Mestizaje para romper barreras

Casería de Montijo hace de la integración su bandera en la XXI Fiesta de la Interculturalidad. Los vecinos se han acercado a las tradiciones de distintos países a través de originales talleres y juegos interactivos.

xxi fiesta de la interculturalidad

Durante la fiesta mayores y pequeños han disfrutado de distintos juegos.

“Muchas Culturas, una sociedad. Muchas lenguas, una sola voz”. El lema ha presidido la XXI Fiesta de la Interculturalidad, que ha convertido este 12 de junio la integración y el mestizaje en banderas de Casería de Montijo, uno de los barrios del distrito Norte donde conviven más culturas.

El encuentro, promovido por el Foro por la Defensa de los Derechos de los Inmigrantes de Granada, ha permitido a los vecinos acercarse a las tradiciones de distintos países y desterrar estereotipos a través de originales talleres y juegos interactivos. Precisamente para derribar prejuicios, en la plaza Roja, donde se ha organizado la celebración, ha abierto sus puertas una singular biblioteca humana contra la islamofobia. En sus ‘estanterías’ se podían consultar cuatro libros encarnados por vecinos musulmanes que han respondido a consultas acerca del terrorismo, la relación entre el islam y la mujer; sobre si los musulmanes quieren cambiar nuestra cultura o por qué hay mezquitas aquí y no iglesias allí. De esta forma el público ha podido despejar dudas y falsos mitos que afectan a esta religión.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A la iniciativa, propuesta por la asociación Pro Derechos Humanos, se han sumado otros muchos talleres organizados por los distintos colectivos que conforman el foro por la defensa de los Inmigrantes. Así, Amnistía Internacional ha plasmado a través de barcos de papel el drama de las personas que arriesgan su vida para escapar de la pobreza tratando de cruzar el Mediterráneo. La ONG ha aprovechado la ocasión para enseñar papiroflexia a los pequeños y explicarles de forma didáctica lo que sucede. Al mismo tiempo ha difundido entre los adultos la campaña ‘No más muertes en el mar’, con la que exige al gobierno de Rajoy que cambie “sus políticas de emigración”, explica Ángeles Giménez, coordinara local de AI.

Otras asociaciones como Azulejo, que promueve la interculturalidad a través de la educación y el arte, ha ensamblado junto a los niños puzzles gigantes de paisajes para desmontar estereotipos al adivinar posteriormente su origen. Sus monitoras han hecho desfilar, además, seres mitológicos y deidades de otras culturas con los que los participantes han construido imaginativas historias.

También se ha enfocado a la infancia el taller de pintura tribal de Aspa, que ha dibujado en los rostros de los pequeños motivos de pueblos indígenas de América Latina y África para explicarles sus tradiciones. Los sabores del mundo han protagonizado, por su parte, el taller de Proclade Bética (Promoción Claretiana para el Desarrollo), una oportunidad única de conocer los platos tradicionales de cada país y sus ingredientes.

Con un gigantesco juego de la Oca Internacional Acción en Red ha ofrecido información relativa a derechos humanos, gastronomía o costumbres de distintos puntos del mundo en cada casilla. Este trivial planteaba retos “como abrazar a alguien de la plaza, bailar en su compañía o hacerle una foto”, indica Basma Belcaid, integrante del colectivo.

La interculturalidad ha tenido su nota musical gracias al taller de bailes latinos y flamenco, que ha mostrado pasos para seguir estos ritmos, o el de instrumentos, con el que la asociación La voz de África y afrodescendientes ha enseñado las bases para tocar el xilófono y el tantan.

Como de costumbre en esta celebración, el público ha compartido el tradicional te con pastas. “El objetivo de esta fiesta, que por segunda vez se traslada a Norte –el año pasado se festejó en el Zaidín-, es aprender de otras culturas”, señala Domingo Gómez, integrante de la asociación Pro Derechos Humanos. “Es una forma de conocernos jugando, bailando y compartiendo momentos juntos. Nos aceptamos así como diferentes pero iguales”, agrega Miguel García, de este mismo colectivo. Según defiende, la sociedad debe caminar hacia la interculturalidad, la mezcla y el mestizaje para enriquecerse con la integración “rompiendo las barreras que nos separan”.

Comentarios en este artículo

  1. Me ha gustado bastante el artículo de Lorena sobre la fiesta de la Convivencia y la Interculturalidad que hemos tenido en la Zona Norte, esta vez en Casería de Montijo. Para mí, ha sabido resumir muy bien, lo que se pretende con esta fiesta.
    Creo que es importantísimo que salgan artículos de este tipo, difundiendo cúantas cosas buenas y positivas se hacen también en la Zona Norte y con la colaboración de los vecinos.
    Muchas gracias a granadaimedia por su compromiso con nuestros barrios y animo a otros medios de comunicación a hacer lo mismo.
    Adelina Martín (vecina del barrio e integrante de la Asociación Pro Derechos Humanos).

    Adelina

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *