El sello del Realejo

Isabel García y Carlos Marín, del grupo granadino Red Soul Community y directores del sello.

Isabel García y Carlos Marín, del grupo granadino Red Soul Community y directores de 4 Cracks Records.

El Realejo es un barrio con personalidad musical propia, como lo es también el Zaidín. Por estas calles viven músicos como Los Niños Mutantes, surgen iniciativas como el festival Insólito, están los mejores luthiers de la ciudad, etc… Y también hay una discográfica distinta a las tradicionales. 4 Cracks Records camina hacia su quinto año de actividad con 25 discos a sus espaldas. El sello ofrece gratis sus servicios de producción y grabación con un objetivo claro: dar vida a la escena local de música, desde el Realejo, el barrio donde se han gestado la mayor parte de las referencias que ha publicado la plataforma.

“Muchos proyectos musicales nacen y mueren rápidamente en Granada”, pensaron. Hace casi cinco años, un grupo de amigos decidió hacer frente al panorama disquero de la ciudad. El resultado fue un sello discográfico que ofrece una producción completa y gratuita para aquellos artistas sin recursos con un proyecto al que sólo le faltan los medios en una apuesta decidida por la música local. Lo dice su eslogan: «Música gratuita para mentes inquietas».

Carmencita Calavera, una de las artistas de 4 Cracks Records.

Carmencita Calavera, una de las artistas de 4 Cracks Records.

Además de la grabación, se encargan del diseño artístico de los discos, realización de fotografía promocional, masterización, producción y difusión, pero van más allá. “Hay artistas que no tienen capacidad de montar organizativamente una banda”, apunta Carlos Marín, uno de los gestores que la plataforma, que también se encarga de poner música a los proyectos sin medios humanos para salir adelante, como ha sucedido con Carmencita Calavera e Inés Marín. La promoción es la única asignatura pendiente de la plataforma, reconocen.

En 4 Cracks Records cabe todo tipo de música y queda demostrado en su catálogo de referencias: punk, reggae, ska, rap, rock, metal… No existe un criterio estilístico establecido para filtrar los discos que producen. Eligen bandas que les gustan bajo preferencias abiertamente subjetivas. Carmencita Calavera lo admite: «Más que yo escoger a 4 Cracks, ellos me escogieron a mí».

Los artistas no pagan nada. 4 Crack Records nace como una asociación sin ánimo de lucro, aunque supone un coste para el sello: “Esto es un saco roto, perdemos dinero”. Sin trampa ni cartón, Carlos Marín realiza los trabajos desde su propia casa, donde ha montado un estudio amateur para grabar. “Ahora el material está más barato que hace 10 años”, afirma.

Isabel García y Carlos Marín, de Red Soul Community, capitanean esta aventura. La marcha al extranjero por motivos laborales de Diego Nieto y Carlos Torrecillas, los otros dos ‘cracks’ del sello, les ha hecho tomar desde el barrio las riendas de un proyecto “que ha cogido ritmo” y acumula un total de 25 referencias discografías, la mayoría de ellas grabadas y producidas por el sello. En algunos casos, los que menos, 4 Cracks Records sólo actúa de plataforma para su difusión. Toda su música está disponible en Bandcamp también de manera gratuita. Carlos deja claro que los derechos de la música son siempre del artista, y los artistas se encuentran a gusto en la plataforma: «4 Cracks Records es una de las iniciativas más flipantes que hay en Granada», según la banda hardcore Los Violentos de Kelly.

Los Violentos de Kelly: "4 Cracks Records es una de las iniciativas más flipantes que hay en Granada".

Los Violentos de Kelly: «4 Cracks Records es una de las iniciativas más flipantes que hay en Granada».

A pesar de la gratuidad, ningún desconocido ha tocado en la puerta de 4 Crack Records desde que iniciaron su actividad hace cinco años. No es algo que les preocupe ya que la producción musical ha sido creciente y el ambiente de trabajo no se ha visto resentido: “Nos conocíamos unos músicos con otros. Desde cero todo se relentiza mucho más, así ha sido más fácil”. Los artistas que han pasado por el estudio de Carlos son amigos, o amigos de amigos, que al final se convierten en amigos. Todo queda en casa, en la de Carlos, que hasta hace un mes estaba ubicada en el Realejo. En este barrio se han grabado la mayor parte de discos publicados por el sello.

El pasado 21 de diciembre tuvo lugar el primer festival All Stars, una iniciativa del sello granadino para recaudar dinero de cara al documental sobre 4 Cracks Records. Esta es, por el momento, la única vía de financiación seguida por la discográfica con el fin de generar ingresos. Y en esa trinchera altruista tiene planeado quedarse.

(13/08/2014)

Comentarios en este artículo

  1. Ánimo muchachos con vuestro sueño musical.

    José Antonio García Llamosas

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.