La Feria del Libro, de amarillo por las Palomas

El Zaidín reparte lazos y globos de este color, símbolo de la marea a favor de las bibliotecas, para exigir la reapertura de este espacio cultural. Las librerías se ‘adhieren’ a la reivindicación colgando letreros de apoyo en sus stands.

biblioteca de las palomas

Los vecinos han repartido carteles entre los stands.

La Feria del Libro se ha teñido de amarillo coincidiendo con el día de su inauguración. Con lazos y globos de este color, símbolo de la marea a favor de las bibliotecas, la plataforma de las Palomas ha reivindicado la reapertura de este espacio cultural, tomado por los vecinos del Zaidín tras numerosas protestas contra su cierre.

Sus integrantes han repartido, además, carteles en los que podía leerse “aquí se apoya la reapertura de la biblioteca de las Palomas del Zaidín”. La mayoría de los stands, a excepción de los institucionales de la Junta y Diputación, se han ‘adherido’ a la lucha vecinal colgando los letreros en sus respectivas casetas. Por un momento incluso la del Ayuntamiento, responsable del cierre, ha lucido la consigna junto a un póster de Lorca, un guiño casual ante el que resultaba difícil no recordar el discurso del poeta defendiendo que “no solo de pan vive el hombre”.

El público también ha hecho suya la protesta portando lazo amarillo en la solapa, gesto al que se han sumado el hispanista Ian Gibson, muy conocido por sus trabajos sobre Lorca, y el poeta y periodista Juan de Loxa, homenajeado en la Feria del Libro

El colectivo ha aprovechado esta edición del evento para exigir por enésima vez “la reapertura por la cultura” al gobierno local y autonómico, al que pertenece el edificio. Ya el año pasado, coincidiendo con el acto inaugural, sus integrantes entregaron las llaves de la biblioteca a “las dos administraciones responsables de su olvido”.

“Seguimos reivindicando la gestión pública de Las Palomas con la colaboración ciudadana”, reclamó la plataforma, que lleva desde 2011 luchando contra el cierre de este espacio cultural.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mientras ambas administraciones “se pasan la pelota sin asumir su responsabilidad”, la ciudadanía autogestiona sin recursos su pequeña biblioteca, consciente de la importancia de los libros para “fomentar la Educación y la Cultura” en la zona donde se enclava, una de las más humildes del barrio.

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *