Barrio ‘inteligente’ sin fibra óptica

Los vecinos del Albaicín y el Sacromonte entienden que un barrio ‘inteligente’, como el que se quiere implantar con el ‘Human Smart City’, no puede permanecer por más tiempo sin cobertura telefónica y con miles de antenas.

alhambra-antenas

Las antenas de varias viviendas del Albaicín afean la visión de la Alhambra.

Los vecinos del Albaicín y el Sacromonte han reclamado al gobierno municipal que instale fibra óptica en ambos barrios aprovechando que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a través de la empresa pública Red.es, ha concedido una subvención superior a los 600.000 euros para convertir el Albaicín en el primero de los barrios ‘inteligentes’.

El anuncio del gobierno local de la inminente puesta en marcha del proyecto ‘Human Smart City‘, una experiencia piloto para dotar de nuevas tecnologías al barrio que faciliten la «movilidad y accesibilidad»,  no ha servido para entusiasmar a unos vecinos que no acaban de ver las bondades.

El jueves lo pudo comprobar el concejal Economía y Hacienda, Francisco Ledesma, que acudió a la Junta Municipal del Distrito del Albaicín celebrada en El Fargue para explicar el proyecto y recabar las aportaciones vecinales.

Sobre la marcha el vocal de la Asociación de Vecinos del Albaicín, Alejandro Caballero, y el portavoz del colectivo vecinal del Sacromonte, Fran Ballesteros, solicitaron que se aproveche el dinero para eliminar antenas y dar cobertura telefónica y televisiva -mediante la instalación de fibra óptica- a determinadas zonas de sombra. Las dos asociaciones han mantenido contactos con TM Digital Granada, una empresa de servicios de telecomunicaciones local que se ofrece a retirar las antenas si el Ayuntamiento le autoriza a usar las canalizaciones terrestres que permanecen en desuso.

A bote pronto, Ledesma consideró positiva la idea y dijo tomar nota de la demanda de los vecinos que, a su juicio, encaja en el concepto de smart city o ciudad inteligente que se quiere implantar en el Albaicín.

Pero a día de hoy ha sido imposible avanzar en dicho terreno. El empresario y fundador de TM Digital, Antonio Fuentes, aseguró a GranadaiMedia que ha presentado en los últimos años distintas propuestas al Ayuntamiento de Granada pero siempre han tropezado con el «muro de los técnicos de Urbanismo». «Ni han creído en el proyecto de instalar fibra óptica en el Albaicín y Sacromonte ni han querido sentarse para resolver el problema de las antenas», opina Fuentes, quien asegura que ha eliminado por su cuenta mil de las 4.800 antenas que censó hace unos años en el barrio. «Hay conducciones terrestres en las calles del Albaicín y el Sacromonte que se están pudriendo por falta de uso y que ni siquiera utiliza Sevillana, Telefónica o el Ayuntamiento para instalar el alumbrado público», añade.

Por su parte, el concejal socialista Miguel Ángel Fernández Madrid solicitó información sobre la tramitación que se llevará a cabo para la adjudicación de las actuaciones, además de otros detalles relativos a la forma de administración de la inversión de 800.000 euros, con un 20% de aportación municipal. Ledesma aclaró que tanto la licitación como la gestión del dinero son competencia del Ministerio de Industria.

Casi todos los vecinos que intervinieron en la reunión vecinal ven el proyecto con recelo, incluso alguno, a título individual, no tuvo reparos en calificarlo de «auténtica parida» al entender que existen otras prioridades para el barrio. La representante de la Asociación de Vecinos del Bajo Albaicín, María Dolores Santos, puso en duda que el plan facilite la movilidad de los residentes, más bien cree que es otro instrumento al servicio de los turistas que deja de lado a los vecinos.

El concejal de Cultura y presidente de la JMD del Albaicín. Juan García Montero, precisó que son fondos finalistas que se conceden para una intervención concreta, en este caso para el desarrollo de las ciudades inteligentes, y que, por tanto, es un dinero que no se puede desviar a fines distintos por muy prioritarios que sean. «¿Acaso hubiese sido mejor no haberse presentado a las subvenciones? ¿Renunciamos a ese dinero porque no se puede destinar a otra cosa?», preguntó.

No se ofreció ningún detalle de las intervenciones concretas que se llevarán a cabo aunque el concejal se comprometió a trasladar a los vecinos el proyecto que desarrolló la La Ciudad Accesible, un colectivo que defiende la igualdad y los derechos de los discapacitados y que conoce las singularidades del Albaicín en materia de accesibilidad.

Sí aclaró Ledesma que «no es un proyecto de obras sino el primer paso para mejorar la accesibilidad de nuestros mayores y discapacitados». Negó que el equipo de gobierno trate de hacer «propaganda». «He venido -dijo- a darles una buena noticia aunque algunos no la quieran ver».

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.