Opinión

¿La LAC es el peor problema de Granada?

¿Es la Línea de Alta Capacidad (LAC) el peor problema que sufre de Granada o un atajo que escoge la oposición ante la escasa rentabilidad electoral de otros peores y su incapacidad de presentar un modelo alternativo de ciudad?

Jose A. Cano
Avatar de Jose A. Cano

Periodista nacido en Sevilla y residente en Granada, que pasó por ello de esaborío a malafollá. Aficionado a los tebeos, a la Historia y a contar lo que pueda. En twitter @jose_cano85.

lac caleta nuevos autobuses granada

¿Son realmente la LAC y el nuevo mapa de autobuses el peor problema que tienen ahora mismo los vecinos de Granada? Si uno atiende a las quejas de la oposición, vía también redes sociales –sobre todo a través de ese fenómeno del troll de partido, que todas las formaciones tienen, algunos con pseudónimo y otros a cara descubierta–, parecería que sí. Las señoras teniendo que aprenderse donde está la nueva parada amenazan con un colapso mayor para la ciudad que el paro y la precarización, la gentrificación, la destrucción del Patrimonio, el urbanismo de locura, la ausencia de un modelo económico sostenible de ciudad –no, el turismo no lo es–, la limpieza que va por barrios o la galopante y catastrófica deuda municipal.

¿Tan mal está el nuevo Plan de Movilidad? ¿Tan poco se ha consensuado? Se ha corregido dos veces y se retrasó y pautó su aplicación, con grandes periodos de uso gratis, para permitir a los ciudadanos adaptarse y conocerlo, después de meses de la concejal Telesfora Ruiz visitando asociaciones de todo tipo y exponiéndose a todas las críticas habidas y por haber, que además ha repetido a posteriori. Y añado que, cosa extraña en este equipo de Gobierno que nos tiene acostumbrados a la mala educación, no con la actitud de quien hace un favor a los ciudadanos, sino entendiéndolo como su deber.

No olvidemos que la LAC y derivados no son un capricho, aunque se pueda criticar su ejecución y, sobre todo, su precio, que ha incluido una de esas jugadas de hipotecar patrimonio municipal a una empresa privada con la explotación de las marquesinas a JC Decaux. Se trata, en fin, de adaptarse a una directiva europea sobre medio ambiente en las ciudades, que ha intentado mejorar el centro de la ciudad reduciendo la contaminación ambiental y acústica. De hecho, aunque no se admita porque hay miedo a esa palabra, es el primer paso para la peatonalización del Centro, que es lo que se está haciendo en todas las ciudades turísticas y patrimoniales de Europa con tamaño y economías como las de Granada.

Se supone, y subrayo el se supone, que las formaciones de la oposición, sobre todo cuanto más a la izquierda del arco nos movamos, defienden un modelo de ciudad sostenible y habitable, respetuoso con el medio ambiente y donde el ciudadano medio, entendido como peatón o comerciante dueño de una pyme, viva más cómodo. Incluso el sacrosanto turista, que preferirá una calle amable, por la que pueda andar y sentarse a la sombra, que un atasco constante, sucio y ruidoso.

Se supone, repito, que IU, UPyD o fuerzas sin representación como Equo o Podemos y/o Ganemos defienden eso. Lo del PSOE, vista su gestión desde la Junta de Andalucía o allá donde gobierna con mayoría absoluta, me van a permitir que lo dude, aunque nuestro ilustre grupo municipal opositor no tenga necesariamente la culpa a pesar del pasado “juntero” de su portavoz.

Pero nos encontramos con argumentos falaces, como que a más tráfico en una calle más afluencia de clientes a los comercios, cuando los estudios y la experiencia, tanto en Granada –calles Alhóndiga o Mesones– como en otras ciudades –Avenida de la Constitución en Sevilla o calle Larios en Málaga– demuestran lo contrario. Sin embargo, aunque los concejales de PSOE e IU o las asociaciones que acuden con ellos a estas protestas son muy conscientes, azuzan un descontento que saben que se basa en la desinformación y los prejuicios.

