Maka, el rapero de Almanjáyar

‘Dvende’ es el nuevo trabajo de Maka, un rapero que conocimos hace muchos años en la cárcel de Albolote y del que rescatamos esta entrevista elaborada y publicada apenas un mes después de su salida de prisión.

Maka, rap, Polígono Norte Almanjáyar

Francisco Javier Rodríguez Morales, conocido en la escena rapera como Maka, salió en libertad condicional el 5 de enero de 2014, después de cumplir tres de los cuatro años de condena por el atraco a un salón de juego y posesión de hachís. El tiempo suficiente como para componer numerosas canciones, algunas de las cuales se han plasmado en ‘P.N.A.’ (siglas de ‘Polígono Norte Almanjáyar’).

Maka PNA, Almanjáyar, rap, Maka

Portada de la nueva mixtape.

Una imagen de decenas de zapatillas colgadas de un cable de alta tensión del Poblado, con bicicleta incluida, le ha servido para ilustrar su nueva mixtape -recopilación de canciones grabadas de manera artesanal para ahorrar costes- que ha colgado en sus redes sociales para descarga gratuita. Maka acaparó la atención de los medios cuando grabó ‘A la sombra de la realidad’ (LNAI Records) mientras cumplía su pena en la cárcel de Albolote. Incluso participó en el documental ‘Esperanza se escribe con H’ que protagonizaban raperos recluidos en distintas cárceles españolas. La relativa fama que adquirió en esos días no le proporcionó éxito ni prebendas dentro de prisión, pero sí le sirvió para creer en lo que estaba haciendo.

“La música siempre ha sido mi válvula de escape, no sólo en la prisión, también  antes de que pisara la cárcel”, reconoce Maka durante la primera entrevista que concede desde que disfruta de la libertad.

La conversación tiene lugar en el descampado abandonado que él llama el “campo de los burros” y que no es otro que el solar donde se levantará la ciudad deportiva del Granada CF. “Territorio comanche”, apunta de forma gráfica.

Maka: rap y flamenco

Catorce temas se incluyen en ‘P.N.A.’, el disco que ha dedicado a su barrio y donde fusiona el rap con toques soul y quejíos flamencos, un estilo que rompe con los patrones del rap más purista pero que cada vez –opina- tiene más adeptos.

“El flamenco lo llevo en las venas. Mi abuelo fue cantaor y tengo primas que bailan flamenco. En mi música siempre ha estado esa picardía del flamenco”, explica Maka, seguidor incondicional de la Mala Rodríguez pero también de grupos flamencos que no siempre fueron comprendidos por su atrevimiento, como fueron los casos de Ketama y la Barbería del Sur.

Fotografía y y video: Jesús Ochando

Descaro no le falta. Entre rejas se atrevió a adaptar una de las canciones de Bob Dylan , ‘Knockin’ On Heaven’s Door que el grupo formado por presos y un funcionario de prisiones, Los Condenados, tituló ‘Abriendo las puertas del cielo’, donde Maka hace suya en una emotiva dedicatoria a su madre.

Maka no deja de hacer rimas y buscar juegos de palabras que encajen como piezas de un puzzle complejo. “Las mejores –dice- me salen del tirón”. Encuentra  inspiración en la “cruda realidad” de su barrio pero también en momentos que se escapan del infortunio o la adversidad. “He querido reflejar en varias canciones cómo es este barrio; también el amor, el desamor, las trampas, la maldad, la risa, las fiestas…”. “No me quiero andar por las ramas, en mis canciones reflejo la realidad que nos ha tocado vivir. No somos ni mejor ni peor que otra gente, tan solo que sufrimos esta realidad y a veces no nos comportamos como esperan”, añade.

Él se crió y creció en Rey Badis, un barrio azotado por el paro, el absentismo escolar y la inseguridad. Un barrio con apenas oportunidades que, cuando se presentan, no resultan suficientes para escapar. Maka asegura haber aparcado la vida “golfa” para centrarse en la música y su familia. Será padre por segunda vez en los próximos meses y tiene claro que debe agudizar el ingenio para vivir de lo que más le gusta: la música.

“La música siempre ha sido mi válvula de escape, no sólo en la prisión, también  antes de que pisara la cárcel”

Con la sociedad que ha formado con su productor, Vicente ‘El Vizio, ya  ha logrado en poco tiempo que sus temas se muevan en distintos foros especializados y redes sociales. En el estudio casero de este último engendran nuevas canciones que de inmediato se suben a la nube para comprobar su aceptación.

Ahora  quiere dar un concierto en Granada pero prefiere esperar a que “las canciones calen” entre el público. En su memoria atesora el recuerdo  imborrable del concierto que ofreció en la sala El Tren tras un permiso especial de Instituciones Penitenciarias, donde sintió el apoyo de su familia y amigos. Los mismos que un día le dedicaron un grafiti a la entrada de Peligros con el talego de fondo y un mensaje que ya se ha cumplido. ¡Free Maka! Fue pisar la calle y grabar ‘Un sueño hecho realidad’, un canto de libertad dedicado a todos ellos.

Grafiti dedicado a Maka

Grafiti dedicado a Maka

Para seguirle las pista:

(Reportaje publicado en febrero de 2014)

Comentarios en este artículo

  1. Otra gran historia. Lo has vuelto a hacer, amigo. Enhorabuena.

    Guillermo Ortega
  2. Siempre que descubro algún cantante que me llega y me eriza la piel,busco y leo todo lo relacionado con el y en tu caso Maka PNA ha sido una experiencia muy gratificante el leer esta biografía tuya,se dice que no hay mal que por bien no venga y ese ha sido tu caso amigo,bendito atraco y bendito hachís que te llevó al lugar donde recapacitaste como persona y te resiste como ser humano,nació un artista dentro de la cárcel y yo que te descubrí hace muy pocos meses te puedo decir que soy la fan número 1 tuya ..que eres grande,que tu voz me encanta,y que el pasado es solo eso “pasado” .

    Me gustas mas de flamenco que de rapero, pero igual escucho todo lo que haces porque sencillamente me llegas y es lo que importa, saludos!

    Martica
  3. bendito seas Maka!!!valió la pena el atraco y valió la pena ir a la cárcel porque fue ahí donde te encontraste como persona y como músico,a veces no hay malque por bien no venga.

    martha matias perez

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.