Los vecinos quieren su gimnasio al aire libre

Los vecinos del bajo Albaicín reclaman los aparatos de gimnasia que a principios de julio el Ayuntamiento de Granada retiró de la explanada del Rey Chico. No encuentran explicación a la tardanza en reponerlos y muestran su malestar por la falta de respuestas.

Rey-Chico-Gimnasia

Belen, Yolanda y Manuel, en el centro, usuarios de los aparatos de gimnasia del Rey Chico.

“Hemos recibido su incidencia con clave IHESBIBJFTFECQA,  la cual se está evaluando para su solución. Gracias por su colaboración”. Así funciona el protocolo de comunicación que ha puesta en marcha el Ayuntamiento de Granada para dar respuesta a los problemas de los ciudadanos; en este caso, para evitar una respuesta a los muchos vecinos del bajo Albaicín que casi un mes después desconocen los motivos que llevaron al gobierno municipal a desmantelar –de la noche a la mañana y sin previo aviso- los aparatos de gimnasia de la explanada del Rey Chico.

A Belén López, una de las usuarias que acudía con cierta asiduidad a realizar su tabla de ejercicios,  le gusta que le hablen “clarito”, si puede ser en “castellano”. Reconoce que se quedó “muy fría” cuando recibió en su móvil el mensaje que encabeza este artículo. Lo sorprendente es que se venda como un servicio ciudadano de resolución de incidencias. La Asociación de Vecinos del Bajo Albaicín obtuvo parecida respuesta y exigió por escrito en la última Junta Municipal de Distrito que se le facilitaran las explicaciones oportunas sobre la desaparición de los aparatos biosaludables.

“He vuelto a llamar hoy [por ayer] y me han dicho que la empresa los está restaurando, cosa que me sorprende porque estaban totalmente nuevos”, asegura Belén que acude a la cita de GranadaiMedia en el Rey Chico en compañía de otros dos usuarios también molestos por la decisión, Yolanda Domínguez y Manolo Polo.

A Yolanda, el ejercicio físico que realizaba en la explanada le aliviaba los problemas que padece en las articulaciones. Por prescripción médica le aconsejaron realizar deporte, una práctica que ahora ha tenido que aparcar porque su economía no le permite ir a un gimnasio. Al igual que Belén llamó en varias ocasiones al Ayuntamiento, pero no obtuvo respuesta. Teme que pretendan hacer lo mismo que con el autobús que circulaba por la Carrera del Darro antes de su peatonalización, “desmantelar otro servicio público”.

Manuel Polo coincide con esta última apreciación, convencido de que “se quiere echar a los vecinos del barrio”. Aprovecha para denunciar  que, con el nuevo plan de movilidad, una de una de las líneas de autobuses, la 31, no bajará hasta el Paseo de los Tristes, lo que refuerza su tesis de que pretenden “incomunicar” a los vecinos.

También denuncian el abandono del río Darro. Ayer mismo Belén fue testigo de la presencia de ratas en las inmediaciones del puente de la Espinosa, en la Carrera del Darro, donde los vecinos ya han denunciado en más de una ocasión el vertido de aguas fecales.

Los afectados dicen estar hartos de que no se les dé explicaciones, ni siquiera cuando acuden a la Junta Municipal de Distrito. No saben qué versión es la buena: si los aparatos están siendo restaurados o si los van a renovar, incorporando también bancos y un aparcamiento para bicis, que fue la única respuesta que el área de Mantenimiento dio al grupo municipal de IU, en ningún caso a los vecinos.

(31-7-2012)

Críticas de Izquierda Unida

La concejal en el Ayuntamiento de Granada por IULV-CA, Maite Molina ha criticado hoy la forma de actuar del equipo de gobierno dirigido por José Torres Hurtado “al margen de los ciudadanos, haciendo las cosas a golpe de impulsos y sin informar previamente a los vecinos”. La edil se refiere a la “desaparición” de los aparatos de gimnasia con los que los vecinos del bajo Albaicín contaban hace un mes y que a día de hoy, “ni se les ha informado dónde están, ni qué va a pasar con el parque, ni para cuando se prevé algún tipo de actuación”.

Maite Molina recibió la queja al día siguiente de desaparecer estos aparatos de gimnasia y en seguida desde su grupo municipal hicieron las gestiones pertinentes “nos dijeron que se quitaban provisionalmente para aumentar el equipamiento del parque, con más aparatos, aparcamiento para bicis y bancos para sentarse y que en una semana sabríamos el plazo para la renovación del gimnasio al aire libre con más equipamientos, a día de hoy, y tras hacer nuevas llamadas ayer, nadie sabe contestar a las preguntas de IU, que nos iban a resolver en una semana y solo nos comunican que los aparatos están en un almacén”.

Para Molina esto es  otra muestra más del modo de hacer del equipo de gobierno del PP, “gobierna al margen de la ciudad, impone las medidas, y, lo peor, es que no cree en absoluto en la participación e información ciudadanas, porque si es cierto que van a hacer mejoras en el Rey Chico ¿porqué no lo comunican a los vecinos del bajo Albaicín? ¿Qué trabajo les costaba, tomando esta decisión de la noche a la mañana, sin previo aviso, colocar un cartel en la plaza para que los usuarios de estos aparatos de gimnasia supieran que ya no iban a estar disponibles, el  motivo, el plazo de reposición, y evitar las molestias y desplazamientos innecesarios a una zona para hacer deporte donde los aparatos han desaparecido?”.

(2-8-2012)

 

Comentarios en este artículo

  1. Imposible vivir en el Albaicín con niños… a mí me ‘ha echado’ el ayuntamiento. Volveré cuando sean mayores y esté viejita, pero no tanto como para tener problemas de movilidad, porque así tampoco… qué pena

    esther

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *