Construyendo la integración

Multitud de personas celebran en la plaza Sol y Luna la fiesta de la interculturalidad, que prosigue en distintos bares de la ciudad gracias a la ruta ‘Tapeando Culturas’ .

fiesta de la interculturalidad

La fiesta congregó a multitud de personas a lo largo de la tarde.

Multitud de personas celebraron este viernes la XIX Fiesta de la Interculturalidad en la plaza Sol y Luna del Zaidín, donde las distintas culturas que conviven en la ciudad demostraron lo que pueden hacer juntas y hasta qué punto es enriquecedora la diferencia.

Fiesta intercultural

Los pequeños pintaron juntos un mural.

A lo largo de la tarde se compartió el tradicional te con pastas y se desarrollaron distintos talleres en los que se aunaron diversión y crítica relacionada con el lema de fiesta: ‘La integración no se impone. Se construye entre todos’. Reflejaba este proceso en dos sentidos un puzzle gigante del mundo cuyas piezas eran imposibles de unir por una sola persona. Cada parte representaba, además, un valor que encajaba o no dependiendo de su contribución al proceso de integración. A través de piezas como «juntos», «cooperación», «convivencia» o «solidaridad» los participantes fueron construyendo este mapa, del que quedaron fuera la discriminación, la xenofobia o la intolerancia, productos de la ignorancia y el miedo a lo que se desconoce.

Fiesta intercultural

Varias personas construyen juntas el puzzle de la integración.

Para comprobar hasta qué punto la venda de los prejuicios condiciona la imagen del otro, se desarrolló un taller de estereotipos en el que se debía asignar una vestimenta a maniquís caracterizados como personas de diferentes países de acuerdo al trabajo que parecían desempeñar por su apariencia. Los asistentes pudieron, además, palpar, oler, probar, oír y ver la interculturalidad en el ‘Túnel de los sentidos’, al que era necesario acceder con los ojos tapados. En su interior los ‘viajeros’ debían adivinar qué aroma, sabor o textura del mundo tenían ante sí para después obtener una explicación de su procedencia y usos. En una segunda fase -ya sin venda- se contemplaban diferentes improntas de distintos países para pasar a oír sus ritmos en un auricular.

La música, el idioma más universal, protagonizó buena parte de la fiesta, organizada por los distintos colectivos que integran el Foro por la defensa de los derechos de los inmigrantes. La plaza se convirtió por unas horas en una gran pista de baile donde las bandas sonoras del mundo invitaban a seguir unidos sus ritmos. Asociaciones de Senegal y Colombia enseñaron algunos pasos de sus bailes tradicionales, al igual que las alumnas de danza del vientre de la Casa de Porras. Las percusión originaria de África, la cumbia y las danzas orientales seguidas por todos en círculo consiguieron, junto al resto de actividades, que por unas horas se hiciera realidad ‘La unidad de los Pueblos’, una de las peticiones que colgaban del ‘Tenderete de los deseos’, donde todos compartieron sus anhelos con la esperanza de que algún día se cumplan.

La fiesta se cerró con una exquisita novedad: la ruta de tapas ‘Tapeando Culturas’, que permitirá disfrutar de los sabores del mundo en distintos bares de la ciudad durante todo el fin de semana.

(26/05/2013)

Comentarios en este artículo

  1. […] plaza del Zaidín, la Sol y Luna, fue escenario el viernes de una fiesta intercultural de la que da cuenta la reportera del barrio y en el Centro la espartería San José fue el blanco […]

    Granada despierta con fútbol de Primera, muchas palomas y pocas luces | Granada despierta
  2. […] te con pastas. “El objetivo de esta fiesta, que por segunda vez se traslada a Norte –el año pasado se festejó en el Zaidín-, es aprender de otras culturas”, señala Domingo Gómez, integrante de la asociación Pro […]

    Fiesta de la interculturalidad en Casería de Montijo

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.