Pasión por los trenes

Medio centenar de socios integran la Asociación Granadina de Amigos del Ferrocarril y el Tranvía, con sede en el Cerrillo de Maracena. Sus miembros se reúnen cada jueves para hacer circular sus trenes y recuperar la memoria del ferrocarril con proyecciones audiovisuales, charlas y lecturas.

Socios de Agraft

Alejandro Vega (i) y Carlos Peña observan la maqueta del primer tranvía urbano que llegó a Armilla

Los ojos de Alejandro Vega brillan mientras recuerda aquel primer contacto con la locomotora. Era una máquina de vapor que paraba justo en frente de su casa, situada muy cerca del tranvía y de las vías del tren. “Salía del colegio y me iba directamente allí con los maquinistas”, explica, mientras revela con sus palabras una pasión que comenzó a forjarse desde su más tierna infancia.

Ahora, Alejandro es vocal de Agraft, la Asociación Granadina de Amigos del Ferrocarril y el Tranvía, con sede en el Cerrillo de Maracena. La organización nació en 2007, tras varios años de vacío asociativo tras la muerte  Fernando Aspiroz, presidente del Club Alhambra y fundador de la Federación Española de Asociaciones de Amigos del Ferrocarril (FEAAF). En la actualidad, alrededor de 50 socios se reúnen cada jueves en un local situado en la calle Sillerías para hacer lo que más les gusta: hablar de trenes, rescatar la historia del ferrocarril y poner sus máquinas a circular.

Cada socio lleva sus propias máquinas a la sede, donde cuentan con dos maquetas a escalas H0 y 2N, y una tercera, privada, a escala G (1/22). Allí ponen los trenes en marcha y los controlan con un mando desde el que se regula la velocidad, la dirección y el funcionamiento de las luces. Entre los socios, algunos de ellos ferroviarios, “hay quien tiene hasta 200 locomotoras”, explica Alejandro Vega. “Hay uno que tiene todo el material de Renfe, y otros prefieren las máquinas inglesas, alemanas o francesas”, añade.

En la asociación se desarrollan también otras actividades, según explica el presidente de Agraft, Carlos Peña. “Aprovechamos cualquier efeméride relacionada con los trenes para realizar exposiciones, proyecciones temáticas y actividades orientadas a  rescatar la historia del ferrocarril y el tranvía en Granada”, una historia que “ni siquiera está escrita”. Pese a su juventud, Carlos (hijo de ferroviario) preside una organización en la que la reivindicación también tiene cabida, especialmente en una zona marcada por la falta de inversión, el abandono de proyectos y las deficientes infraestructuras.

Maqueta de trenes y estación

Recreación presentada en una concentración de módulos. FOTO: Agraft

Entre sus demandas, figuran la reapertura de líneas cerradas, la puesta en valor del patrimonio ferroviario o el desarrollo de iniciativas turísticas a partir del tren. La última movilización protagonizada por Agraft fue el desarrollo de una campaña contra el derribo de la estación del Sur de Granada, un edificio centenario con gran valor histórico.

También realizan tres o cuatro viajes en tren al año y, en la actualidad, están preparando una reconstrucción de la línea ferroviaria de Granada-Antequera a partir de módulos individuales de 1,20. Se trata de una especie de paneles estandarizados sobre los que cada socio recrea una estación, un muelle de carga o un paisaje, y que más tarde se ensamblan para construir el recorrido completo.

Después, en las concentraciones de módulos que se celebran a nivel autonómico o nacional, cada asociación lleva su particular montaje, que normalmente recupera la estructura ferroviaria de su tierra, y se ensamblan. Los fabricantes de los codificadores han incluido una función en los mandos para poder transmitir de uno a otro el número de locomotora. “Este sistema permite que si, por ejemplo, nuestros módulos empalman con los de Almería, podamos pasarle los datos de nuestros trenes para que, al llegar a su parte, sigan circulando y ellos asuman su control”, detalla Vega. De este modo, se puede ver a un mismo tren pasando por distintos sitios hasta completar 200 metros de recorrido.

La reconstrucción a escala de las estaciones, locomotoras, vagones y tranvías requiere un trabajo minucioso que sólo con pasión y paciencia puede llevarse a cabo, y también un trabajo previo de investigación que garantice la fidelidad de la maqueta. Alejandro Vega ha realizado una réplica del primer tranvía urbano que llegó a Armilla, en 1908, a escala 1/22. Carlos Peña se ocupó de buscar los planos originales en el archivo del Ayuntamiento, y Alejandro construyó la maqueta en chapa, con un revestimiento de madera que imita las duelas que tenían los tranvías de entonces.

Poco a poco y con pequeños gestos, este grupo de amantes de los trenes va rescatando la memoria del ferrocarril en Granada, una historia dispersa que, gracias a la labor de Agraft, va tomando forma y ocupando el lugar que le corresponde.

(29/07/2011)

 

 

 

 

 

Comentarios en este artículo

  1. Es magnifica la maqueta del trnavía de Armilla.¡Enhorabuena! A ver si os animais y haceis una maqueta de los tranvía en azul y blanco. Saludos

    Natalio Garcia Ballesta
  2. Hoy, casi todos los ferroviarios tienen conexion via internet, luego en giro comunicacion, debereis publicitar esta asociació
    n para de esta forma seguir la ruta de estos aficionados incondicionales. Me gusta y yo he sido ferroviaio, mi padre, mis tios, mi abuelo y por ultimo mi esposa recientemente prejubilada.

    bubu
  3. Bueno, amigos. desde el blog de Juan carlos Garcia de los Reyes, en IDEAL y despues de vuestro comentario, que agradezco, os encontre en la web. Aca me teneis y espero vuestra respuesta. Soy un amante de Granada, de los negros trenes y amarillos tranvias y toda su gente. Os espero en lo que pueda ser util. GRACIAS

    Paco Pipó Rivera
  4. Estoy buscanco fotos antiguas de la estacion de Albolote,en las que se vea tanto la estacion como la casilla del guadabarrera

    Antonio Montijano

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.