Otra cuestión es que los ejemplos anteriores impliquen una macdonalización de las calles, es decir, la sustitución de los comercios tradicionales, que son los que crean empleo duradero y de calidad y mantienen el tejido social y la personalidad de las ciudades, por grandes cadenas genéricas, idénticas a las de cualquier otro lugar, que sólo dan empleo basura con sueldos de miseria y contratos ridículos, cuando los hay. Pero en otras ciudades ya se ha aprendido a combatir ese fenómeno, y en Granada no somos más tontos, espero.

¿No hay nada más para criticar? O quizás es que, de nuevo vía prejuicios que nadie quiere combatir porque ser pedagógico no da votos, no hay arrestos para decir en voz alta que el turismo es un modelo insostenible a medio plazo y que realmente no crea empleo. O que la deuda municipal, el mayor problema que encontrará quien gobierne a partir de junio de 2015, ya que tendrá en sus manos un ayuntamiento hipotecado e intervenido por Hacienda, no “vende” bien en los titulares porque implica admitir que no se podrá hacer casi nada el próximo mandato. O que igualmente hay miedo a señalar como el PP se ha dedicado a subastar la ciudad –San Agustín, Serrallo, solar de Recogidas– para no provocar el enfado de los cuatro empresarios que siempre se benefician de ello. O que si se hablase de la Zona Norte en serio habría que empezar por admitir que todas las administraciones, las gobierne quien las gobierne, llevan años dándola por perdida.

Porque si PSOE, IU y UPyD, o los novatos Equo, Podemos y/o Ganemos, en lugar de plantear una crítica argumentada a los problemas evidentes por incómoda que le pueda resultar a determinados sectores de la ciudad, a lo que se dedican es a aferrarse a cualquier decisión controvertida, intentando buscar la veta de descontento para explotarla, independientemente de cuál sea esta y de lo que implique para la ciudad o los vecinos, entonces es que no tienen un modelo que oponer al desastre actual. Simplemente quieren el poder, y luego ya verán lo que hacen.

Y eso sí que es triste y peligroso. Y además no sirve para nada.

Comentarios en este artículo

  1. El Sr. Cano es obvio que coge poco el autobús, difícilmente estará entre los elegidos que para llegar a su precario trabajo o al médico o a la universidad tiene que pasarse medio día en los autobuses. Complicado debe ser para él pensar que hay muchas personas que por motivos laborales o de cualquier otra índole tienen que coger dos, tres o cuatro veces el autobús, y que en ello pasan gran parte de su tiempo; ese que le es tan escaso, pues pueden perder su trabajo si llegan tarde o no llegan a la cita del médico o a tiempo de revelar a un familiar en el cuidado de un dependiente p de un niño. Y también es obvio que no es una persona mayor a la que prácticamente han reducido su movilidad a su barrio. En fin, es obvio que todo esto para el sr. Cano es un problema menor, que son sólo cosas sin importancia que pasan en la vida de los demás. Es obvio que la vida cotidiana no es un tebeo a los que tan aficionado es el sr. Cano.

    Juan María
  2. Si, coincido en que el señor Cano no es usuario del bus, si lo fuera no despacharía con tanta ligereza como superficialidad (impropias del noble oficio que ejerce) , un asunto que está “jodiendo la vida”, asi como suena, a decenas de miles de paisanos y paisanas, no necesariamente todos ni todas malafollás…..Yo no sé si es el mayor problema, lo que si sé es que uno de los mas grandes, y no me venga nadie con que “es una directiva europea bla bla”, la directiva euripea ni habla de LACs, ni de trasbordos, ni de retrasos ni de falta de frecuencias……….Creo que un poquito de menos “subjetividad” para abordar este asunto no viene mal………Sobre el resto de la información, pues cada cjual ejerce su libertad como quiere……….Yo no comparto casi nada, pero esta es la democracia, opinar con libertad, y tambien opinar sobre la opinijon…….

