Critican al subdelegado por no echar a ocupas

Los vecinos del Bajo Albaicín critican el silencio del subdelegado del Gobierno en Granada, al que se dirigieron a principios de febrero para que desalojara a la veintena de ocupas de la urbanización Cármenes del Triunfo, en el Barrichuelo. Los vecinos se quejan de las peleas.

barrichuelo

Cartel en una de las entradas a la urbanización Cármenes del Triunfo, ocupada por una veintena de jóvenes.

El silencio como respuesta. La Asociación de Vecinos del Bajo Albaicín ha lamentado el “desinterés” que ha mostrado la Subdelegación de Gobierno de Granada a la hora de resolver un problema de convivencia entre vecinos del Barrichuelo y los ocupas de una urbanización de 31 viviendas que el promotor abandonó a su suerte por la crisis.

El colectivo vecinal se dirigió el pasado 1 de febrero por escrito al subdelegado de Gobierno Santiago Pérez, al que pedían el “desalojo” de entre 20 y 30 jóvenes, la mayoría extranjeros, que se han adueñado de la urbanización Cármenes del Triunfo y que, según los vecinos que residen entre las calles Baja de San Ildefondo y Alpargateros Baja,  ocasionan “peleas y escándalos que hacen imposible la convivencia”.

“Causan constantemente molestias y altercados con los residentes que no saben cómo conseguir que se cumpla con la normativa urbanística, vallando y cerrando huecos para impedir las ocupaciones y el vertedero de basuras en que se ha convertido la obra”, señala en la carta Lola Boloix, presidenta de la AVV del Bajo Albaicín.

En el escrito le hacen saber al subdelegado de Gobierno que las viviendas “han sido saqueadas (…) y convertidas en vertederos de basura”, en cuyo interior se hacen fuegos, al tiempo que le indican que el promotor “está en paradero desconocido” y que es la Concejalía de Urbanismo la que debe proceder al vallado de todas las entradas por ejecución subsidiaria.

“Hemos solicitado la intervención de la Policía Local y Nacional, que han acudido ante las llamadas y denuncias, pero nos indican que sería más efectivo solicitárselo a usted para que ordene las medidas oportunas de cara a conseguir el desalojo y devolver la tranquilidad a la zona”, precisa Boloix.

Según explica el colectivo vecinal, una parte de las viviendas pertenece ya al BBVA por el incumplimiento de los compromisos que adquirió el promotor, cuya empresa quebró, aunque tiene dudas sobre si todavía mantiene la propiedad de algunas de las casas.

El defensor del Pueblo andaluz, José Chamizo, intervino de oficio hace unos meses ante la insalubridad de las viviendas, instando al Ayuntamiento de Granada a que pusiera remedio al problema.

Noticias relacionadas:

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *