Cortan por impago la luz del Centro Albayzín

El Centro Albayzín, referente de la artesanía nacional, se ha quedado sin luz esta misma mañana debido a que la Junta de Andalucía, encargada de su gestión, no ha pagado los recibos de los últimos ocho meses.

Centro Albayzín, corte de luz, conflicto laboral

Momento en el que un operario de Endesa procede al corte de la luz del Centro Albayzín.

Operarios de Sevillana Endesa han procedido esta misma mañana, sobre las 9:30 horas, al corte del suministro eléctrico del Centro Albayzín, situado en la Placeta de la Concepción y referente nacional de la artesanía, como en más de una ocasión se ha encargado de difundir la Junta de Andalucía, administración encargada de su gestión.

La razón del corte de luz no es otra que el impago de los recibos desde el mes de agosto, según apuntan los trabajadores a los que también se les debe las nóminas de los últimos siete meses. Los 16 empleados afectados ya denunciaron hace unos días que se había eliminado el suministro eléctrico de la nave de la calle Santiago de la Espada, en el barrio de Almanjáyar, donde se desarrollan los talleres de cerámica, restauración de tallas y bienes inmuebles, tapizado y vidrieras artísticas. La factura de luz del Centro Albayzín está en torno a los 700 euros mensuales, según apuntan algunos trabajadores.

La preocupante situación que se vive en los centros de formación de la Junta de Andalucía, entre el ellos el Centro Albayzín, ha afectado al desarrollo de los cursos. Francisco Tejero, trabajador del centro y delegado sindical de UGT, da por perdido el presente curso al que ya se habían inscrito más de 200 personas interesadas en formarse en distintas especialidades.

La formación estaba prevista que se retomara en enero tras el pago de parte de las nóminas que se les adeudaba – 665.739 euros para pagar los sueldos correspondientes al periodo entre el 15 de mayo a 31 de agosto-, pero, pese al compromiso de la Consejería de Educación de poner en marcha el centro, los cursos siguen interrumpidos.

Una parte de los trabajadores propuso, ante la posibilidad de que cortaran la luz, como así ha ocurrido, y para poder contestar consultas de la Consejería o atender algunas tareas, realizar su labor diaria desde casa y «evitar que la falta de carga de trabajo pudiese incluso afectar el ánimo y la salud mental». La petición se aceptó aunque otros, como es el caso de Francisco Tejero, han decidido acudir al centro y realizar labores de mantenimiento del edificio.

Los trabajadores no descartan adoptar otro tipo de acciones.

La delegada Ana Gámez asegura que se está la espera de firma de un convenio, pero antes es necesario que la Consejería de Hacienda apruebe una modificación presupuestaria

Por su parte, la delegada en Granada de Educación y Cultura de la Junta de Andalucía, Ana Gámez, admitió que la situación «es bastante penosa» y dijo entender el «desasosiego» por el que pasan los trabajadores y sus familias». Explicó que se está a la espera de la firma de un convenio con la Agencia Pública Andaluza para la Educación y la Formación, encargada de la gestión de los consorcios andaluces, pero para ello es necesaria una modificación presupuestaria que debe aprobar la Consejería de Hacienda de la Junta de Andalucía. «Con ese dinero se atenderá a las nóminas que se les adeuda y permitirá poner en funcionamiento el centro», señaló Ana Gámez, quien asegura que su consejería «ha estado buscando con poca fortuna soluciones desde el principio porque apuesta por la pervivencia de los consorcios». Todos ellos se someterán a aun auditoria a requerimiento de la Intervención General.

La delegada de Educación mantendrá mañana, viernes, una reunión con los trabajadores afectados que, a su vez, han solicitado una reunión con la Consejería en Sevilla.

 

 

Comentarios en este artículo

  1. Por favor, creo que así es como mejor se entiende. Gracias.

    Ruego se modifique el párrafo ” La dirección del Centro Albayzín ha ofrecido a los trabajadores como alternativa, y a la espera de que se les pague sus nóminas, que trabajen desde casa en el desarrollo de los contenidos…”

    Ya que la propuesta partió de alguno de los trabajadores, y fue aceptada por una parte de los mismos, preocupados por la dificultad, ante la falta de luz, para poder contestar consultas de la Consejería o atender algunas tareas, lo que podría poner en riesgo definitivamente la continuidad del Centro, demostrando una vez más su implicación, y para evitar la falta de carga de trabajo que pudiese incluso afectar el ánimo y la salud mental, muy comprometida por la situación de desamparo que estamos sufriendo.

    Susana Rodríguez Martín

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.