    Chema Rueda
  3. Estimado Sr. Cano, en su articulo de opinión indica lo siguiente: “No olvidemos que la LAC y derivados no son un capricho, aunque se pueda criticar su ejecución y, sobre todo, su precio, que ha incluido una de esas jugadas de hipotecar patrimonio municipal a una empresa privada con la explotación de las marquesinas a JC Decaux”. No entiendo la relación del LAC con la concesión demanial de las vallas publicitarias a JC Decaux. Tampoco entiendo que esta concesión administrativa sea “hipotecar patrimonio municipal”. Le facilito enlace con la licitación, para que informe a la ciudadanía de Granada, sobre el contrato de las vallas publicitarias. http://www.granada.org/contrata.nsf/2d451ae6f1f390ffc125787f00331360/a87b25718a189a49c1257b97002fe201!OpenDocument

    Javier
  4. Muy acertado el artículo. No sé si no se ha entendido o que la gente no sabe leer. Digamos que no viene a decir que la LAC no sea un problema para los granadinos y granadinas sino que NO es el principal problema o la principal preocupación que tenemos en la ciudad. Por cierto, he coincidido muchas veces con el Sr Cano en los autobuses de Granada..la LAC y demás.

    Un saludo

    Esther Sanz
  5. La concejal de Urbanismo, Isabel Nieto, y su homóloga de Movilidad, Telesfora Ruiz, informaron repetidas veces a lo largo de los meses de junio y julio, cuando finalizaron las obras y la adecuación de Gran Vía para el paso de la LAC, que los trabajos se habían realizado a coste cero para el erario municipal a cambio de la concesión administrativa de la gestión de la publicidad de las marquesinas para dicha firma, como sabría cualquiera que leyese la prensa con cierta frecuencia. Es un convenio que no tiene nada que ver con la licitación que usted enlaza y, de hecho, es un año posterior.

    Jose A. Cano
  6. Como es normal en un artículo de opinión, se opina. Pero si me gustaría aclarar algo que si he vivido personalmente: este plan antes de su implantación se ha consensuado lo menos posible. Hechos:
    – en las presentaciones que se hacía en AAVV se explicaba por encima (por lo menos en las que yo he estado), sin entrar en detalles, se explicaba la filosofía que es estupenda de menos contaminación y más facilidad para moverse: cuando se preguntaba nos contestaba, eso si, educadamente, la responsable que los autobuses serían híbridos (al final, diésel) para contaminar menos y que sería mas rápido.
    – Consensuar también es someterlo a información pública y aceptar alegaciones. En la aprobación inicial (creo que por febrero) se da un mes para alegaciones antes de pasar a la aprobación definitiva y el documento que hasta ese momento se había utilizado como información del PMUS se amplía y cambia tanto que se le pidió al Ayuntamiento que ampliara el plazo de alegaciones para poder estudiarlo con más tranquilidad, a lo que el Ayuntamiento, en aras de ese consenso, se negó. Y por último, sería interesante saber cuantas alegaciones se presentaron a ese Plan de Movilidad Urbana Sostenible y cuántas se aprobaron y quiénes las presentaron y a lo mejor ya tenemos una idea más clara del consenso y de las motivaciones por las que se mueven partidos y colectivos.

    Pilar
  7. El artículo recoge la realidad de la implantación de la LAC pero obvia una cuestión que es digna de estudio: Las excusas, rumores y objeciones absurdas a la LAC. Tras el despido masivo de conductores de la ROBER, la colocación de las juventudes pperas como revisores, la ruina y cierre de los comercios de la acera del Darro y el nombre de las líneas, ahora llega la ruina de los comercios de la Gran Vía porque se ha eliminado una parada. La incompetencia del PP es manifiesta en el gobierno de la ciudad, pero es que la oposición es para echarse a temblar.

    Pd. Por cierto, cojo una media de 8 autobuses al día, tanto urbanos como metropolitanos porque NO tengo coche. Así que algo se la situación del transporte en Granada y su área metropolitana conozco. De la anterior y de la actual.

    Emilio
  8. Solo por aportar, y naturalmente sobre la base de que he leido muy bien el articulo y los comentarios….Todas, es decir, TODAS, las alegaciones del PSOE al Plan de Movilidad fueron rechazadas………No obstante, y en un gesto que cada cual valorará como considere, nuestro voto fue la abstención………Compartiendo parte de la filosofia del Plan, era evidente que su puesta en práctica iba a ser, como lo está siendo, un sinvivir..

