Cómo animar la imaginación

«Vamos a hacer una película». Imaginen a un grupo de niños de Educación Primaria recibiendo ese mensaje por parte de unos visitantes en su clase, para un proyecto extraescolar. Esos visitantes son Inma Rodríguez y Rubén Garrido, que bajo el nombre de Talleres Animados y con cuartel general en el Realejo, junto al Cuarto Real de Santo Domingo, organizan talleres para que estos jóvenes creadores puedan contar historias a través de la animación de plastilina o de recortes (con técnicas como Stop Motion o la animación escaneada), de libros ‘pop up’ o de otras disciplinas.

«Empezamos en 2008», explica Inma. «Antes me dedicaba a diseñar maquetas expositivas de edificios o escenarios. Primero se realizó una actividad extraescolar para niños del Colegio José Hurtado, y luego se fue desarrollando hacia otros colegios, bibliotecas públicas y centros». Después se unió Rubén Garrido, profesor de ilustración e historieta, y las opciones se abrieron hacia la perspectiva, el dibujo, el reciclaje, el collage… «Empezamos por los principios del lenguaje audiovisual, les mostramos juguetes ópticos como la linterna mágica, con los que alucinan. Hay que comenzar por el ABC de la expresión plástica, porque el lenguaje ya existe antes que la tecnología», comenta Rubén, y aunque esta segunda la dominan, les faltan conceptos básicos del primero.

De su paso por la Biblioteca de La Palomas, por ejemplo, resultó este libro de plastilina. Así decidieron apoyar desinteresadamente la iniciativa de recuperar la biblioteca para el barrio, y los más pequeños pudieron dar forma a su punto de vista. O estos libros pop up de la Biblioteca Francisco Ayala. O esta tortuga que desde el Parque de las Ciencias viajó en el tiempo.

«Las historias siempre son muy sencillas. Empiezan sacando una idea, de ahí recopilan palabras para contar una historia y, si hay tiempo suficiente, hasta hacen su propio storyboard«, detalla Inma. Entre los temas favoritos de los niños nunca falla el guión protagonizado por «niño, niña y perro». También suelen tirar de fantasmas, vampiros, temas de intriga y misterio, o sus personajes de ficción favoritos. Como por ejemplo, este Superman que sobrevuela el Colegio Sierra Nevada. También les dan una cámara a los propios niños para que recojan imágenes y testimonios del proceso de elaboración del proyecto, para que acabe funcionando a modo de ‘making-of’, con entrevistas como estas del Día Internacional del Libro en la Biblioteca del Albaicín.

«Es increíble ver cómo te puedes encontrar con niños, hoy en día, que ni siquiera saben manejar adecuadamente unas tijeras», lamenta Rubén. El manejo de las nuevas tecnologías va muchas veces en detrimento de las antiguas. Pero cuando estos niños son capaces de terminar un proyecto de animación desde cero, aunque sea en su mínima expresión, la magia de la imagen animada hace que lo de subirlo a Youtube parezca fácil. Eso sí, avisan a todos sus tíos para que lo vean.

(12/6/2013)

Comentarios en este artículo

  1. […] En GranadaiMedia destacamos una iniciativa magnífica: Talleres Animados, desde el Realejo, organiza cursos de lenguaje audiovisual, dibujo y libros pop up en colegios de toda la provincia. Podéis ver en este enlace de lo que son capaces. […]

    Granada despierta con el alcalde envalentonado | Granada despierta

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.