El PTS pide no acometer el vial directo a Dílar

La Fundación del Parque Tecnológico de la Salud se opone a esta entrada a la comercial avenida porque creará un «embudo» en los accesos y «partirá en dos» el campus universitario. Los comerciantes amenazan con movilizaciones.

parque tecnológico de la salud

El futuro vial pasaría entre el Campus Universitario, el edificio del 061 y la Casa Cortijo.

El proyecto para recuperar el acceso directo a la avenida de Dílar por el trazado del antiguo Camino de Ogíjares ha tropezado con nuevos peros. A las objeciones de la Universidad de Granada, contraria a la apertura del vial entre su recién estrenado Campus y el edificio del 061, se suman las de la Fundación del Parque Tecnológico de la Salud, que pide no construirlo porque creará un «embudo» en los accesos y «partirá en dos» la zona docente.

En sus alegaciones, a las que ha tenido acceso GranadaiMedia, la institución descarta relación alguna entre la caída de ventas en el Zaidín y el actual acceso por cinco rotondas a su principal avenida comercial, causa efecto que los empresarios del barrio esgrimen para exigir la recuperación de este vial. La Fundación del PTS defiende, por contra, que la accesibilidad al Zaidín «ha mejorado sustancialmente» ya que, «si bien se ha incrementado en 500 metros el antiguo recorrido (de 650 metros a 1.205), antes se «entraba al barrio por un carrilito y, ahora, por avenidas con cuatro carriles, dos en dirección Ronda Sur y dos con salida a la circunvalación», de forma que el tráfico llega «más rápidamente», afirma Jesús Quero, su gerente.

Quero: La accesibilidad ha mejorado sustancialmente. Antes se entraba al barrio por un carrilito y, ahora, por avenidas con cuatro carriles, dos en dirección Ronda Sur y dos con salida a la circunvalación

La fundación señala, siguiendo esta línea argumental, que la ordenación del PTS ha «mejorado la comunicación rodada de acceso al Zaidín con actuaciones concretas» como el puente del río Monachil que prolonga la avenida de Cádiz o la construcción de un nuevo viaducto en la zona del Campo de Fútbol y el Palacio de Deportes, que acerca el metro a la avenida de Dílar (de momento permanece cerrado). Se ha creado, además, una parada del tranvía en las proximidades de la avenida de Dílar, para cuya regeneración comercial «de nada servirá» el nuevo vial planteado porque, «en definitiva esta avenida posee un solo carril» en cada sentido, sostiene Quero.

En sus palabras, la nueva entrada se transformará, sin embargo, en «un embudo», dado que su trazado confluye con la rotonda de acceso del futuro hospital «que tendrá un tráfico tremendo» y la glorieta «de donde salen las ambulancias del 061», lo que «nos parece muy poco adecuado», incide. A este inconveniente se une otro: el elevado tránsito de la zona, «futuro cruce peatonal de estudiantes», subraya.

Universidad de Granada

Campus universitario de la Salud.

Para el gerente del PTS, la principal pega al proyecto se debe a que «parte en dos» el Campus docente, lo que «contraviene cualquier lógica». «El espacio donde se pretende ejecutar el vial no solo alberga a un lado la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud, sino que un futuro también acogerá Farmacia y Odontología», indica Queró, quien explica, por otro lado, que la propia gerencia municipal de Urbanismo descartó en su día la inclusión de este vial soterrado en el planeamiento del PTS. «El Ayuntamiento aprobó el plan parcial, apoyó  el proyecto de urbanización y participó en el jurado que escogió el modelo de ordenación de la zona docente», incide.

«Si quieren hacerlo, que lo hagan. Pero una vez ejecutado el Campus universitario ¿queremos abrirlo en canal? No tiene mucho sentido», cuestiona el máximo responsable del PTS, para el que «ha habido tiempo de plantear antes» esta innovación, aprobada inicialmente en el pleno de julio.

En sus alegaciones, la Fundación hace especial hincapié en los problemas que generará el futuro vial para la zona docente, al ir «contra su integración» y afectar a «estructuras ya ejecutadas» cuya modificación conllevará «mucha dificultad y coste»; pero también en sus efectos negativos para el tráfico rodado del PTS, «incidiendo especialmente» en la Ronda Sur y en las dos rotondas con las que conecta. «Su trazado, con dos sentidos de circulación, fuerza a esquivar» los edificios existentes del 061, el Campus y la Casa Cortijo, sede del PTS, cuyos muros de contención tendrían que reforzarse «para soportar tráfico rodado».

