Un pulso entre la pública y la concertada

El proceso de escolarización ha pillado entre dos aguas a la Delegación de Educación. En medio de la campaña electoral, los padres demandan más plazas en la pública y el gobierno local del PP, el apoyo a la concertada.

ampa ceip santa juliana escolarización

La AMPA del colegio público Santa Juliana ha protestado esta mañana frente al centro escolar de la Chana por lo que entienden es una discriminación hacia la escuela pública. Lola López Zamora, presidenta de la asociación de madres y padres del centro, explica que de las 200 plazas que se ofertan de nueva escolarización, para 133 matriculaciones previstas, 150 son para la concertada y sólo 50 para la pública, una adjudicación que contradice, al menos en apariencia, el discurso de la administración autonómica.

“Es cierto que Educación no rechaza la creación de nuevas líneas si hay solicitudes, pero lo cierto es que las familias apuestan cada vez más por los colegios concertados”, lamenta la presidenta de la AMPA, que alerta sobre la tendencia hacia la creación de ‘guetos’ en los colegios públicos por el elevado ratio de escolares inmigrantes que se concentra en ellos.

“Ningún niño o niña se va a quedar sin escolarizar en la enseñanza pública”, asegura al otro lado del teléfono la delegada de Educación en Granada, Ana Gámez, que achaca el descenso en las matriculaciones a la baja natalidad a consecuencia de la crisis económica. “La mayoría de nuevos nacimientos en este distrito se produce en el entorno de Cerrillo de Maracena y Parque Almunia”, asegura, y reafirma la voluntad del Gobierno autonómico de abrir  nuevas líneas en los centros públicos si las solicitudes de matriculaciones así lo justifican.

Demasiada oferta concertada

En La Chana, uno de los ocho distritos de Granada capital, hay cuatro colegios concertados frente a dos públicos. No es el único barrio donde la proporción es ‘desproporcionada’. En Norte, un barrio con elevado porcentaje de paro y con muchas familias en riesgo de exclusión, hay ocho colegios privados concertados frente a cinco públicos. De hecho, uno de los carteles que enarbolaban las madres y padres concentrados esta mañana en La Chana aludía a que casi el 70% de los escolares de Granada capital está matriculado en centros privados que tienen firmado el concierto con el Gobierno andaluz.

A este dato la delegada de Educación contrapone otro: “el 82% de los escolares de la provincia va a colegios públicos”. Gámez asegura que esta alta concentración de centros privados, sobre todo en la capital y en grandes núcleos urbanos de la provincia (como en el resto de Andalucía), obedece a los intereses económicos de estos centros, que se concentran en grandes núcleos donde hay más posibilidades de matriculaciones.

Educación se muestra convencida de que una vez finalizado el proceso de matriculación (abierto durante todo el mes de marzo), ninguna familia que así lo solicite se va a quedar sin plazas en la enseñanza pública. “La querencia de esta ciudad por la concertada es muy antigua”, explica Gámez, que prefiere no opinar “sobre el conservadurismo de Granada” y reivindica que en los últimos siete años “no se han abierto nuevas líneas en los colegios concertados de la provincia”. “Al contrario, se han cerrado nueve”, indica.

Para los padres el principal inconveniente está en el decreto de libre elección de centro educativo y en las “facilidades” que tiene la enseñanza privada para “elegir” a sus alumnos. Gámez rechaza tales aseveraciones, pero reconoce que las escuelas concertadas deberían “hacer mayores esfuerzos por la integración”.

En opinión de la AMPA del Santa Juliana, esta tendencia está dándole la vuelta al sistema y convirtiendo de hecho a “la educación pública en subsidiaria de la concertada”, cuando debería ser a la inversa. De trasfondo, el ya viejo asunto de la creación de ‘guetos’ en la educación pública, que la propia Junta de Andalucía anunció en 2010 que tenía “los días contados”.

Otro pulso desde el Ayuntamiento

Las madres y padres del Santa Juliana tienen previsto continuar con su movilización esta semana, con concentraciones frente a la Delegación de Educación. Quieren una explicación convincente sobre la existencia de mayor oferta de plazas para los colegios concertados por encima de la de los centros públicos.

No es el único frente abierto de Educación en la batalla pública / concertada. El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Granada, que gobierna con mayoría absoluta, ha presentado también hoy una moción que llevará al próximo pleno en defensa de la educación concertada, en la que pide que la Junta de Andalucía garantice “el derecho de las familias granadinas a la libre elección de centro”, rechaza la supresión de unidades en la concertada y aboga por que la administración autonómica salde la deuda que mantiene y abone el servicio cuando se genere el gasto y no a posteriori.

A Educación le ha pillado el proceso de escolarización en medio de la campaña electoral, un río con dos corrientes que debe intentar cruzar convenciendo, con hechos más que con intenciones, al menos a una de ellas.

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *