Ejercicio de confusión en torno al Rey Chico

Los vecinos del bajo Albaicín están que trinan. Los aparatos para el ejercicio físico que se instalaron en la explanada del Rey Chico han desaparecido. El gobierno municipal no ofrece información. Sólo a través de IU se ha sabido que la medida es provisional y que la intención es reorganizar el espacio con un aparcamiento para bicis, más bancos y zona para ejercicios.

Rey-Chico-explanada

Lugar donde estaban instalados los aparatos para realizar ejercicios físicos.

Sin previo aviso. De la noche a la mañana, los usuarios del Albaicín que venían utilizando los aparatos de gimnasia instalados en la explanada del Rey Chico se han encontrado con la sorpresa de que han desaparecido. Ni rastro de ellos. Algunos de los vecinos que acuden a diario a realizar su tabla de ejercicios no han ocultado esta mañana su malestar.

Las llamadas al Ayuntamiento de Granada para averiguar los motivos de su retirada se han sucedido durante toda la mañana, sin respuesta alguna. GranadaiMedia trató sin éxito de recabar una explicación por parte del área de Mantenimiento.

La respuesta ha venido de la mano del grupo municipal de IU, cuyo portavoz, Francisco Puentedura, conocedor del problema por la denuncia de varios vecinos, realizó esta misma mañana una gestión de urgencia en la Concejalía de Mantenimiento. Según el concejal de la oposición, el argumento dado por el gobierno municipal es que se quiere reorganizar el espacio para instalar en el plazo más breve posible una aparcamiento destinado a bicicletas, colocar unos bancos públicos y volver a fijar la zona deportiva.

No es precisamente el Albaicín un barrio que disponga de muchos espacios destinados al deporte. La carencia de instalaciones deportivas es una de los problemas a los que ningún gobierno ha sabido dar solución.  El avance más significativo en este terreno ha sido la instalación de estos aparatos en la explanada del Rey Chico y en el Huerto del Carlos, muy utilizados por personas de mediana edad y mayores que acuden a diario a realizar estiramientos.

Incluso en ocasiones se encuentran alguna sorpresa desagradable, como la que relataba el pasado martes en la sede de la Asociación de Vecinos del Bajo Albaicín un usuario de los aparatos del Huerto del Carlos, que había sido acribillado por una plaga de pulgas mientras se ejercitaba en uno de los columpios.

(4-7-2012)

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.