    .

    Chema Rueda
  9. Creo muy acertado el articulo, y desde mi experincia como conductor, ususario y representante de los traabajadores de Rober, me consta que las alegaciones hechas al plan de movilidad por el comite de empresa tampoco tuvieron cabida en el plan. Sin duda los tecnicos municipales o no, encargados del estudio han fallado y la falta de escuchar antes a todos los que algo saben de esto, los ususarios y los trabajadores.
    Volviendo al presente, despues de la reestructuracion con la entrada de las lineas SN3, SN4 y SN5 la situacion esta bastante mejor y me pueden llover las criticas por defender este plan, que creo que todavia tiene algunas goteras ( c/ Poeta Gracian, la retirada de la U3 los fines de semana y festivos como si de una linea universitaria se tratara, que vuelvan las primeras salidas a las 6:20 etc.)Pero sin duda creo que tiene mas ventajas que inconvenientes, y mejora lo que teniamos antes, a pesar de que perjudica a una gran minoria. Por cierto no ha habido despidos masivos si no todo lo contrario, hemos aumentado la contratacion y se han creado puestos de traabajo, al margen de los revisores, la cual creo que es una subcontrata ilegal y que deberia de ser realizada por personal de Transportes Rober.
    En fin, seguro que no es el mejor plan de movilidad ni ha nacido con el concenso de todos, pero creo que cualquier otro plan ejecutado por cualquier otro gobierno hubiese sufrido parecidas criticas. Somos de tradiciones y los cambios nos dan inseguridad, vamos que somos de mas vale camino conocido… Un saludo.

    Luis Miguel Piñar
  10. Le recomiendo al Sr. Cano que realice una pequeña encuesta de satisfacción entre los usuarios habituales, luego podríamos hacer balance económico de la implantación del plan y de su financiación y la liquidación de EMUVYSSA, para perfilar el artículo podríamos abordar el argumento medioambiental mencionando que los vehículos pasaron de híbridos a diésel por arte de birlibirloque cuando ciudades como París están prohibiendo los motores diésel por ser muy contaminantes. Se podría incluir un gráfico que mostrará la caída de viajeros desde que se implantó. Para darle un enfoque humano al reportaje sería conveniente recabar la opinión de algunos damnificados:
    – Viajero 1: ¡Desde que empezó esta locura llego tarde al trabajo todos los días y a mis compañeros les ocurre lo mismo!
    – Viajero 2: Antes picaba una vez y se acabó, ahora pico cuando cojo el rojo, luego cuando tomo el LAC -si me da tiempo, que algunas veces lo cojo en carrerilla- y por último tengo darle el bonobús al revisor después de haber intentando no poner cara de polizón.
    – Viajero 3: Con el nuevo trazado tengo la sensación de aproximarme a mi destino haciendo maniobras envolventes. Antes la línea recta era la distancia más corta entre dos puntos, ahora si voy en el bus por Camino de Ronda en dirección al Zaidín cuando vamos a llegar el vehículo hace la rotonda del helicóptero y se va hacia el Palacio de Congresos, ¡justo en dirección contraria!
    – Viajero 4: Recuerdo cuando sabías donde paraba el autobús, justo en la parada, no como ahora que en los intercambiadores no hay parada sino una zona bastante amplia donde el bus puede detenerse lo que me obliga a dar una rápida carrera y a mi edad ya no estoy para esos trotes.
    – Viajero 5: ¡Nunca había cogido más taxis en mi vida!
    – Ex Viajero 6: Pues yo he vuelto a coger la moto de mi niño, el que está parado.
    Finalmente y para equilibrar la noticia se podría incluir la opinión de algún usuario que esté a favor…, es cuestión de buscarlo.

