El arte callejero marca estilo

Callejear por el Albaicín siempre depara sorpresas. La calle Beteta es uno de los corredores más abandonados del bajo Albaicín. Quizá por ello se preste a excéntricos hábitos, como el del autor de este espantajo que adorna uno de los muros pintarrajeados del barrio.

arte callejero

El espantajo cosido a uno de los muros de la calle Beteta

Para algunos será pseudoarte, para otros incivismo y para los excéntricos, un fenómeno paranormal. Estos últimos defenderían que el cuerpo se ha desintegrado y sólo ha quedado la roída vestimenta cosida al muro de la calle Beteta, a escasos metros de la Casa del Aire. Volatilizado.

Al otro lado del muro, el abismo. O lo que viene a ser lo mismo, la ladera del Zenete que desemboca en el solar abandonado por la Junta de Andalucía en la calle Elvira.

Las interpretaciones pueden ser muy dispares e incluso disparatadas. Hasta ahora era habitual encontrarse con zapatillas deportivas colgadas del cableado, sobre cuya práctica se hacen curiosas lecturas; pero este tipo de atuendos, que pueden despertar una sonrisa, la reflexión o el rechazo por inapropiado, no suelen ser muy habituales en el entorno urbano.

Junto al espantapájaros callejero sobresale un dibujo de una niña preguntado a su papa “¿qué era el dinero?” Quién sabe si lo que pretende el autor, que oculta su identidad bajo este monigote sin rostro, es marcar tendencia, un estilo que por otro lado no pasa de moda.

Malos tiempos para salir de compras, incluso en temporada de rebajas. Imaginamos que en una de las naves de exposiciones de ARCO el espantajo no desentonaría, pero ¿qué opinan de su presencia en uno de esos muros de las lamentaciones que ocultan las vergüenzas del Albaicín?

(10-7-2012)

Comentarios en este artículo

  1. arte siempre va bien… a no ser que sea encima de otro arte 😉

    juanmiguel
  2. Fenomenal, una contribución a la calle, una forma de revertir la dejadez… interpretaciones? eso es de lo que el arte trata.

    ANika
  3. Arte efímero. Al día siguiente de hacer este artículo, desapareció. Gracias por vuestros comentarios.

    Álvaro Calleja

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.