El cuidado de la Puerta de Elvira divide a la Junta y el Ayuntamiento

La Delegación de Cultura pretende implicar al Ayuntamiento en un plan de mantenimiento de la Puerta de Elvira. Pedro Benzal quiere que el gobierno de la ciudad sea «copartícipe» de la limpieza, incluidas las pintadas. Sin embargo, el Ayuntamiento no parece dispuesto a correr con los gastos de los grafitis, según ha trasladado a los vecinos.

Puerta-Elvira-Pedro Benzal

El delegado de Cultura Pedro Benzal conversa con la presidenta de la AVV del bajo Albaicín, Lola Boloix.

Han tenido que transcurrir años para ver la Puerta de Elvira libre de vallas. Esta mañana el delegado de Cultura de la Junta de Andalucía, Pedro Benzal, regresaba a la histórica puerta de entrada a la ciudad para presentar por segunda vez una intervención arqueológica que se ha prolongado más de lo debido.

Momentos antes de comparecer ante los medios de comunicación, Benzal se afanaba en explicar a los periodistas que al acto -al que también acudieron vecinos y representantes de la Asociación del bajo Albaicín- había sido invitado el concejal de Mantenimiento del Ayuntamiento, José Antonio Mérida, que había excusado su ausencia por motivos de agenda. Quizá el delegado de Cultura pretendía que no se vinculara su presencia allí con una de tantas inauguraciones en días anteriores a la campaña electoral del 25-M.

puerta-elvira-albaicín

Pintada realizada en la Puerta de Elvira que permanece desde julio.

La única novedad, con respecto a la presentación que él mismo hizo en septiembre -no a finales de enero como repitió en dos ocasiones-, fue el anuncio de que remitirá al Ayuntamiento de Granada un plan de conservación de la Puerta de Elvira para que sea «copartícipe» de los labores de limpieza. Tiene que ver mucho con el temor a la aparición de pintadas y qué administración asume el coste de su limpieza. Ya se pintarrajeó la Puerta de Elvira este verano y ahí sigue el grafiti, sin que ninguna administración se haya encargado del asunto.

La Delegación de Cultura considera que es un espacio compartido con el Ayuntamiento y que, por tanto, debe ayudar en las tareas de mantenimiento. Sin embargo, el equipo de gobierno del PP lo dejó bien claro en su respuesta a los vecinos en la última junta municipal de distrito celebrada en febrero: «La limpieza de los grafitis corresponde a los titulares de los inmuebles. En el caso de la Puerta de Elvira corresponde a la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía».

«Nosotros estamos dispuestos a colaborar y, en caso de que se produzca una agresión [sobre el patrimonio histórico], presentaremos una denuncia inmediata en la Fiscalía», precisó Benzal, quien trasladará una llave del recinto al Ayuntamiento de Granada para que organice en el espacio amurallado, si lo considera oportuno, actividades culturales para un público limitado.

«La intervención ha sido modélica y muy necesaria. No queremos que pueda deteriorarse por los vándalos», añadió el arquitecto Carlos Sánchez, quien explicó los detalles técnicos de la intervención.

También se le preguntó a Benzal por las cámaras de seguridad a las se refirió en septiembre para salvaguardar el patrimonio, en este caso el Palacio de Dar al Horra. Por su respuesta, no se ha avanzado en ese proyecto piloto que se pretendía poner en marcha en colaboración con las universidades andaluzas. Tampoco se comprometió en la restauración de la Puerta de Monaita, que sigue deteriorándose a pasos agigantados y que, según el delegado de Cultura, requiere de un «Plan Director de Rehabilitación de Murallas en el que se impliquen todas las administraciones».

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.