Beneficio bancario vs derecho a vivienda

Stop Desahucios continúa su campaña informativa para denunciar la “falta de consideración de entidades como Santander, Popular, BBVA o Bankia con quienes no pueden pagar su hipoteca por falta de recursos”. El colectivo lamenta que el rescate a la banca cueste «una media de 6.000 euros a cada ciudadano mientras se siguen echando familias a la calle».

Rosa y Emilio, frente a la sucursal del Santander en Gran Vía.

Rosa y Emilio, frente a la sucursal del Santander en Gran Vía.

“El beneficio bancario no puede estar por encima del derecho a la vivienda. Cualquier persona debería tener garantizado techo, luz y agua”. Así lo ha defendido el Grupo Granada Stop Desahucios del 15M en el marco de la campaña informativa que lleva a cabo desde la semana pasada para denunciar la “falta de consideración de entidades como Santander, Popular, BBVA o Bankia con quienes no pueden pagar su hipoteca por falta de recursos”.

El colectivo ha vuelto a explicar frente al Santander de Gran Vía lo sucedido a Rosa y Emilio, un matrimonio del Zaidín con dos hijos y una persona mayor a su cargo cuya vivienda, en la que aún residen, ha sido vendida “en un paquete buitre” a Propiedades Residenciales S.L.U. Esta venta “a precio de saldo” se comunicó, además, después de que el director de esta sucursal se comprometiera a concertar un encuentro con su homólogo en Santander Consumer Finance, la filial con la que la pareja firmó su hipoteca.

“El banco de Botín vende paquetes de viviendas a compañías carroñeras, como denominan a este tipo de empresas, y de esta forma sanea sus cuentas y justifica que no tiene problemas financieros, aunque luego es el primero en levantar la mano cuando van a repartir dinero público», criticó Paco Ortega, miembro de Stop Desahucios.

Imagen de archivo de una de las protestas protagonizadas por Stop Desahucios en el banco Santander.

Imagen de archivo de una de las protestas protagonizadas por Stop Desahucios en el banco Santander.

“Creemos que tenemos derecho a saber quién se ha adjudicado nuestro hogar y por cuánto dinero, pero no lo quieren decir”, señaló, por su parte Rosa, cuya familia está “destrozada” desde que subastaron su casa por no poder hacer frente a su hipoteca, confiesa con los ojos inundados en lágrimas y casi sin poder alzar la voz para plantear la pregunta que la asalta en los últimos meses: “¿por qué? ¿quién se ha quedado mi casa?”.

Dar respuesta a este interrogante ha planteado “una búsqueda dantesca” entre empresas sin dirección física que comparten domicilio fiscal -y trabajadores con Santander-, según denunció la semana pasada Stop Desahucios, que ha intentado negociar sin éxito el pago de un alquiler para que esta familia no pierda su casa.

Luis Cebrián, de Propiedades Residenciales, nos preguntó qué era lo menos traumático para nosotros. Le respondimos que quedarnos en nuestra casa. Sin embargo, lo que nos ofrece es ayudarnos en la mudanza y a buscar una casa de alquiler”, lamentó Rosa, que subrayó la “injusticia” que supone “preferir echar a la gente a la calle arrastrando una deuda y dejar las casas vacías porque no las pueden vender”.

El drama que sufre esta familia no es el único derivado de la negativa de los bancos a negociar. Otra pareja granadina no ha podido hacer frente a su hipoteca con Banesto, al que llevaba cuatro años pagando los 138.000 eurosque pidió de préstamo, y ahora “el banco le reclama la vivienda y 238.000 euros”, relató Ortega, que incidió en el “alto volumen de intereses si después de varios años pagando te piden 10.000 euros más”.

'Pancartas' en una de las movilizaciones de Stop Desahucios en Granada.

'Pancartas' en una de las movilizaciones de Stop Desahucios en Granada.

El Popular –agregó por otro lado- se ha negado a que una familia a la que ha embargado le pague 500 euros mensuales de alquiler, ahora que ha encontrado trabajo, para no perder su vivienda. “Lo que defendemos es que estas personas se puedan quedar en la que fue su casa pagando un alquiler y que los bancos asuman que la gente no tiene por qué irse a la calle, arrastrando una deuda hipotecaria, además”, informó Stop Desahucios, que no va a permitir –exclamó- “que echen a ninguna familia a la calle mientras el rescate a la banca cuesta más de 6.000 euros a cada ciudadano”.

El colectivo abogó, en este sentido, por “echarse a la calle” y “sacar el dinero de los bancos” que no aceptan negociar con las personas que no pueden pagar su hipoteca para «no ser cómplices de sus atropellos». “Es preferible tener el dinero debajo de una losa que dejárselo a estos usureros inhumanizados a los que les da igual las personas y lo que les pase”, exclamó Ortega.

Solicitó, paralelamente, apoyo ciudadano para oponer resistencia pacífica “cuando quieran desahuciar a una familia porque el momento del lanzamiento es el más crítico” para los afectados, que sufren además “muchos problemas de salud ligados al estrés y los nervios que padecen al enfrentarse a la apisonadora que suponen los jueces y la policía al servicio de la banca. Todo por quedarse en paro y no poder pagar”.

Es preferible tener el dinero debajo de una losa que dejárselo a estos usureros a los que les da igual las personas

“Hace poco que le dio un ictus a un compañero al que el Popular ha embargado su casa”, se lamentó Stop Desahucios, que también relató el estado catatónico en el que se encontró a un vecino de Pinos Puente el día que lo iban a desahuciar. “Nos enteramos esa misma mañana de este caso, así que nos trasladamos hasta el pueblo para apoyar a la familia. Cuando llegamos el hombre estaba sentado en la puerta, sin poder articular palabra ni moverse. La agente judicial le tuvo que preguntar tres veces si era el propietario porque estaba en estado de shock”, detalló el colectivo, que proseguirá esta campaña informativa con parada en la sucursal de Popular en la Acera del Casino (jueves) y de Banesto en la plaza Isabel la Católica (viernes).

(14/08/2012)

Comentarios en este artículo

  1. lorena muchas gracias pedazo de articulo te queremos

    rosario ruiz casares

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.