    Manuel Morales Cervera
  11. … como usuario de bicicleta como medio de transporte estoy encantado con la LAC. En cuanto a las propuestas echo de menos una que proponga recuperar el cauce del rio Darro hasta el Genil y que marque lo que es la ciudad peatonal de la de los atascos, humos y ruidos…., y luego cada uno tome el recorrido que mas le guste. . . . y bastante de acuerdo con el sr Cano.

    juan raya ruiz
  12. No. El peor problema de Granada no es la LAC, son sus políticos en el gobierno y en la oposición.

    vecina
  13. Yo solo digo que “Alguien tenía que decirlo”, dentro de esta algarabía de oposición y malafollá granaina hay que mirar con un poco más de perspectiva y analizar lo realmente bueno y realmente malo del nuevo sistema (apartando egoísmos propios de mentes cerradas como “es que ahora tengo que andar 100 metros y antes tenía la parada en mi puerta”) y realmente pensar en global, intentando premiar lo bueno y criticar con sentido y de forma constructiva lo malo para que este sea un buen transporte público para todos.

    Francisco Torres
  14. Respuesta a Francisco Torres: Andar 100 m. puede suponer una odisea para un anciano o cualquier persona con movilidad reducida. En los demás casos supone realizar un mayor esfuerzo y más tiempo empleado. En definitiva menos prestaciones y peor servicio por el mismo precio – porque el nuevo plan de movilidad no ha supuesto una bajada del precio del billete, más bien todo lo contrario; al ayuntamiento le supone mayor coste que tarde o temprano se trasladará, con toda seguridad, a los ciudadanos, Es cuestión de tiempo y si no ya veremos después de las elecciones. Yo ya he analizado lo que considero malo del nuevo sistema, ahora te toca a ti hacer lo propio con lo que consideras bueno de forma constructiva, perspectiva y con criterio, porque en tu post anterior se te olvidó.

    Manuel Morales Cervera
  15. Cuando uno critica desde la visceralidad política y el tópico de la calle, lo más probable es que caiga en el ridículo más absoluto con las argumentaciones que se platean. Es tu caso, Manuel Morales Cervera.

    Tendrías que empezar por entender que la medida que toma el ayuntamiento es de obligado cumplimento a instancias de Bruselas. No sé yo si alguna vez os entrará en la cabeza a todos los que criticáis “per se” la implantación de la LAC. Confío en que antes de que me muera alguna vez lleguéis a entender la razón fundamental de su implantación: o se cambiaba el modelo del transporte urbano a su paso POR EL CENTRO de la ciudad o se acababan las subvenciones de Bruselas. Subvenciones que no estaría de más recordar que suponen la partida más importante que recibe el ayuntamiento de Granada tras las de la Junta de Andalucía.

    Como has hecho un análisis ponderado y objetivo de las peripecias de diversos viajeros, me voy a centrar en él.
    Al contrario que el viajero 1, desde que se implementó la LAC llego antes a mi puesto de trabajo. Y es por una cuestión muy sencilla: tramos más cortos de los autobuses que conectan los barrios con la LAC. Alguno se empeña en decirme que no, que llego más tarde. Por sus santos cojones. Pero la realidad es que tardo menos.

    Como el viajero 2 tengo que hacer transbordos, pero llego antes. ¿Cuál es el problema? ¿Me van a salir malformaciones o me va a caer una maldición gitana encima por picar dos veces en lugar de una? Si el viajero 2 siempre tiene que cogerlo a la carrera (ya es mala suerte) tómese un respiro un día y deje escapar el autobús. Le aseguro que en 2-3 minutos llega el siguiente.

    Por supuesto que esto es nuevo. Antes no había que hacer transbordos (en absoluto). Y la satisfacción de esperar en la puerta del bus, mientras está cayendo un chaparrón de tres pares de narices, a que pasen los diez que hay delante y piquen o paguen su billete no tiene parangón alguno. ¡¡Dónde va a parar con sacar el ticket antes y entrar directamente al bus!!
    Lo de los revisores, igual. Antes, “jamás de los jamases”, hubo que entregar el ticket al revisor. Ni el bonobús. Encima ahora todos son de las juventudes del PP. ¡¡Málditos roedores!!

