Fuegos intencionados alarman a los vecinos

En menos de 24 horas los vecinos del Barrichuelo, en el Albaicín, han visto cómo ardían dos habitaciones de los Carmenes del Triunfo, la urbanización abandonada a su suerte por uno de tantos promotores que se declararon en quiebra. Los fuegos, al parecer, han sido intencionados.

incendio-barrichuelo

Un bombero se prepara para intervenir en el incendio declarado en los Carmenes del Triunfo.

Dos incendios intencionados en un mismo día en la urbanización abandonada de los Cármenes del Triunfo, en el Albaicín, han causado la alarma y la indignación de los vecinos de la zona. Los agentes de la Policía Local que a las 22 horas se desplazaron al edificio malogrado que se encuentra entre San Ildefonso baja y Alpargateros, barajaban la posibilidad que los dos fuegos estuviesen relacionados y que el motivo no fuera otro que la venganza, un ajuste de cuentas entre algunos de los indigentes que han buscado refugio en una urbanización destartalada.

Los dos incendios se produjeron en la parte alta de la urbanización donde no existen puertas ni ventanas. El primero tuvo lugar al mediodía. Las llamas destrozaron una de las habitaciones ocupada por un indigente aunque casi todas ellas están llenas de escombros y sirven, según los vecinos, de letrinas y basurero. El fuego fue sofocado a los pocos minutos.

El segundo de ellos tuvo lugar sobre las 22 horas en una de las habitaciones contiguas. Las llamas se podían ver desde el Carril de la Lona. Un humo denso salía por una de las ventanas traseras, mientras los vecinos que alertaron a los bomberos y a los agentes de la Policía Local y Nacional, exigían el desalojo de sus ocupantes. Una de las mujeres enojadas atribuía la autoría de un robo con fuerza, ocurrido en las proximidades, a una de las personas que allí se alojan. «Esto es un día sí y otro también, estamos hartos de que no nos hagan caso y que tengamos que soportar continúas peleas a todas horas«, denunciaba otra de las vecinas.

Tres dotaciones de los bomberos accedieron al lugar por Alpargateros aunque tuvieron que entrar con las mangueras por uno de los costados del edificio, una labor de extinción que se prolongo durante más de media hora. Mientras, agentes de la Policía Local procedían a identificar a los indigentes, algunos de ellos toxicómanos, aunque no hubo detenciones. Los propios policías, que conocen a la mayor parte de ellos de otras ocasiones que han intervenido en el lugar, admitían que en su gran mayoría son indigentes con problemas de adicción a las drogas, pero no delincuentes.

Barrichuelo-vecinos

Los vecinos de Alpargateros mostraron su indignación por los dos incendios ocurridos en un mismo día.

Bárbara era una de las jóvenes interceptadas por la Policía cuando regresaba, junto a un amigo, a su refugio. Ambos aseguraron que llevaban dos días ocupando una de las habitaciones y que apenas conocían al resto de moradores. Sin saber los pormenores del suceso sospechaban que era obra de «niñatos que se dedican a agredir a gente como nosotros que no tiene casa». «A mí me llegaron a pegar fuego a la tienda de campaña», se quejaba el joven acompañante.

La escena también era seguida de cerca por Manolo y su hija pequeña. No parecía inmutarse por lo sucedido , «acostumbrado» -confesaba- a sobresaltos similares. Se refirió a las veces que se han quejado al Ayuntamiento de Granada sin resultado alguno. No ocultaba cierta resignación, testigo durante los últimos años de «la llegada y salida de gente con colchones, sillas, incluso mesas de terrazas de bar..».

Los agentes le hicieron saber que no pueden desalojar el edificio mientras no haya una orden judicial. Los vecinos han pedido a la Subdelegación de Gobierno que intervenga, al Ayuntamiento de Granada que ejecute de forma subsidiaria el sellado de los accesos. Incluso ha intervenido de oficio el defensor del Ciudadano por los problemas de insalubridad en la urbanización.

Manolo reconocía que la situación había mejorado en el último mes después de que jóvenes artistas procedieran a la limpieza de los aparcamientos con el objetivo de desarrollar allí actividades culturales. «Ellos no han dado, por el momento, problema alguno, hablaron con nosotros y se han dedicado a limpiar la calle y los garajes. A mí no me estorban siempre y cuando no molesten al vecindario». Los garajes sólo sirven de talleres y, en el momento del segundo incendio, se encontraban cerrados.

La normalidad regresó una hora después. Los agentes y los bomberos abandonaron el lugar, circunstancia que fue aprovechada por sus moradores para regresar a sus refugios.

(2-5-2012)

Comentarios en este artículo

  1. […] una de las preocupaciones de los vecinos del Albaicín y anoche ocurrió. En menos de 24 horas se sucedieron dos incendios intencionados en la abandonada urbanización Cárme…, en el Barrichuelo. Álvaro Calleja recoge los hechos en GranadaiMedia e incluye un vídeo de […]

    Granada despierta con olor a quemado en el Albaicín y cruces en todos los barrios | Granada despierta

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.