Ante estos inconvenientes, la fundación plantea una alternativa al vial para la mejora de la accesibilidad comercial del Zaidín: establecer sentido único en la avenida de Dílar hacia el centro, y hacer lo propio en la de Cádiz, aunque en dirección alternativa. Paralelamente defiende que la ‘cura’ contra la pérdida de clientela del sur del cinturón metropolitano se encuentra en el propio PTS. «La nueva población en la zona», tanto la residente en sus más de 900 viviendas, como «la flotante de estudiantes, profesores universitarios, trabajadores en empresas, centros de investigación y hospital», que se calcula en 10.000 personas, se convertirá en potencial consumidora «del sector terciario más próximo», «el de avenida de Dílar», argumenta la Fundación, coincidiendo con la UGR en este punto.

Los comerciantes amenazan con movilizaciones

Para los empresarios del Zaidín su actual y «asfixiante» realidad se empeña en rebatir esta tesis, ya que de momento la implantación del PTS no ha generado un paralelo aumento de clientela, lamentan. Sí han caído sus ventas «entre un 60 y un 70%» desde el cierre de la antigua carretera de Ogíjares, de ahí que hayan decidido unir fuerzas para defender su recuperación. De momento, la Federación provincial de Comercio de Granada solicitará una reunión con Francisco González Lodeiro y Jesús Quero como máximos responsables de la Universidad de Granada y la Fundación del Parque Tecnológico de la Salud para pedirles su «implicación» en esta iniciativa.

Comerciantes: El retraso de seis años en su apertura [ por el PTS] ha tenido consecuencias nefastas para el Zaidín puesto que ha cambiado los hábitos de consumo de los ciudadanos área metropolitana, antes habituales

Se trata de una de las medidas acordadas por empresarios y vecinos del barrio, después de conocer la oposición de la UGR a la creación de este vial, entre otras cosas, por el gasto adicional de 2 millones que requeriría la adaptación de su campus, así como por la necesidad de demoler elementos ya edificados y valorados en 400.000 euros. «Si se niegan a una solución viable y consensuada para evitar, con esta entrada, la asfixia de los pequeños comercios del Zaidín nos movilizaremos frente al Hospital Real y el Campus de la Salud«, anunció el presidente de la federación, Enrique Oviedo, que ofreció una rueda de prensa junto a sus homólogos en las dos asociaciones de comerciantes del barrio, Pepe Jaldo y Francisco Prados, y el principal dirigente de la asociación de vecinos Zaidín Campus, Juan de Dios Jiménez.

Los empresarios recriminaron el «agravio comparativo» con respecto al Nevada, que gozará de «acceso directo y parada de metro», mientras que en el barrio se ha «estrangulado» su principal vía comercial con «cinco rotondas sin señalizar», un «aislamiento» que «parece intencionado para ayudar al centro comercial», denunciaron. De no mejorar esta conexión, la apertura de esta gran superficie «garantizará» el cierre de «numerosos comercios y la pérdida de cientos de puestos», temen los comerciantes zaidineros, víctimas de las obras del metro, la crisis y «esta ratonera como entrada». Aunque se enorgullecen del PTS, «el retraso de seis años en su apertura ha tenido consecuencias nefastas para el Zaidín puesto que ha cambiado los hábitos de consumo de los ciudadanos área metropolitana, antes habituales. Contar con un acceso complicado no ayuda a cambiar esta tónica», se entristecen.

Comentarios en este artículo

  1. A veces hay decisiones políticas que al ciudadano corriente lo dejan estupefacto y esta es una de ellas. ¿Como se puede justificar la decisión del Ayuntamiento de Granada de partir por la mitad un parque y a la vez campus universitario recién terminado y diseñado con el visto bueno del propio Ayuntamiento?.
    ¿Como explicar una actuación de este tipo con el daño que se hace a la zona y encima con un coste económico tan elevado?.
    La respuesta necesariamente tiene que ser por motivos de origen político, y en estos casos no importan los costes de todo tipo que originen dicha decisión.
    En mi opinión esto no beneficia a nadie, ni siquiera a los que más lo reivindican como son los comerciantes de la zona, pues yo creo que el PTS lo que hace precísamente es dinamizarla.
    En cuanto al argumento de que se alarga el trayecto desde la avenida de Dílar a la carretera de Ogíjares, es cierto, (exactamente en 600 metros y 1 minuto y 15 segundos), a esto habria que descontar la distancia que resultaría con el nuevo trazado en linea recta con una vía de doble sentido y por medio del campus.
    Es de esperar que el nuevo equipo del Ayuntamiento (sea el que sea) tome medidas y ponga orden en este desagusado

    juan jose sanchez

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.