    Claro está que ahora todo es dar vueltas como dice el viajero 3. Cuando antes iba uno por Camino de Ronda y a mitad del camino el bus se ponía a subir por Recogidas, luego por RR.CC, más tarde por la Gran Vía… Ahí no daba ninguna vuelta. Línea recta al cuadrado. O línea recta vanguardista. Por no hablar de esa línea que cogía uno en la parada de la Diputación, en la Avda. Andalucía, se metía por el centro de la Chana… Para volver a salir 100 metros más adelante de la anterior parada en la Avda. Andalucía. No era dar vueltas ni pérdida de tiempo absurdo. Era trayecto extra gratuito que nos regalaba la ROBER a todos los usuarios, trayecto que se apreciaba un montón cuando uno cogía el bus en hora punta y se encontraba la Avda. Andalucía colapsada.

    Evidentemente coger un bus de la LAC en un intercambiador lleva días. Algo obvio porque la extensión de los mismos conecta la ciudad de Granada con Motril, Jaén y Málaga, respectivamente. Además, el viajero 4 aún no se ha dado cuenta que el autobús siempre para al final del intercambiador. Algo bastante difícil de entender. No se preocupe, yo le cuento un secreto: el autobús para al final del intercambiador para que también puedan hacerlo los que van llegando detrás. Y lo hace SIEMPRE así. Si aún no se ha enterado el viajero 4 de la mecánica es porque… Lo vamos a dejar.

    No obstante, el sistema anterior era mucho mejor y más previsible. Paradas por las que discurrían 6 ó 7 líneas y en las que el usuario sabía perfectamente donde iba a parar el autobús. Incluso cuando éstas estaban colapsadas por la acumulación de autobuses. Antes ni había que correr para coger el autobús ni nada por el estilo. Lo iban a recoger a uno a la puerta de su casa (o del trabajo) si era menester.

    Y podría seguir haciendo bromas con sus chascarrillos de bar y los del PSOE-IU (y todos los que se sumen para sacar rédito político). Pero lo voy a dejar para cuando se ponga en funcionamiento el metro. Verá como ahí no funciona nada mal, porque por supuesto ni se han trasladado paradas de autobuses metropolitanos, ni el traslado de éstas ha afectado a negocio alguno, las obras no han obligado a cerrar a decenas de negocios, el tráfico no se va a ver afectado, ni va a suponer ningún despilfarro para el bolsillo de los granadinos. Claro está, para todos aquellos acólitos de la Junta (PSOE-IU). Los del PP, por descontado, se pondrán a contar chascarrillos y chismes de bar en contra del metro como los suyos con la LAC, Manuel Morales Cervera.

    Pd. Por cierto, busquen otra excusa a parte de los ancianos y los inválidos, que si hay unos autobuses en Granada diseñados para los dos colectivos son los de la LAC

    Emilio
  16. Miren, no estoy en casi nada de acuerdo con el artículo del señor Cano, no me gusta el nuevo sistema de transporte urbano. Pero menos aún me gustan algunos de los irónicos comentarios que he tenido que leer más abajo, especialmente el del concejal socialista Chema Rueda. El señor Castro, al que conozco personalmente, es un periodista educado que se toma muy en serio su trabajo y trata cada tema con el rigor y la objetividad que merece. El tono pretencioso y ofensivo en las palabras que este concejal dedica a un periodista como Jose merecen el mayor de mis desprecios y demuestra la arrogancia de una clase política que aun no ha tomado nota del mensaje que le está mandando la sociedad.
    Dicho esto, creo que debemos ser conscientes, señor Castro, que posiblemente estemos asistiendo a uno de los mayores fracasos de este ayuntamiento en la historia reciente de granada. La implantación de este nuevo sistema es un despropósito desde el mismo momento en el que la motivación principal de este cambio no ha sido otra que el ahorro. Un ahorro que, dicho sea de paso no afecta a los márgenes de beneficio de la concesionaria. Por otro lado, no conozco a ningún usuario del transporte público satisfecho con los cambios introducidos.
    No obstante considero positiva la visión novedosa que de esta situación ofrece el periodista y que toca aspectos clave de la lucha política a la que estamos asistiendo de cara a las próximas elecciones. En adelante, para entender el fondo de las informaciones que refieran a asuntos municipales, considero necesario un enfoque en la linea que este artículo señala. Mayo se acerca y la lucha será descarnada

