El software libre se instala en el centro

El V ‘Hackathon’ de software libre de la Universidad de Granada se traslada este año a la sede de Cocorocó, en el centro de la ciudad. Entre los proyectos desarrollados destacan una aplicación móvil que traza rutas de la compra para ahorrar el máximo posible y un ‘audiojuego’ de matar zombies para ciegos.

V Hackathon software libre Universidad de Granada

Los grupos de trabajado del V Hackaton en la sede de Cocorocó. Foto: Jesús G Hinchado.

Antonio Castillo y Alejandro Martín, estudiantes de Informática en la Universidad de Granada, están perfeccionando su aplicación móvil. Se llamará Truco, que es el acrónimo de Trazados de Rutas de Compras, aunque no quieren aclarar qué se les ocurrió primero, el nombre o las siglas. La mecánica será sencilla: le dices al móvil la lista de la compra, dónde estás y a dónde quieres llegar, y te traza una ruta por las tiendas de esas zona donde puedes comprar cada artículo más barato. La idea es que esté abierto su acceso en internet, y los pequeños comerciantes, que siempre tienen más problemas para publicitarse, puedan subir sus listas de precios y sus ofertas de manera gratuita, en una sinergía que beneficie tanto a vendedores como a compradores.

Antonio y Alejandro son dos de los participantes del V ‘Hackathon’ de la Universidad de Granada, una reunión anual para mejorar los proyectos participantes en el Concurso Universitario de Software Libre. Esta edición, por primera vez, se celebra con sede fija, la sede del espacio de trabajo compartido, o coworking, Cocorocó, en la calle Tejeiro, paralela de Recogidas. La mecánica del ‘Hackathon’, que ha durado todo el fin de semana, es sencilla: cada programador presenta su proyecto ante los participantes, que son voluntarios, y estos se le unen durante 48 horas para intentar mejorar y desarrollar al máximo cada nueva aplicación de software libre.

Algunos de estos proyectos nacen ya con vocación internacional. Un ejemplo es el de José Laínez, también estudiante de informática, que desarrolla una idea de su amigo Alejandro Ávila, físico de CERN en Ginebra. Se trata del Particle Quest, un videjuego de diseño arcaido cuyo objetivo es enseñar física de partículas, en la que cada elemento atómico tiene unas características estilo ‘Pokemon’ y que está previsto que se incorpore a la web del propio CERN.

Durante este fin de semana, utilizando el moto de otro juego en software libre y con la ayuda de varios compañeros de Facultad, José ha podido añadirle su propia estética a las diferentes partículas, en un juego que tiene como protagonista a un científico a la caza del ‘Bosón de Higgs’. De momento los textos están en inglés, pero durante el Hackathon se les ha unido un estudiante de Traducción e Interpretación que se encargará de pasarlo a otros idiomas.

Algo para lo que quizás le pueda ser útil el Daf-Collage, un proyecto de innovación docente que comanda la profesora del Departamento de Filología de Inglesa y Alemana, Ruth Burbat, junto a tres becarios de investigación de Informática premiados: Javier Rodríguez, Serafina Molina y Simeón Ruiz. Daf-Collage es una futura herramienta para los profesores y estudiantes de alemán, que les crea un ‘escritorio virtual’ como apoyo a los cursos. Ya está previsto que tenga versión en inglés, español y ruso como Lingua-Collage

Más curioso, sobre todo para el lego en informática, es OSGIliath, el proyecto de Pablo García, otro becario de investigación de informática, que intenta aplicar el centro de su tésis doctoral, los algoritmos evolutivos –funciones informáticas que se seleccionan entre sí como si fuesen animales, reproduciéndose y ‘sobreviviendo’ las más óptimas– a las Bellas Artes. La idea es desarrollar un programa que sea capaz de seleccionar, entre imágenes caóticas, las consideradas más “bonitas”, aunque el principal reto son los criterios a aplicar. Pablo explica que “esperaba que se apuntase alguien de Bellas Artes, porque todo los años viene alguno, pero no ha sido así. Lo que quiero es ver qué sale de aplicar algo tan técnico como estos algoritmos a un área tan subjetiva como el Arte“.

Javier Asensio, profesor de informática, se mueve también en el campo de lo específico con Code-Reimagined, en el que intenta que los códigos de programación “sean más atractivos visualmente”, y ha creado uno que interactúa con los gráficos de SuperMario Bros, aunque tras comprobar que estos estaban protegidos por copyright, aplicará una versión “libre de derechos” del fontanero de los videojuegos. La idea es que cuando el programador esté trasteando en su código, sea el mismo ‘Mario’ o cualquier otro personaje lo que vea desenvolverse en la pantalla, sin perder la funcionalidad del programa.

En el área de los videojuegos, o más bien de los ‘audiojuegos’, se mueve también Zoomblind, el proyecto de Antonio Fernández. Es un futuro juego de móvil de matar zombies… para ciegos. La idea es que funcione sólo con el ruido que haga cada zombie y las vibraciones que el propio móvil, como un mando de la Wii, indiquen al jugador. Aunque aún tiene detalles que pulir, su objetivo es permitir que el motor del juego sea de libre acceso en la red y se pueda aplicar a cualquier otro diseño de juego.

Uno de estos proyectos podría ser el próximo del Concurso Universitario de Software Libre (CUSL), como lo fue en 2011, en la categoría de accesibilidad, Geo Remind Me, un localizador para el móvil que te avisaba cuando estabas cerca de tu destino.

(11-03-2013)

Comentarios en este artículo

  1. […] dentro de un concurso auspiciado por la UGR que ha atraído a Granada las mejores ideas del sector. En GranadaiMedia podemos leer una buena muestra, desde una aplicación para ir de compras por el cen…. Insistimos, es software libre, por lo que es el doble de […]

    en Hackaton y pendiente de las ITE de Santa Adela | Granada despierta

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *