‘Cashmob’ a la Espartería San José

La Espartería San José, con más de 100 años de tradición en la calle Jáudenes, fue el pequeño negocio familiar del Centro de Granada elegido por los compradores solidarios del Cashmob Granada para recibir sus compras, una ayuda que nunca viene mal en los tiempos que corren.

Cahsmob Espartería

Hacía tiempo que la Espartería San José no tenía cola para entrar.

Jesús, el dependiente de la Espartería San José, el último hasta ahora de cuatro generaciones de esparteros del centro de Granada, no entendía muy bien que hacía un grupo de más de 30 personas, cámaras de televisión incluidas, a la puerta de su negocio en la calle Jáudenes. Cuando le explicaron lo que era un ‘Cashmob’ no se lo podía creer. A los últimos esparteros tradicionales de Granada les acababa de tocar la lotería más solidaria con los comercios tradicionales, un grupo de compradores dispuestos a hacer un gasto pequeño pero basado en el número y la solidaridad para favorecer la supervivencia de una pyme.

Convocados en Plaza Trinidad para decidir a que pequeño comercio le tocaba recibir las compras solidarias, las tres decenas de ‘cashmobers’ lo tuvieron más difícil que en otros barrios: en los alrededores, las calles comerciales como Mesones están tomadas por las grandes cadenas de ropa. Eso sí, cuando aparece un negocio familiar entre ellas, lo es con pedigrí. En el caso de la espartería, con 105 años de historia a sus espaldas, desde el 1907.

Cashmob Centro

En el punto de encuentro de Plaza Trinidad antes de salir hacia la Espartería.

Los ‘cash mobers’ se movían entre sillas de enea, cestas de esparto y cordeles elaborados al modo tradicional, viendo cada cuál según su gusto. Conchi se hacía con un tirachinas mientras comentaba «la madre del niño me mata, pero mira que chulo». Otros iban a por todas y se llevaban la hamaca artesana. Jesús, el espartero no daba abasto, mientras Manuel Amate, promotor de los ‘Cash Mob’ de Granada, grababa un vídeo explicando la experiencia para la web del proyecto.

En los estrechos pasillos de la espartería, cuyo tamaño desde fuera engaña porque está llena de productos de todo tipo, los compradores celebraban el éxito mayor de la iniciativa al darse cuenta de que estaban entrando clientes espontáneos, que nada sabían de la convocatoria, al comprobar la cantidad de gente que se acumulaban. Los recuerdos en madera de olivo y los cordeles lo triunfaban casi tanto como los sombreros de paja, muy adecuados para estas fechas.

Cashmob Centro

Había que entrar con cuidado de no tirar nada, los pasillos no están acostumbrados a tanto comprador.

(24-05-2013)

Comentarios en este artículo

  1. Este tipo de inicitiativas dan gusto

    Perroflauta
  2. felicidades ojala hicieran lo mismo en mi pais muy buena idea.

    rafael torres arronte
  3. Una vez más, gracias 7 veces 7 por estar con nosotr@s, participando de manera solidaria con una pequeña compra, además, vuestro aporte periodístico y difusión por redes es parte fundamental para que Cash Mob Granada sea más conocido y crezca como movimiento. Jose permíteme que te aprecie, fue un honor desvirtualizarte 🙂

    Manuel J. Amate @DomoElectra
  4. En el Albayzín también hace falta un Cashmob.

    Carmen

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.