El derribo del torreón ilegal de la Casa de Porras, en ‘stand by’

El torreón ilegal de la Casa de Porras, el palacete mudéjar del siglo XVI de la Universidad de Granada sitiado en el Albaicín, permanece en pie tres años y medio después de que la Comisión de Patrimonio decidiera su derribo por exceder en altura y tapar vistas de la Alhambra. La UGR está a la espera de que Cultura se pronuncie sobre dos posibles alternativas.

El torreón de la Casa de Porras resta vistas de la Alhambra.

La Universidad de Granada está a la espera de la respuesta de la Comisión de Patrimonio de la Delegación de Cultura para restituir a la legalidad el torreón que se construyó hace unos años en la Casa de Porras, un palacete mudéjar del siglo XVI. La Junta de Andalucía comunicó en septiembre de 2008 que la torreta adosada al edificio principal, donde se instaló un ascensor para favorecer el acceso al edificio de las personas con problemas de movilidad, excedía en altura y, por tanto, debía situarla a la altura de la cornisa.

Tres años y medio después la vicerrectora de Patrimonio y Campus de la UGR, Begoña Moreno, explica a GranadaiMedia que, después de que Cultura rechazara sus alegaciones, presentaron en febrero de 2011 una propuesta con dos alternativas posibles para adecuar el torreón a la legalidad.

casa-porras-ascensor

El torreón visto desde del interior del palacete, donde se ha instalado el ascensor.

Las dos posibilidades que están encima de la mesa de Comisión de Patrimonio y de las que tiene conocimiento el Ayuntamiento de Granada pasan por demoler la parte que sobresale del torreón, lo que implicaría un cambio del modelo de funcionamiento del ascensor, o bien modificar la cubierta inclinada por una plana para reducir la altura hasta lo legal permitido. «Vamos a actuar en un sentido o en otro pero no sabemos los motivos por los cuáles no se nos ha dado respuesta», señala la vicerrectora, quien asegura que el escrito fue presentado en febrero de 2011 y que «la voluntad  de la UGR ha sido siempre la de tratar de solucionar el problema«.

En la última junta municipal de distrito del barrio, celebrada en febrero, los vecinos que denunciaron el impacto visual del torreón preguntaron al Ayuntamiento de Granada, responsable de la concesión de la licencia de obras, cuándo iba ejecutar el acuerdo de la Comisión de Patrimonio que ordenaba la eliminación del torreón.

La respuesta del Ayuntamiento añade algo más de confusión al asunto: «Se trata de una obra que la Universidad ejecutó sin autorización. Se inició un expediente disciplinario y en este momento se está impulsando la restauración y el disciplinario para cumplir las exigencias de Cultura«.

Ya se sabe que las cosas de Palacio…

(8-3-2012)

 

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.