Los convenios del Ayuntamiento con Norte

El Ayuntamiento renueva el convenio con asociaciones de vecinos de Norte para la gestión de instalaciones deportivas municipales. Los presupuestos de 2015 destinan 274.000 € a este mecanismo, que genera cierto rechazo.

piscina granada almanjáyar

La piscina de Almanjáyar es una de las instalaciones municipales que se gestiona a través de este convenio.

El Ayuntamiento de Granada presentó esta mañana la renovación del convenio con cinco asociaciones de vecinos de la ciudad (cuatro de Norte y una de Beiro) para la gestión de instalaciones deportivas municipales.

Se trata de una fórmula del ya desaparecido Patronato Municipal de Deportes que articula la transferencia cada año de parte del presupuesto municipal a esos colectivos. Un mecanismo que no es del agrado de todos los vecinos y que algunas voces de la oposición municipal califican como “fórmula para comprar voluntades”.

En total, el Ayuntamiento de Granada destinará este año 274.000 euros a las asociaciones de vecinos de Almanjáyar, Rey Badis, Parque Nueva Granada y Casería de Montijo, pertenecientes al distrito Norte; y el Barrio de la Cruz (perteneciente a Beiro).  El argumento que esgrime el concejal de Deportes es que ese dinero permite, “el cuidado y mantenimiento exquisito de estas instalaciones”, entre las que se encuentra la piscina de Almanjáyar  y los polideportivos de Rey Badis, Parque Nueva Granada, Casería de Montijo, Almanjáyar y el barrio de La Cruz.

Por este importe, las asociaciones de vecinos se encargan básicamente de contratar al personal que vela por el cuidado y el mantenimiento de las instalaciones deportivas, pero el Ayuntamiento de Granada sigue asumiendo el mantenimiento mayor y la gestión del dinero que se recauda por el cobro de entradas. De hecho, entre las reivindicaciones de los colectivos vecinales en las juntas de distrito están las inversiones para la mejora y reparación de estas mismas instalaciones.

El concejal de Deportes, Antonio Granados, expuso hoy ante los medios que esta gestión de instalaciones deportivas desde las asociaciones de vecinos genera trabajo para “entre 15 y 20 personas”, dependiendo de la época del año (la piscina de Almanjáyar sólo está abierta en verano). Y es precisamente la ‘contratación’ lo que más fricción genera entre algunos vecinos de Norte. Mientras que en Casería de Montijo han optado por contratar a personal ajeno a la asociación vecinal, en otras, como Rey Badis o Almanjáyar, “todo queda en casa”, critican.

El Ayuntamiento nunca ha hecho pública la letra de este convenio, aunque en la rueda de prensa el alcalde, a preguntas de este diario, indicó que “se publicará en la web municipal”. En todo caso, y según refieren presidentes de colectivos vecinales consultados por GranadaiMedia, esta fórmula de gestión es anterior a la llegada de Torres Hurtado a la plaza del Carmen. “Hace más de 14 años se hace así”, indican.

A este importe clasificado en los presupuestos como ‘Aportación de Fomento al Deporte’ se añaden los 100.000 euros que el gobierno de Torres Hurtado transfiere a la empresa Ebone para la contratación de monitores dentro del Programa de Acción Preferente en la Zona Norte de Granada, del que se benefician, según cálculos de la concejalía, unos 9.600 escolares del distrito.

Menos claro tiene el concejal de Deportes cuántos vecinos del distrito hacen uso de las instalaciones gestionadas por las asociaciones de vecinos, que por otra parte suelen acoger gratuitamente encuentros deportivos y vecinales de diversos colectivos y entidades de Norte. Preguntado por GranadaiMedia al respecto, el concejal se limitó a apuntar los 85.000 usuarios de todas las instalaciones municipales repartidas por la ciudad.

¿Cómo se reparte el dinero por la gestión de las instalaciones municipales?

Los presupuestos del Ayuntamiento de Granada para 2015 consignan 145.000 euros para la asociación de vecinos de Almanjáyar, 39.000 para Casería de Montijo, 31.000 para Parque Nueva Granada, 36.000 para Rey Badis y 23.000 para el Barrio de La Cruz. Es una cifra que en global se incrementa en 7.000 euros con respecto a 2014 y que representa 110.000 euros más que la partida que el área de Familia y Bienestar Social destina a subvenciones a entidades sin ánimo de lucro (164.000 euros) y multiplica por 12 la partida que de apoyo al pequeño comercio (20.000 euros).

Los presidentes de las asociaciones vecinales, eso sí, “están muy agradecidos” por la apuesta y apoyo del gobierno de Torres Hurtado por el distrito Norte de la ciudad, según indicaron esta mañana en la rueda de prensa.

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.