Vía libre para actuar en el cerro de San Miguel

cuevas-san-miguel

Una de las cuevas del cerro de San Miguel alto. Al fondo, la Alhambra.

Hace justo seis años un centenar de agentes de la Policía Nacional y Local abría paso a un bulldozer y una excavadora para proceder a la clausura de varias cuevas del cerro de San Miguel alto pese a la oposición de sus moradores. La imagen puede volver a producirse en breve si, como todo parece indicar, existe consenso entre los vecinos para que se «ponga orden» en el paraje.

El pasado viernes, en la Junta Municipal de Distrito que preside el concejal de Cultura, Juan García Montero, se acordó por unanimidad de los portavoces vecinales -con voz y voto en la asamblea- trasladar a las concejalías de Seguridad Ciudadana, Mantenimiento y Urbanismo que “estudien el problema para que se ataje lo antes posible”.

La decisión se adoptó tras la queja de una vecina que viene insistiendo en las JMD de la insalubridad que existe en la zona, los movimientos de tierra que se están produciendo para acondicionar las cuevas y los supuestos problemas de conflictividad entre moradores de origen extranjero que se han instalado en el cerro.

Juan García Montero, consciente de lo “delicado” del asunto, instó a los representantes de las asociaciones del Fargue, Haza Grande, Albaicín y bajo Albaicín a alcanzar un acuerdo unánime para tener las manos libres en el caso de que el equipo de gobierno decida intervenir. Recordó los problemas que se derivaron del cierre de las cuevas, conocedor de que es necesario una orden judicial para desalojar a sus habitantes.

Los vecinos dan traslado a Seguridad Ciudadana, Mantenimiento y Urbanismo para que «atajen el problema»

De hecho, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía rechazó en 2008 la autorización solicitada por el Ayuntamiento para desalojar a los moradores de dicho paraje por entender que la decisión colisionaba con los derechos fundamentales de los vecinos que residen en el lugar. Incluso el fallo ponía en duda la propiedad de las mismas que se atribuía la empresa Emuvyssa por estar en suelo municipal.

Lo más cercano en el tiempo que concierne a las cuevas se produjo en julio de 2011 cuando el gobierno municipal aprobó el informe jurídico sobre la titularidad de las cuevas, donde se reconoce la legítima propiedad de siete cuevas. La resolución abrió la puerta a posibles desalojos, según opinaron entonces los moradores, convencidos de que el Ayuntamiento pretende construir un núcleo turístico aprovechando las privilegiadas vistas a la Alhambra y la ciudad.

Así lo dejó entrever en la JMD la exdiputada socialista y vecina del barrio, María Izquierdo Rojo, presente en la asamblea, quien aludió a los “intereses municipales” para levantar una zona residencial turística; observación que fue negada de forma tajante por García Montero. Fue la única voz discrepante, en este caso sin voz ni voto, ante la ausencia de los representantes del PSOE e IU, quienes en el pasado cuestionaron más las formas de proceder al desalojo que el fondo de la cuestión.

Fondos europeos para adecentar el cerro de San Miguel y el Sacromonte

El portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Granada, Francisco Puentedura, ha presentado hoy, lunes, una iniciativa en la que pide al gobierno municipal que acuda a los fondos europeos de desarrollo rural (fondos FEADER) para evitar la degradación del cerro de San Miguel, Sacromonte y el Valle de Valparaíso, “que cuentan con un alto valor paisajístico, natural y cultural que hay que proteger”.

Según explica el concejal de IU, la ciudad de Granada puede presentarse a uno de los programas de actuación que «se orienta a la conservación y mejora del patrimonio rural y natural”. Además, según el portavoz de IU, el Ayuntamiento puede acudir a proyectos dirigidos a “la adecuación de sendas y caminos naturales, así como señalización y promoción de rutas ligadas a la naturaleza o itinerarios culturales y tradicionales».

Puentedura señala que es “urgente” la actuación en estos parajes naturales pues «se encuentran muy degradados por el abandono que sufren desde hace décadas, y que además están amenazados por la especulación urbanística”. En este sentido, recordó “las intenciones que tienen algunos promotores de hacer un hotel de lujo en el cortijo Jesús del Valle, que está declarado bien de interés cultural (BIC), o un hotel turístico en las cuevas del cerro de San Miguel”.

Como medidas inmediatas, el portavoz de Izquierda Unida propone “la limpieza y mantenimiento de estas zonas, la recuperación de caminos y veredas naturales así como la recuperación de las vías naturales de desagüe de los propios montes, que han sido interrumpidas en muchos casos por actuaciones urbanísticas irregulares, que están provocando filtraciones a viviendas-cuevas poniendo en peligro su estabilidad y seguridad, en el Sacromonte, Cerro de san Miguel y Barranco de los Naranjos”.

Además Puentedura solicita la limpieza del cauce del río y la reforestación y limpieza del Valle de Valparaíso, “para evitar riesgos de inundaciones y de incendios en verano”.

Estas actuaciones son, según el concejal de IU, «muy efectivas» en la recuperación del patrimonio y requieren «poca inversión en material y sí mano de obra, con lo cual es un proyecto que puede generar bastante empleo a lo largo del 2013 para más de 60 familias en la ciudad de Granada”.

Noticias relacionadas:

(27-1-2013)

 

Comentarios en este artículo

  1. Soy Vecino muy directo de esta problemática. En primer lugar me alegra saber que todos los vecinos del Albayzin se pone de acuerdo para resolver esta situación. La problemática del cerro de San Miguel es ya conocida. No hay saneamientos, no hay servicio de limpieza, no hay instalación de agua. Acumulación muy, muy excesiva de basura en los puntos de recogida. El cerro esta plagado de restos biologicos, heces,orines, animales sin control veterinario(Brotes de sarna). Además de esto, existe una instalación de cableado improvisada y conectada a la red publica (Que pagamos todos). También existe todo un circuito de saneamientos abiertos al exterior. Muchos de los vecinos hemos tenido que soportar y ver como las heces de los ocupantes caían sobre nuestros tejados y mas tarde ver como ratas del tamaño de un perro venían a alimentarse de tan suculento manjar. En resumen lo que viene siendo una Favela. Nosotros no hemos dicho que las cierren ni que echen a nadie. El cerro esta vivo y eso nos gusta. Simplemente se exige que como habitantes que son cumplan con sus obligaciones para con sus vecinos. Queremos que se regularice todo que se disponga de instalaciones básicas y que haya un control urbanístico, sanitario y policial de la zona. Eso exige una inversión y un compromiso del ayuntamiento que nunca ha existido ya que como todos sabemos no aporta dinero. Sumarle ademas que bien es conocido que el ambiente bohemio; a ciertos sectores de la sociedad granadina reinante, no le hace mucha gracia. Espero que esto se haga realidad y no caiga en saco roto como siempre ha sucedido. He leído muchas veces ésto en el periódico pero nadie le pone el cascabel al gato.

    Fernando M
  2. Gracias, Fernando, por tu comentario.

    GranadaiMedia
  3. Gracias a ti por tu gran y excelente labor informativa de barrio. Tan necesaria. Un saludo

    Fernando M
  4. Soy una vecina que vivo al lado de las cuevas,aunque soy bastante joven(15)me gustaría decir que con el calor es insoportable vivir aquí ya que con el calor las suciedades de las cuevas(heces,orines,basura,etc.) huele mal. Por favor que le pongan solución ya que este lugar es idílico para vivir, a parte, de que están destrozando el monte con tanta obras como le están haciendo a las cuevas

    M.M.S.-V.

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.