Despliegue policial en el Huerto del Carlos

policía-huerto del carlos

Tres agentes esperan a que su compañero compruebe la documentación de un inmigrante.

Hasta diez agentes de la Policía Nacional se personaron ayer de forma sorpresiva en el Huerto del Carlos, uno de los parques públicos del Albaicín, para identificar a unos cuantos jóvenes que a esa hora, sobre las 8:30 de la tarde, se congregaban en la explanada.

Uno de los agentes trataba de explicar a un ciudadano africano, tras proceder a su identificación, que su presencia en el lugar obedecía al malestar vecinal. En el momento de la visita de los agentes no había más de una treintena de personas, la mayoría padres con sus niños en la zona reservada a  los columpios infantiles. Ni siquiera había músicos que pudieran hacer ruido ni se había organizado botellón alguno, uno de los problemas que en ocasiones se ha denunciado en la junta municipal de distrito. Lo cierto es que el ambiente era de normalidad absoluta y, de hecho, no hubo detenciones.

Coincide el despliegue policial con las denuncias que desde algún colectivo vecinal y desde el principal partido de la oposición, el PSOE, se han realizado en los últimos días por algunos casos de inseguridad ciudadana en el barrio que el gobierno municipal ha negado con rotundidad. En el Albaicín se produjeron cinco robos en los últimos tres meses, según los datos policiales que facilitó el propio alcalde José Torres Hurtado en el debate sobre el estado de la ciudad.

Lo que sí quiere el gobierno municipal, y así lo expresó su portavoz y alcalde de barrio del Albaicín, Juan García Montero, en la última Junta Municipal de Distrito, es que, aprovechando la inminente remodelación de la plaza, se declare zona de especial protección infantil donde no se pueda beber ni siquiera fumar.

(5-7-2013)

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.