La deuda habitante ya es el doble que en 2011

La deuda por habitante de Granada capital roza los 1.300 euros tras el último préstamo de 46 millones solicitado por el Ayuntamiento para hacer frente al pago a proveedores. La ciudad debe a los bancos 307,8 millones de euros.

ordenanzas fiscales 2014 ibi curro ledesma

La deuda por habitante de Granada ya es el doble que en 2011. Hace tres años, cada granadino debía a bancos y cajas a través del Ayuntamiento 590 euros. A día de hoy, y tras el último bloque de préstamos anunciado hace pocos días por el concejal de Hacienda, Francisco Ledesma, se situaría en los 1294 euros por vecino. La explicación son los diferentes planes de pago a proveedores, que han  transformado la deuda que existía con los diferentes proveedores del Consistorio en deuda con los bancos o deuda viva.

La deuda viva del Ayuntamiento de Granada era de 261,6 millones de euros a 31 de diciembre de 2013, según datos del Ministerio de Hacienda. La deuda por habitante se calcula dividiendo esta cantidad entre la población, que en el caso de Granada es de 237.818 personas. Si sumamos los 46,2 millones de euros que el gobierno local acaba de pedir a cinco entidades bancarias, la deuda viva asciende ahora a 307,8 millones de euros, o lo que es lo mismo, 1.294 euros por habitante.

 

El concejal de Hacienda defendió, en una nota de prensa, que la nueva operación de crédito permitirá ahorrar 4,5 millones de euros a la ciudad, aunque sin aclarar por qué. Sí que la deuda de 46 millones que se cubrirá con estos préstamos bancarios es a proveedores, aunque no aclaró tampoco la procedencia de estos: si es acumulada que no se pudo cubrir con los planes de pago a proveedores de 2012 y 2013 –108 y 51 millones en préstamos a bancos y cajas a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO)– o posterior, lo que equivaldría a falta de liquidez en el Consistorio.

La evolución de la deuda por habitante de Granada, de 590 euros a 1.294, no es muy diferente de las de otras ciudades de su tamaño o capitales de provincia de Andalucía y se explica fácilmente por el traslado de la deuda de los proveedores a los bancos. En total, en tres años, gracias a estas operaciones, el Consistorio granadino ha ‘bancarizado’ algo más de 205 millones de euros de deuda que, de otro modo, se mantendría con sus proveedores, sean estos cuáles sean.

En anteriores ocasiones, Ledesma ha defendido que “prefiere deberle a los bancos que a las familias“, en referencia a la presunta calidad de pymes de los proveedores del Ayuntamiento. En el caso de este último préstamo, el edil de Hacienda ha defendido que es posible gracias a que el Consistorio se acogió a las “ventajosas condiciones” ofrecidas por el Gobierno a los ayuntamientos el pasado mayo para aliviar la carga del plan de pago a proveedores.

En este caso, el Ayuntamiento de Granada tendrá un año más de carencia -periodo durante el que no es necesario devolver a los bancos, que coincide con el fin del mandato-, diez años de amortización -más tiempo para liquidar la deuda, que arranca cuando acabe el periodo de carencia- y un tipo de interés más bajo. Ledesma calcula que estas medidas permitieron un ahorro de 2,8 millones al Consistorio, y sostuvo que la solicitud de un nuevo préstamo no contabiliza como gasto puesto que era una deuda que habría que afrontar en cualquier caso.

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.