El «deber» de limpiar un foco de insalubridad

El Defensor del Pueblo Andaluz ha recordado al Ayuntamiento de Granada que tiene unos «deberes» para hacer cumplir la ley. O bien ordena a los promotores de la urbanización de los Cármenes del Triunfo que limpien y cerquen la zona o, por el contrario, le corresponde al municipio hacerlo de oficio.

carmen-Triunfo

Basura que se acumula en una de las habitaciones de la urbanización.

Hace un mes el Defensor del Pueblo Andaluz recordó al Ayuntamiento de Granada que debe aplicar la normativa urbanística para tratar de solucionar un problema de insalubridad en la urbanización Carmenes del Triunfo, situada entre las calles Baja de San Ildefonso y Alpargateros, en la zona conocida como el Barrichuelo que se incluye dentro del plan Albaicín.

Hace unos días GranadaiMedia se hizo eco  de los problemas derivados de una urbanización a medio hacer que ha sido estrenada por indigentes después de que las empresas promotora y constructora se arruinaran por falta de liquidez para hacer frente a la última fase de la obra.

Desde hace tres años la urbanización permanece abandonada, lo ha sido aprovechado por los rateros para apropiarse de todo tipo de materiales, además de servir de alojamiento a una decena de personas sin hogar.

El problema es que algunas de las dependencias se han convertido en un foco de infección con decenas de bolsas de basuras desperdigadas por las habitaciones, excrementos y todo tipo de porquería. La situación ha llevado a la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz a actuar de oficio después de comprobar por los medios de comunicación que dicha urbanización se ha convertido en “un nido de ratas”.

Ante la gravedad de la situación, el defensor se ha dirigido en octubre al Ayuntamiento de Granada para trasladarle la obligación de comunicar a los propietarios de los terrenos, construcciones y edificios «el deber de mantenerlos en condiciones de seguridad, salubridad y ornato público», realizando los trabajos y obras precisos para conservarlos o rehabilitarlos, tal y como establece el artículo 155 de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía. «El deber de los propietarios de edificios alcanza hasta la ejecución de los trabajos y obras cuyo importe tiene como límite el del contenido normal del deber de conservación», puntualiza en su escrito.

También le hace saber al gobierno de la ciudad que los municipios pueden ordenar, de oficio o a instancia de cualquier interesado, la ejecución de las obras necesarias para conservarlo en buenas condiciones.

El presidente de la Asociación de Vecinos de San Ildefonso, Andrés Rodríguez, ha reiterado una vez más al gobierno municipal que «limpie las viviendas y tape los accesos de la urbanización» para solucionar el problema de insalubridad. «El promotor ha desaparecido, está entrampado y hace tiempo que no quiere saber nada del asunto. El Ayuntamiento tiene el deber de arreglar el problema», opina el portavoz vecinal.

Noticias relacionadas:

(2-11-2012)

 

Comentarios en este artículo

  1. El ayuntamiento obvia muchos de sus quehaceres en detrimento de los ciudadanos, así los vecinos de Pedro A. Alarcón nos hemos visto obligados trás años de reclamaciones a acudir al defensor del pueblo andaluz y a algunos medios de comunicación para que en esta calle de «marcha» se respete el derecho al descanso vecinal(entre otros)

    Inmaculada Pilar S. N

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.