Rober: cerrada la puerta a los despidos

Los trabajadores del transporte urbano de la ciudad ratifican el preacuerdo alcanzado con la empresa, con lo que finalmente se deconvoca la huelga indefinida prevista para la próxima semana. La compañía se ha comprometido a mantener los 340 puestos actuales hasta 2014.

Autobús urbano Granada

En 2014 se volverán a negociar las condiciones.

Los trabajadores de Transportes Rober han logrado cerrar la puerta a los despidos hasta 2014. Tras mes y medio de movilizaciones, la empresa se ha comprometido a mantener los 340 puestos actuales durante este año, con independencia de que el Ayuntamiento aplique o no recortes. La plantilla ratificó ayer el preacuerdo alcanzado con esta idea el pasado 27 de diciembre, con lo que se ha desconvocado la huelga indefinida prevista a partir de la próxima semana, además de las futuras protestas.

«Se trata de un logro muy importante, no solo a nivel laboral, sino también en defensa del transporte público de calidad, ya que se ha firmado el convenio colectivo y se ha retirado el Expediente de Regulación Temporal de Empleo. Además, nuestros puestos no peligrarán en 2013″, señaló Juan Francisco Muñoz (CCOO), presidente del comité de empresa.

Muñoz (c) y Zarza (i) junto a otro miembro del comité de empresa, en rueda de prensa.

Para hacer posible este acuerdo, los trabajadores se han congelado el sueldo y han renunciado a determinados pluses, como el que percibían por festivos, «equivalente a unos 1.300 euros», explicó Muñoz. A cambio, descansarán cuatro festivos más al año y la empresa asumirá el coste de la reducción de la jornada laboral semanal en una hora (de 38 a 37 horas), un «importante esfuerzo» que el comité quiso «reconocer y agradecer» a Transportes Rober.

Esta redistribución generará «más trabajo» para los fijos, así como para los 42 conductores de la bolsa de empleo, que llevaban «cuatro o cinco meses con contratos parciales por horas», indicó el presidente del comité de empresa.

Según añadió, este acuerdo será de carácter temporal, ya que en 2014 se revisarán nuevamente las condiciones. «Habrá que comprobar entonces si estas medidas son suficientes para hacer frente a la entrada del metro y la reestructuración de líneas prevista en el Plan de Movilidad que pondrá en marcha el Ayuntamiento», concretó.

El comité de empresa se comprometió, entre tanto, a «velar por la calidad» del servicio, ante la subida de tarifas anunciada para enero y los posibles recortes de kilómetros futuros, unos «tijeretazos que de producirse, no hacen sino provocar que los ciudadanos vayan como sardinas en lata», puntualizó, por su parte, Curro Zarza (UGT).

(04/01/2013)

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.