Controversia por la ampliación de la zona azul

Vecinos y comerciantes del barrio muestran posturas contrarias a esta iniciativa, que afectaría a las avenidas de Italia y Don Bosco, además de las calles Palencia y Fontiveros. El Ayuntamiento se reunirá con partidarios y detractores esta misma semana en un encuentro a tres bandas.

Zona azul en avenida Don Bosco

La avenida Don Bosco tiene 73 plazas de aparcamiento en zona azul actualmente.

La posible ampliación de la zona azul en el Zaidín, una propuesta que afectaría a las avenidas de Italia y Don Bosco, además de las calles Palencia y Fontiveros, ha suscitado controversia entre los comerciantes y vecinos del barrio, que mantienen posturas opuestas al respecto.

El Ayuntamiento ha planteado la medida a petición de los primeros, aunque “se muestra abierto a negociar” con partidarios y detractores antes de “adoptar una decisión definitiva”. Así se lo ha comunicado la concejal de Movilidad, Telesfora Ruiz, a la asociación de vecinos Zaidín Vergeles, con la que ha mantenido un encuentro esta tarde para tratar la posibilidad de hacer de pago a la totalidad de las plazas de estacionamiento existentes en estos viales, relata el presidente del colectivo, Antonio Ruiz.

Esta iniciativa ha despertado el malestar de los residentes de la zona, agrega el representante vecinal, que mantuvo una reunión con los afectados el pasado viernes para conocer su opinión al respecto. “La postura en contra fue unánime”, recuerda Ruiz, que ha promovido otro encuentro a tres bandas –vecinos, comerciantes y área de Movilidad- para finales de esta semana.

Calle Palencia.

La calle Palencia dejará de tener plazas libres de aprobarse la medida.

El gerente de Tráfico, Jesús Muñoz, acudirá a la cita como representante de la concejalía para pulsar la opinión del barrio y explicar las implicaciones de esta medida, con la que los comerciantes del Zaidín esperan favorecer el consumo al hacer posible la rotación de aparcamientos y, por ende, su disponibilidad.

Mientras los empresarios reclaman el pago por estacionar en estas zonas del Zaidín, los residentes temen las consecuencias. Así, de llevarse a cabo tendrían que sumar a sus gastos ordinarios un euro por día de aparcamiento o doce euros mensuales, precios correspondientes a las dos modalidades de tarjetas existentes en la ciudad.

“Este gasto adicional en época de crisis resulta inasumible para ciudadanos a los que no paran de exigir esfuerzos económicos extra”, sostiene Ruiz, quien entiende que extender la zona azul “agravará”, además, “la falta de estacionamiento del Zaidín, un barrio pobre que sumará al problema de no tener aparcamiento el de tener que pagar por las pocas plazas disponibles”, mantiene.

Por este motivo, el colectivo respaldará a los afectados si toman medidas en contra. La asociación “estará al lado” de los vecinos y “saldrá a la calle con ellos si así lo deciden”, aunque espera que Movilidad “se replantee” la ampliación de la zona azul si los residentes se oponen, como “ha dejado entrever la concejal del ramo”, comenta Ruiz.

Emplaza, por lo mismo, a la próxima reunión sobre este asunto (fijada para el jueves) una decisión al respecto.

(07/05/2012)

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.