Ocupas con los días contados

Barrichuelo, Alpargateros Baja

Un albañil tapona la puerta de acceso a las viviendas de Alpargateros Baja.

Los ocupas de los Cármenes del Triunfo, una urbanización a medio hacer y abandonada por su promotor en la zona conocida como el Barrichuelo, tienen los días contados.Un grupo de albañiles, por encargo del Ayuntamiento de Granada, ha iniciado las labores de sellado de la manzana formada por 31 viviendas que estrenaron indigentes y al que se han ido sumando otros personas, muchos de ellos inmigrantes, con escasos recursos.

Se ha empezado a taponar con ladrillos de hormigón los accesos de las viviendas de Alpargateros Baja, labor que sigue de cerca la Policía para evitar problemas.

El martes, a primera hora de la mañana, agentes de la Policía Local procedieron a identificar a los ocupas, una maniobra para tener controlados a los moradores, algunos de los cuales han decidido recoger sus cosas y buscar refugio en otra parte.

Según ha podido saber GranadaiMedia, la intención de las autoridades es ir sellando la urbanización, dejando únicamente una entrada que se cerraría definitivamente en el momento en el que se obtuviese la orden del juez para el desalojo.  Ésta ya se ha solicitado por parte del administrador judicial nombrado en el proceso concursal que se sigue por los impagos de la promotora.

La crisis se llevó por delante a la promotora Leonardo Davinci que no pudo  hacer frente a sus compromisos. Los requerimientos del Ayuntamiento para que procediera a cerrar la urbanización llegaron tarde, cuando ya se había declarado en quiebra y se había iniciado el proceso concursal. Fuentes municipales informaron ayer que el Ayuntamiento, personado en la causa como perjudicado, tuvo que retirar en una primera fase el andamiaje de la obra vía ejecución subsidiaria, lo que supuso un desembolso de 27.000 euros. A ello tiene que sumar el coste de la limpieza y sellado de la urbanización que se lleva a cabo en este momento.

Reuniones con la Subdelegación y el Ayuntamiento

En los últimos días se han intensificado los encuentros para echar de las casas al medio centenar de ocupas que, según los vecinos, han hecho de aquello un foco de insalubridad. Es un número aproximativo porque son muchos -reconocen los propios afectados- los que están de paso.

Los vecinos mantuvieron el pasado lunes una reunión con el subdelegado del Gobierno en Granada, Sebastián Pérez, quien se comprometió –según la versión de los vecinos- a solucionar el problema de ruidos, molestias, falta de limpieza e inseguridad que vienen denunciando en los últimos dos años y que se ha agravado en los últimos meses con detenciones incluso de alguno de los allí residentes.

Barrichuelo, basura

Basura acumulada en el interior de la urbanización del Barrichuelo.

Una vecina de la zona, que no ha querido identificarse por miedo a posibles amenazas, sostiene que la situación se ha vuelto insostenible por las continuas peleas que mantienen entre ellos, la suciedad que se acumula en el interior y el peligro de incendio continuo.

En el interior de la urbanización han tenido lugar distintos incidentes que han obligado a intervenir a la Policía. El último caso tuvo que ver con un presunto delito de malos tratos. “Todo el mundo tiene derecho a una vivienda pero no se puede vivir destrozándolo todo y con peleas continúas”, opina la vecina afectada.

Los vecinos han remitido cartas al Ayuntamiento de Granada y a la Subdelegación del Gobierno, además de solicitar una reunión con el Defensor del Ciudadano. Aseguran que las viviendas no cubren las necesidades de alojamiento de los ocupas puesto que, en muchas ocasiones, sólo están de paso; y reclaman una intervención urgente para proceder al cerramiento y el posterior desalojo.

Se da también la circunstancia de que la zona de aparcamientos de la urbanización estaba siendo utilizada por jóvenes para la realización de talleres desde la autogestión. Contaron con la complicidad de algunos vecinos pero también con la oposición de otros. GranadaiMedia trató ayer sin éxito de obtener su versión de los hechos.

Limpieza tras el desalojo de ocupas en el Barrichuelo

La Policía Local de Granada ha desalojado esta mañana al último de los ocupas que permanecía en la urbanización abandonada denominada Cármenes del Triunfo, situada en la zona conocida como el Barrichuelo, entre las calles Baja de San Ildefonso y Baja de Alpargateros.

La semana pasada se iniciaban las labores de sellado de la urbanización a medio hacer que ha servido durante los dos últimos años de refugio a indigentes y a personas con escasos recursos. Se trataba de una demanda que reclamaban los vecinos molestos con los ruidos y la insalubridad del recinto.

Uno de los residentes de la calle Baja de Alpargateros ha llegado a ver “ratas de gran tamaño” merodear entre la basura que ha sido arrojada al patio de la urbanización y en los alrededores. Esta misma mañana una brigada del servicio de limpieza de Inagra sacaba colchones, basura, muebles y ropa vieja del interior del recinto.

“Esperamos que vuelva la normalidad porque en los últimos meses hemos asistido a peleas entre los propios ocupas e incluso se ha producido algún incendio intencionado”, confiaba otra vecina.

Las labores de limpieza están siendo supervisadas por agentes de la Policía Local de Granada para evitar problemas. La mayor parte de los ocupas han desalojado los apartamentos por su propio pie en los últimos días. Ya la semana pasada se les comunicó que era inminente la orden de desalojo y que debían abandonar el lugar, según han confirmado fuentes de la Policía Local que aseguraron que esta misma mañana salía el último de los moradores.

(16-10-2013)

Comentarios en este artículo

  1. Si solo «ocuparan la casa», más las destruyen, se roban los bienes y hasta las tejas se llevan.
    Babolé 4-tiene pérdidas de 30.000 eu.

    elvira madigan
  2. Exacto, si solo «ocuparan la casa» con un mínimo de respeto, pues bueno, pero a la vista está que no es el caso; Es una pena que pudiendo respetar no se respete; que pudiendo aportar a la comunidad, se le reste. La mala situación económica de los perjudicados por el paro y la falta de ayudas puede legitimar la ocupación de un espacio abandonado, pero no justifica que lo maltrates. Así pasa, que al final provocan que los echen. Creo que los que iban usar los bajos para hacer talleres llevaban otra linea, según los diarios y algunos vecinos este grupo llegó a limpiar las 3 plantas de aparcamientos y toda la zona comunal de arriba (la cual ni siquiera iban a utilizar). Es bueno diferenciar porque los casos de ocupación son cada vez más comunes en España y creo que es determinante la actitud de los mismos para ganarse el apoyo de los vecinos, que al fin y al cabo, serán los directamente perjudicados… o los indirectamente beneficiados.

    Irene

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.