Unidas por amor al arte

Mujeres por la Cultura, colectivo del Zaidín con más de una década de historia, dedica una de sus originales rutas literarias a Ángel Ganivet. La asociación, guiada por una profesora de Literatura jubilada, surgió de la inquietud por saber de sus integrantes.

Mujeres por la Cultura

Mujeres por la Cultura, en la plaza de Mariana Pineda.

“Yo creo que enseñar vale más que gobernar, y que el verdadero hombre de Estado no es que da leyes que no sirven para nada, sino el que se esfuerza por levantar la condición del hombre…” Estas palabras de Ángel Ganivet sobre la importancia de la Educación han formado parte de la ruta literaria que la asociación Mujeres por la Cultura, colectivo del Zaidín con más de una década de historia, dedicó al autor de ‘Granada la bella’ el 11 de junio. A lo largo del recorrido, que arrancó en la plaza de Mariana Pineda, sus integrantes compartieron la biografía y anécdotas del escritor granadino, encarnándolo en espacios de la ciudad que formaron parte de su vida, como la casa Molino, donde nació, la Fuente del Tomate, donde se alza un monumento a su figura, o la del Avellano, lugar de tertulia literaria con sus amigos de la Cofradía. En las distintas paradas recitaron sus poemas y teatralizaron algunos de sus escritos; cantaron coplas de su época y representaron pasajes de sus obras, despertando el interés de los viandantes de la zona.

mujeres por la cultura zaidin

Paqui Cuerva (izda), María Sánchez Arana (centro) y Guillermina García (drcha), en una charla en la biblioteca Francisco Ayala.

Originales rutas literarias como ésta, que posteriormente publican en una revista, se han convertido en seña de identidad de esta asociación del Zaidín, que ha sufrido las desventuras de Lazarillo en Toledo, se ha dejado arrastrar por la locura de Don Quijote luchando contra molinos convertidos en gigantes en La Mancha y ha disfrutado de la amistad de Platero en Moguer, entre otras inolvidables peripecias inspiradas en los libros, sus personajes y autores, pero también en la pintura o la historia.

Fue su inquietud por la lectura, el arte y la cultura en general, pero sobre todo su deseo de saber, lo que llevó a un grupo de alumnas del centro sociocultural de adultos del Zaidín a fundar un colectivo para compartir conocimientos. “Habíamos completado nuestro período formativo, así que debíamos abandonar el centro, pero queríamos seguir estudiando porque la mayoría no tuvimos oportunidad de hacerlo en nuestra juventud”, explica la presidenta de Mujeres por la Cultura, Paqui Cuerva García. Entonces la  máxima responsable de la Unidad de Bibliotecas de Granada, Mari Ángeles Jiménez Vela, les planteó la posibilidad de crear una asociación para seguir aprendiendo juntas. Para hacerlo posible contactó con una profesora de Literatura, María Sánchez Arana, a la que propuso hacerse cargo de su enseñanza.

“En aquel momento estaba a dos años de jubilarme así que acepté”, cuenta la docente. “Ahora es el alma y motor del colectivo”, coinciden las integrantes, muy agradecidas de que sus caminos se cruzaran. También para María fue “una suerte” encontrarlas: “me ayudan mucho porque a mis 84 años sigo en la enseñanza y estoy viviendo una vejez que no es propia de mi edad”, se alegra.

Esta profesora no solo les enseña Literatura –comenzaron con la medieval y ya van por el Realismo. Les mostró muchas formas de viajar a través de libros, capaces de construir otros mundos entre sus páginas, pero también de “abrir los ojos”, al provocar que la realidad «se vea de otro modo, mucho más consciente”, explica la presidenta del colectivo. Comenzaron así a organizar dos rutas anuales, una en Granada y otra fuera de la provincia, que les han permitido conocer nuevos lugares y redescubrir su propio entorno, observándolo desde la perspectiva de un autor o sus personajes.

“Para organizar las rutas nos dividimos por equipos y cada uno prepara una parada”, explica Cuerva. Mientras que en algunos destinos resaltan su vínculo literario, en otros se centran en su interés artístico o historia. Así, han visitado pueblos como Pinillos, donde recordaron la evolución de la enseñanza en sus paradas, han ahondado en el pasado del Zaidín siguiendo la obra de Isidro Olgoso, historiador al que el barrio nunca olvidará, han analizado pinturas en museos como el Prado o han rendido homenaje a los espacios escénicos desaparecidos de la ciudad.

Y es que el colectivo, que se reúne tres días en semana, no solo estudia Literatura. Ha dedicado un año a la Historia del Arte, gracias a la colaboración de otra profesora, y participa en las numerosas conferencias que María organiza sobre distintas temáticas “siempre vinculadas a la actualidad”, refiere. “Cuando pienso que algo puede interesarles invito a algún especialista para que les ofrezca una charla sobre el tema en cuestión, ya sea de Matemáticas, de la relación de la Alhambra con la Geometría o de ‘Alicia en el país de las maravillas’”, explica esta enamorada de la lectura.

Su pasión por los libros es compartida por sus alumnas, que celebran una tertulia literaria moderada por Guillermina García los miércoles. “Cada dos meses aproximadamente elegimos una obra, la leemos y posteriormente la analizamos entre todas”, detalla la presidenta. “Cuando escuchas los puntos de vista de las demás descubres que hay muchos libros en el mismo”, comenta Concha Manzano, una de las integrantes del colectivo, muy unido por amor al Arte y la Cultura.

(13/06/2014)

Comentarios en este artículo

  1. Hoy leia la biografia de proust por painter. Se rememora la influencia de su profesor de literatura del licee concordet. Me recuesto y me viene a la cabeza la carta al maestro de camus cuando le dan el nobel. Me quedo pensando….y llego 35 años atras a un aula del recien inagurado instituto de la chana donde maria sanchez impartia clase de literatura……..

    Ignacio martinez sanz collados

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.