogan ni respetan.

    Pepe Morales

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *