Un paseo pendiente por la historia del Albaicín

El Ayuntamiento y la Junta de Andalucía parecen dispuestos a retomar en 2012, después de cuatro años de parón, la primera fase del paseo que discurrirá entre el Arco de las Pesas y el Aljibe del Rey. El edificio en aljibe de la Gitana que sirve hoy de sede vecinal será demolido.

Torreón-arco-de-las-Pesas-Albaicín

Se restaurará el torreón del Arco de las Pesas y los restos hallados en el interior del futuro paseo.

Más que un paseo por la historia del Albaicín, la actuación prevista en el entorno de la muralla zirí (siglo XI) cuenta con su propia historia de despropósitos. Con un camino lleno de obstáculos que certifican la cortedad de miras de las administraciones competentes en su recuperación y el escaso interés hacia el legado de nuestros antepasados. Pero hay cuestiones que no se pueden demorar por más tiempo, por mucho que la crisis asfixie a las administraciones.

Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Granada parecen dispuestos a retomar en 2012 una actuación que lleva paralizada cuatro años, para la cual ya se libró en su día la inversión necesaria que incluía la adecuación de la primera fase del paseo lineal entre el Arco de las Pesas y el edificio del Aljibe del Rey, hoy sede de la Fundación Emasagra. Será este espacio el que se recupere con los 2,3 millones de euros que destinarán al 50 por ciento ambas administraciones con el compromiso de no disparar el gasto.

En realidad, la intervención se queda a medio camino teniendo en cuenta que quedaría por adecentar la segunda fase del paseo por el entorno de la muralla zirí, en concreto el camino que discurre entre la deteriorada Puerta de Monaita y el Aljibe del Rey.

El Ayuntamiento de Granada ya ha consignado su parte correspondiente de la inversión en los presupuestos de 2012 y sólo queda que la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía haga lo mismo y apruebe el proyecto de la primera fase, previsto para los próximos días, al objeto de que luego la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA) saque a licitación una obra que tiene un plazo de ejecución de 18 meses.

plano-paseo-muralla-ziri

Plano en el que se muestran los restos arqueológicos.

Lo curioso es que esta actuación ya se recoge como una prioridad en el Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Albaicín, que data de 1991. Fue a partir de las excavaciones arqueológicas que llevó a cabo en 1982 el sacerdote Manuel Sotomayor cuando se tomó conciencia de la importancia de los hallazgos en el entorno del torreón del Arco de las Pesas. Bajo la superficie se descubrieron restos de una antigua muralla de la Granada íbero-romana, anterior a la Granada musulmana,  que “contribuyen a explicar el origen de la ciudad”, según explica el arquitecto del proyecto Eduardo Zurita, quien elaboró en el año 2000 el anteproyecto.

La intervención contempla la conservación y protección de los restos arqueológicos, así como la restauración del torreón y de la muralla interior para evitar que se siga degradando. Lo que se pretende, según Zurita, es “recuperar un espacio para el disfrute de los vecinos y turistas, que incluya un museo arqueológico al aire libre que nos ayude a comprender nuestra historia”.

Para preservar el yacimiento arqueológico en el entorno del torreón cercano al Arco de las Pesas, el proyecto de recuperación que en 2006 empezó a ejecutarse introducía una pasarela flotante que discurría de forma paralela y, sin apenas distancia, con la muralla zirí.

edificio-muralla-ziri

El edificio, hoy sede vecinal, será derribado.

A Cultura no pareció gustarle cómo se había resuelto el intento de sortear los restos arqueológicos y tomó la decisión de paralizar la obra y buscar una alternativa. Cuatro años después, el Ayuntamiento de Granada ha accedido a demoler el edificio situado en la calle Aljibe de la Gitana que comparte la asociación de vecinos del Albaicín, la banda de música, una asociación de boy scout y los encargados del centro de Guadalinfo.

En el nuevo proyecto la pasarela desaparece gracias al acceso que se habilita en el lugar que hoy ocupa el edificio vecinal. Según los técnicos de EPSA, la intervención contempla un cambio de alineación de la calle, un estrechamiento que no entorpecerá el tráfico rodado. Lo que sí se descarta es la instalación de una valla transparente a lo largo del recorrido. Se prefiere la tapia albaicinera aunque en algunos tramos se colocará una celosía metálica que “insinúe vistas del interior que resulten atractivas”. Habrá varias puertas de acceso, adaptadas también a minusválidos.

En el interior del paseo se aprovechará la cimentación realizada durante las obras de 2006 y, además de restaurar y proteger los elementos arquitectónicos más valiosos, se establecerá un perímetro o zona de reserva para futuras investigaciones arqueológicas. También se tratará de recuperar los restos hallados en la parte trasera del aljibe del Rey, donde se sospecha que pudo haber un postigo o una puerta interior cuya antigüedad está por determinar. Es aquí donde culminará la primera fase de un proyecto mucho más ambicioso que llega hasta la Puerta de Monaita, cerrada a cal y canto desde hace décadas y degradada por las múltiples pintadas de grafiteros sin escrúpulos.

Comentarios en este artículo

  1. Una intervención integral en sus murallas es lo que necesita el Albayzín. Mientras, los del Milenio “obsequiaban” ayer a los viandantes del Paseo de los Tristes y de sus terrazas con una espectacular humareda. Cada vez se superan a si mismos.

    Carmen
  2. El Milenio es una tomadura de pelo, un invento oportunista del entonces presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves. Un despilfarro de dinero público, un engañabobos… Esa es mi opinión.

    Carmen, gracias por tu comentario.

    Álvaro Calleja

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.