El Ayuntamiento avala las licencias del Serrallo

El gobierno local desestima la solicitud de la Junta de revocar los permisos de la discoteca por «carecer de fundamento legal». Nieto asegura que ninguna ley prohibe este uso en un parque público.

serrallo plaza

Zona de ocio situada junto al Serrallo Plaza.

El Ayuntamiento ha dado carpetazo a la solicitud de la Junta de anular las licencias concedidas para la construcción, junto al Serrallo Plaza, de una discoteca, con sala de fiestas y pista de patinaje con bar en una zona verde del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) por «carecer de fundamento legal ni causa de nulidad».

La inadmisión a trámite se debe a que la Junta «no aporta ninguna norma infringida» en su requerimiento, según la concejal de Urbanismo, Isabel Nieto, quien subrayó la inexistencia de ley que prohiba este uso. La edil se preguntó, en esta línea, por qué no se ha enviado el mismo escrito «a todas las ciudades andaluzas donde hay discotecas en parques».

En 2006 el Ayuntamiento otorgó concesión para un parque de atracciones infantil y un kiosco, aunque finalmente se construyó una discoteca, una pista de patinaje con bar y una zona multiaventuras

Dejando al margen que ninguna, salvo Granada, está de momento siendo objeto de investigación judicial por este motivo, Nieto defendió la actuación del gobierno local, que inicialmente otorgó concesión para un parque de atracciones infantil y un kiosco, aunque finalmente se construyó una discoteca, una pista de patinaje con bar y una zona multiaventuras.

Según Nieto, el planeamiento local hace referencia a «un único uso genérico que se llama local espectáculo reunión. Todos los usos están englobados en éste, con lo que cuando se concede licencia se hace para este uso, con independencia de que se trate de un anfiteatro, pub, casino o un restaurante», alegó la concejal, para la que «no hay norma urbanística a la que agarrarse» en defensa de la ilegalidad de estos permisos.

La edil recordó, por otro lado, que en su momento la Junta no interpuso «como acostumbra» ningún recurso, pese a que los acuerdos municipales están sujetos a su intervención. «En 2012 se le notificó la calificación ambiental por la que se daba la luz verde para la actividad de sala de fiestas sin que dijera nada en contra», resaltó la edil, que acusó al Gobierno andaluz de plantear la revisión de estas licencias «por motivos políticos», lo que «sí sería una prevaricación».

Ordenación del Territorio ya advirtió en su día que el  proyecto escapó de su control al no tramitarse como innovación del PGOU, «que es cuando sí puede actuar la Junta». La delegada del Gobierno Andaluz, Sandra García, culpó al Ayuntamiento de intentar «burlar» las competencias de la administración al evitar este paso, necesario «al planearse una serie de licencias sobre terrenos considerados zona verde».

García señaló que las competencias del Gobierno andaluz, «como bien sabe el Ayuntamiento, entran en juego cuando se produce una denuncia, como ha ocurrido en este caso, y la Fiscalía pide un informe a Urbanismo de la Junta».

Antecedentes

El caso del Serrallo ha acabado en manos del juzgado de instrucción número 2 de Granada después de que la Fiscalía provincial abriera una investigación en agosto de 2013 ante la denuncia de un exfuncionario del área municipal de Urbanismo por presuntos delitos urbanísticos en el sistema general de espacios libres.

Se han vallado los accesos al parque, con lo que se ha “privatizado” este espacio público, denuncia el fiscal

Los hechos se remontan a 2006, cuando se otorgó concesión administrativa para un parque infantil con cinco columpios y un ambigú junto al Serrallo Plaza. No obstante, el objeto de esta conseción se fue «modificado sucesivamente a través de alteraciones del proyecto de urbanización» para incorporar otras edificaciones. «Se han modificado las condiciones de edificabilidad de la zona, superando en un 2% el límite de obra permitido allí y con una licencia de actividad que no es la adecuada», explicó el postavoz de IU, Francisco Puentedura. No se ha hecho lo propio, en cambio, con el canon de explotación inicial, fijado en 1.000 euros mensuales, recriminó.

Además se han vallado los accesos al parque, con lo que se ha «privatizado» este espacio público, denuncia el Ministerio Público. Desde que el fiscal inició su investigación, el gobierno local ha «tratado de legalizar» su actuación en el Serrallo, criticó Puentedura, quien recordó al respecto el intento de «aprobar una ordenanza en la que planteaban cambios en los sistemas generales de espacios libres -la discoteca se ubica en uno- para que las salas de fiestas pudiesen ser legales como uso». IU interpuso en contra «un recurso de reposición a Ordenación del Territorio, que inició un contencioso administrativo por el que tuvieron que anular la ordenanza», indicó.

Este misma modificación se ha vuelto a poner sobre la mesa, aunque «vía innovación del PGOU», con lo que aún se necesita el visto bueno de la Junta, agregó el edil, para el que no anular las licencias, como solicitaba el Gobierno andaluz, no es más que «una estrategia para ocultar la corresponsabilidad en una licencia y privatización ilegales».

Comentarios en este artículo

  1. ¿Acaso se está insinuando que ha existido algún tipo de connivencia entre la Concejalía de Urbanismo y los empresarios del centro comercial para beneficiar a estos últimos convirtiendo una zona verde en una sala de fiestas por arte de birlibirloque? Sería algo inaudito en la reciente historia del urbanismo patrio. Jamás ha sucedido algo semejante ni volverá a suceder y mucho menos en un ayuntamiento como el de Granada, paradigma de la transparencia y la honradez y en una concejalía como la de Urbanismo, donde raramente aparecen intereses espurios. Aunque se han dado casos. Ya se sabe que todo es posible en Granada.

    Manuel Morales Cervera

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.