El estreno de la biblioteca Francisco Ayala

“Los libros me han ayudado a afrontar los problemas en la vida. Para mí son una terapia”, comenta María del Carmen Vargas, sujetando dos volúmenes entre sus manos. “Estos me los terminaré esta tarde”, dice, sin dar importancia al hecho, mientras pasea entre las estanterías de la biblioteca Francisco Ayala, que abrió ayer al público tras un año cerrada desde su inauguración.

La sala de estudios, prácticamente llena.

Para esta vecina del Zaidín no supone ninguna proeza comenzar y acabar dos novelas en un día. Al mes lee entre 15 y 20. Su pasión por descubrir el conocimiento que encierran los libros -sobre todo los de autoayuda y ciencias, lo ha leído “todo de Punset, Bucay o Coelho”- la llevó a obtener el premio a la mejor lectora en la biblioteca del Paseo del Salón en 2010. Ese año ‘devoró’ 280 ejemplares.

De ahí que haya recibido con “mucha ilusión”, al igual que las 237 personas que pasaron ayer por las instalaciones, la apertura de este nuevo espacio para la cultura en el barrio.  “La sala de estudio se llenó enseguida. Se hicieron 85 préstamos, 50 de libros infantiles y 35 de adultos”, informa el director, Pedro J. Megías, que valora como “muy positivo el balance del primer día”, teniendo en cuenta que “apenas se ha hecho publicidad”.

Los estudiantes del Zaidín son los que más han celebrado la apertura de la nueva biblioteca, que les permitirá preparar sus exámenes “sin tener que dar grandes madrugones para atravesar la ciudad”, coinciden Silvia Robles y Sofía Ruiz, que cursan Magisterio de Inglés.

Realmente hacía falta en el barrio, donde hay mucha gente estudiando

Entre las ventajas de las nuevas instalaciones destacan su cercanía, espaciosidad y  tranquilidad. “El resto de bibliotecas, sobre todo las de las universidades, están saturadas en esta época y suelen ser más ruidosas”, señalan Jesús y Magdalena, que preparan sus últimos exámenes del año. También Olga y Carolina, “a dos asignaturas de acabar Relaciones Laborales”, resaltan la “comodidad” del nuevo espacio que, a su entender, promoverá “la lectura en el barrio”. “Para personas a las que, como a nosotras, les gusta leer será más fácil solicitar aquí un préstamo porque no les dará pereza tener que desplazarse posteriormente para la devolución del libro”, observan.

Junto a ellas decenas de universitarios ocupan la sala de estudios, que se ha llenado, por segundo día consecutivo, de apuntes, fotocopias y portátiles –la biblioteca tiene wifi y enchufes para conectar los ordenadores, lo que facilita su uso.

Sala de adultos de la biblioteca.

“Realmente hacía falta en el barrio. Aquí hay mucha gente estudiando y, ahora más, porque a consecuencia de la crisis muchos desempleados están tratando de formarse”, comenta Sofía, para la que resulta “incomprensible” que el Ayuntamiento “haya priorizado reformas como las de la calle Ganivet, que no eran tan necesarias, antes que el fomento de la cultura, que sí es una vía para fomentar el empleo”.

El único inconveniente para los universitarios, a la espera de que aprueben su acceso a la sala de estudios nocturna, es el horario –de 9 a 13.30 horas- “demasiado reducido en verano”. Coinciden con ellos algunos padres que se han acercado junto a sus hijosa la zona infantil. Es el caso de Lola, quien mantiene que “durante las vacaciones los pequeños pueden disfrutar más de los libros al disponer de tiempo libre. Si abrieran por la tarde aprovecharíamos para traerlos en más de una ocasión”.

Con independencia del horario -reducido también en otras bibliotecas de la ciudad durante el estío- pocos se han resistido a conocer las nuevas instalaciones, de ahí que además de los estudiantes y familias que ocupan las salas, se observe un ir y venir de personas que, incluso cargadas con los carritos de las compras y bolsas, pasean por las nuevas instalaciones contemplando cada detalle.

Cerca de la puerta, donde se encuentra el espacio dedicado a la prensa diaria, varios vecinos, sobre todo mayores, se concentran en la actualidad del día. La biblioteca Francisco Ayala aparece hoy en una noticia, comenta un hombre a la salida, refiriéndose a la polémica suscitada a raíz de que la Junta haya reprochado al alcalde, José Torres Hurtado, que no invitase al delegado de Cultura, Pedro Benzal, a la inauguración, a pesar de que la administración autonómica ha financiado el equipamiento.

“Al parecer la van inaugurar otra vez en septiembre en unas jornadas de puertas abiertas a las que sí piensan invitarlo”, comenta este vecino mientras se aleja por la Plaza de la Hípica. “Ya pueden inaugurarla cuantas veces quieran, da igual, porque ahora sí es verdad que está abierta y la estamos aprovechando”, le contesta su interlocutor despidiéndose.

(28/06/2011)

Comentarios en este artículo

  1. […] biblioteca se abrió el 27 de junio de 2011, un año después de la inauguración del edificio. Por el momento alberga […]

    Horario de la biblioteca Francisco Ayala, Zaidín, Granada | GranadaiMedia

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.