La Iglesia San Miguel bajo cambia de nombre

El esfuerzo económico realizado por la Cofradía de la Aurora ha permitido que hoy se abra al culto la Iglesia de San Miguel bajo, en el Albaicín. El arzobispo de Granada acepta la petición de la hermandad para que el templo se llame María Santísima de la Aurora y San Miguel Bajo.

Iglesia-San-Miguel

Los hermanos de la Cofradía de la Aurora ultiman los detalles para la apertura del templo.

Tres años y ocho meses han tenido que esperar los vecinos del Albaicín para asistir a la apertura oficial de la Iglesia de San Miguel bajo, donde hoy se ha recuperados el culto tras la rehabilitación del edificio sufragada por los hermanos de la Cofradía de la Aurora.

El arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, que ha oficiado la misa celebrada por la tarde, ha querido premiar a la miembros de la cofradía aceptando su petición para que la Iglesia pase a llamarse de María Santísima de la Aurora y San Miguel Bajo.

La iniciativa emprendida por los aproximadamente mil hermanos que, por su cuenta y riesgo, decidieron contraer un préstamo de 300.000 euros para acometer la restauración, ha hecho posible que la Iglesia pueda abrir las puertas a sus fieles.

El templo de San Miguel bajo, construido en el siglo XVI y declarado Bien de Interés Cultural, alberga de nuevo a la imagen de la Virgen de la Aurora, coronada en mayo de 2011 por el Vaticano. También la imagen del arcángel San Miguel, de Torcuato Ruiz del Peral, y la de Jesús del Perdón, de Diego de Siloé.

Javier Alaminos, párroco del Albaicín: «Ojalá que todas las cofradías se caracterizaran por su trabajo, entrega y sinceridad»

El hermano mayor de la Cofradía de la Aurora, Juan Calvo, explicaba esta mañana a GranadaiMedia, mientras ultimaba los preparativos de la misa de apertura oficiada por el arzobispo Francisco Javier Martínez, que la intervención ha sido costeada íntegramente por los hermanos, sin ayuda institucional, a través de una cuota de 2.000 euros al mes, la hipoteca que contrajeron en su día con el aval de la Curia por 25 años.

“Sabemos que las instituciones están atravesando una situación muy delicada y que no pueden ayudarnos, pero lo que no se entiende es que se dejara caer un lugar tan emblemático del barrio que forma  parte del Patrimonio de la Humanidad”, opina Juan Calvo.

Iglesia-San-Miguel-Cristo

Un miembro de la hermandad explica al párroco los detalles de la capilla dedicada a Jesús del Perdón.

El estado de las iglesias del Albaicín es preocupante. La de San Nicolás tuvo que cerrar sus puertas tras la caída de una parte de la cubierta, al igual que ocurrió en junio de 2009 en la de San Miguel bajo. Recientemente la Iglesia de Santiago corrió la misma suerte, lo que obligó a suspender los oficios religiosos. Los templos de San Cristóbal y San Bartolomé permanecen cerrados desde hace años. También el de San Andrés, si bien en este último intervino la Junta de Andalucía pero no así la Curia, a la que le corresponde adecentar su interior.

De ahí la importancia que ha cobrado la decisión de los propios miembros de la Hermandad de la Aurora de asumir todos los gastos mediante cuotas y pequeños donativos.  “Hay que responder al reto de estos tiempos, no podemos depender de las administraciones. Tenemos lo que nos merecemos y estamos obligados a luchar por esta ciudad”, argumenta Juan.

Iglesia-San-Miguel-arcángel

El fresco donde se encuentra el arcángel San MIguel requiere de una restauración.

Quedan todavía algunas actuaciones que se han aparcado por falta de dinero. El hermano mayor asegura que la Junta de Andalucía les ha instado a restaurar el fresco de la capilla donde se encuentra la imagen de San Miguel de Torcuato Ruiz del Peral, una intervención presupuestada en 25.000 euros. Endesa también se ha ofrecido a iluminar el artesonado de la cubierta, actuación que puede estar acabada en los próximos meses.

“Es una cofradía creativa y activa que tiene las ideas muy claras y que ha hecho un esfuerzo titánico. Esta inauguración supone para ellos y para toda la parroquia de San José una alegría muy grande. Ojalá que todas las cofradías se caracterizaran por el trabajo, la entrega y la sinceridad que ellos han demostrado”, elogiaba esta misma mañana el párroco del Albaicín, Javier Alaminos.

(9-2-2013)

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.