    Manoki
  17. Carta del dia 5 de reyes dirigida a sus majestades los Reyes Magos y al señor alcalde, no entregada en el registro del ayuntamiento por problemas familiares:

    “Queridos Reyes Magos todos los años escribo para pediros cosas para mis nietos e hijos, pero este año aparte de lo que te pida para ellos quiero que esta carta le llegue al señor Alcalde de Granada, pues mis motivos siguen siendo los mismos, referente a que Granada no necesita ni lac , ni tres autobuses para cruzarla ,como le comunique en mi carta del mes de octubre anterior diciéndole que los granadinos no necesitamos tanto autobuses pues que no somos ni China ni Nueva York y que Granada no a estirado como el chicle sigo pensando como granadina lo mismo,Señor Alcalde ya el horario de la noche de mi barrio Camino bajo de Huetór , usted con la señora telefora ha dado media hora más pues es lo más normal que los trabajadores no tengan que irse andando después de nueve horas de trabajo,gracias pero estaríamos más contentos si el S2 antes el 7 fuera derecho al albaizín como ha hecho con otras líneas. Es que nosotros no somos hijos del Ayuntamiento que es el mismo padre de todos? Queridos Reyes no quiero cansaros más espero que traigáis a mi barrio ese regalo porque yo voy a seguir protestando aunque mi Alcalde no se digne a contestar a una ciudadana a su carta, gracias queridos Reyes por darme un año más.✴✴

    Conchi
  18. Ya han pasado unos meses desde la implantación del LAC.. Me da igual si es una imposición de Bruselas o una medida que ha tomado este Ayuntamiento, o sea del partido que sea. La realidad es que yo cojo el autobús todos los días, vivo en un barrio y desde la implantación del nuevo modelo llego más tarde a mi trabajo y a la vuelta, a mi casa. Es muy fácil de entender, tener que hacer transbordo y aún suponiendo que el siguiente (que es de los rojos) viniese justo en ese momento (que no suele pasar) supone una pérdida de tiempo, entre otras cosas porque la mayoría de las veces te tienes que desplazar 100, 200 ó 50 metros, distancia que puede parecer una tontería pero que cuando eres mayor o tienes alguna lesión, deja de serlo (afortunadamente todavía no es mi caso). Hoy por hoy hay zonas que siguen estando mal comunicadas, por ejemplo mi zona (Camino Bajo de Huétor) con zona de Severo Ochoa), ya sea por la combinación de autobuses o porque en hacer ese trayecto se tarde más que andando (lo hemos comprobado). Se han quitado autobuses rojos, me refiero a la frecuencia a primera hora de la mañana. Conozco diariamente a personas que tienen que coger 3 autobuses para llegar a su trabajo, 3 ida, 3 vuelta. En la parada del Humilladero para coger el LAC, confluimos varios autobuses de los rojos, además de la gente que vive en la zona y coge directamente el LAC. El resultado es que vamos como bestias dentro del autobús, si encima es un día lluvioso se convierte en una odisea, metiéndonos unos a otros los paraguas que están chorreando. Si desde mi barrio quiero ir al centro en autobús, o bien me tengo que bajar en Manuel de Góngora y caminar 300 metros (que insisto, no puede hacerlo todo el mundo o puedes venir cargado, etc) o te tienes que bajar en Congresos y allí coger un LAC, con lo que el tiempo de trayecto aumenta un mínimo de 15 minutos. Sí, el LAC no es el único problema de esta ciudad, ni mucho menos, pero hoy día es un problema para muchos, no una minoría, de ciudadanos que dependemos del transporte público.

    Adela
  19. […] “Encima de que es más caro, no mejora el servicio”, critica la concejal de UPyD. En esa misma línea se pronuncia el resto de grupos de la oposición, que ha hecho de la ‘bandera de la LAC’ el principal caballo de batalla de la precampaña electoral. […]

    Ledesma: "La Rober quita dinero a los granadinos"

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *