El Albaicín bajo se llena de basura

Propietarios de los negocios cercanos a la Placeta de San Gil y vecinos de la zona Elvira han denunciado hoy la acumulación de basura fuera de los contenedores soterrados. Algunos hosteleros no tienen reparos en sacar los desperdicios y arrojarlos en plena calle.

Placeta-Sta-Inés-basura

Mario, el propietario del kiosko de la placeta de Santa Inés, señala el montón de basura.

Mario regenta el kiosko de prensa situado en la placeta de San Gil, a cuya espalda se amontona la basura fuera de los contenedores soterrados. Tanto él como el resto de propietarios de los negocios que se encuentran en las inmediaciones de la calle Elvira y Calderería vieja, han llamado esta misma mañana a Inagra para que recojan los desperdicios antes de que las altas temperaturas conviertan la zona en irrespirable.

La situación se hace extensible a otros puntos de Plaza Nueva y la calle Elvira. Junto a uno de los muros del edificio del Banco de España se desparrama la basura por el suelo. «Si ahora huele mal, cuando dé el sol, el olor será insoportable», asegura Mario, quien dice haber llamado tres veces a los servicios de recogida de basura. Desde Inagra le han asegurado que pasarán a recogerla, sin precisarle la hora.

Elvira-Banco-basura

Imagen de los contenedores situados en uno de los muros laterales del Banco de España.

No es la primera vez que los lunes amanecen con una montaña de basura junto a sus negocios. Los propios barrenderos que se encargan de la limpieza viaria en las calles del bajo Albaicín se mostraban esta mañana sorprendidos y alguno de ellos tomaba fotos del lugar.

Hasta hace unas semanas Inagra retiraba a diario la basura de la placeta de San Gil, incluido los domingos, un día que no hay recogida pero que, hasta ahora, por ser una zona de reclamo turístico, se ordenaba de madrugada el vaciado de los contenedores.

Pero el incivismo no entiende de normas. Los contenedores, por lo general, son lugares destinados a la basura doméstica de los vecinos a partir de las 20.00 horas. El problema, según cuenta uno de los empresarios de la zona que no quiere identificarse para evitar enfrentamientos, es que hay hosteleros que desde hace tiempo sacan su basura industrial a cualquier hora del día y ni siquiera lo hacen en sus contenedores, tal y como obliga la normativa, sino que » vienen de otras calles y arrojan sus bolsas de forma indiscriminada fuera de los depósitos».

 

Plaza-Nueva-basura

Turistas pasan por delante de la basura que se acumula junto a los contenedores de Plaza Nueva.

Él ha sido testigo de cómo los trabajadores de un establecimiento de Reyes Católicos ha vaciado su basura en la Plaza de San Gil pese a que los contenedores soterrados estaban llenos. El empresario asegura  que Inagra les ha comunicado que ha sido el propio Ayuntamiento el que ha pedido que no se recoja la basura para tratar de identificar a los infractores. «Nuestra queja no se dirige contra el Ayuntamiento o Inagra, se dirige a los hosteleros que no cumplen con la normas establecidas. Mientras que unos guardamos la basura en nuestros almacenes, otros prefieren que su basura se la coman otros», censura.

Una de las vecinas que vive justo encima muestra su indignación mientras rellena su bonoloto en el kiosko de Mario. «Esto es increíble. En lugar de una zona turística parece que vivimos en el Tercer Mundo», lamenta.

Otras noticias relacionadas:

(25-6-2012)

Comentarios en este artículo

  1. Bueno, en consonancia con la idea del Ayuntamiento (éste y anteriores) de que Elvira no es Patrimonio Histórico como el resto del barrio del Albayzin. Por eso la maltratan con el paso de vehículos, situación de espantosos contenedores en superficie, descuido en la limpieza, ocupación masiva de aceras con carteles publicitarios y mesas de bares,etc.
    Esto es un ejemplo de la lógica de los responsables políticos, Reyes Católicos si merece ser peatonal y ser embellecida continuamente; Elvira no.

    FRAN

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.