Puente de Cartuja ya es del Primer Mundo

La bandera de Manuel, en primer plano.

La bandera de Manuel, en primer plano.

Manuel Montes, primer vecino ejemplar de Granada, descansa desde ayer «un poco más en paz». Puente de Cartuja, su calle, en la que sigue viviendo su familia, es por fin «una calle del Primer Mundo». De algún modo, Montes, fallecido hace dos años, estuvo presente en la ‘inauguración’ del arreglo, en el que Emasagra, la empresa que gestiona el saneamiento de la ciudad, ha invertido algo más de 46.000 euros. La bandera de Granada que le entregaron en 2012, días antes de que le diagnosticaran un tumor cerebral, presidía la cancela que da acceso al pequeño vial para la ceremonia encabezada por el alcalde de Granada y un buen puñado de sus concejales.

Años llevaban los vecinos de Puente de Cartuja, perteneciente al barrio de Casería de Montijo, reclamando un arreglo para la red de saneamiento de la calle. «Los darros que había eran tercermundistas», comenta María Luisa, y recuerda cómo en los últimos tiempos ya salían a la superficie las aguas residuales y había filtraciones hacia las casas. La desesperación de los vecinos era tal, que durante los días del encierro en la Curia de los parados del barrio llegaron a plantearse encomendarles a ellos el trabajo. Pero los darros estaban tan mal, que nadie se atrevía a abrir la calle a título particular por lo que podría encontrarse.

Finalmente buscaron el apoyo de la asociación de vecinos del barrio y durante una visita del alcalde a Casería de Montijo le mostraron las condiciones en las que estaban viviendo. Torres Hurtado reconocía ayer ante los medios que «la calle estaba muy mal» y por ello se habló con Emasagra, «solícita ante cualquier sugerencia que el Ayuntamiento le haga».

La red de saneamiento de Puente de Cartuja «estaba muy deteriorada por la antigüedad que tenía», explicó un representante de Emasagr. De ahí que fuera necesario renovar el colector de saneamiento en toda la vía y todas las acometidas de viviendas unifamiliares. Una vez finalizados los trabajos, se aprovechó para pavimentarla.

«Estas son pequeñas obras que hacen grandes cosas», apuntó el regidor después de brindar con los vecinos, felices con su nueva calle.

 

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.