El ‘triángulo de las Bermudas’ de Campo Verde

Los ladrones aprovechan la proximidad de tres oficinas bancarias en Campo Verde para robar a los mayores del distrito que acuden a cobrar sus pensiones. El presidente de la asociación de vecinos del barrio pide a la Policía mayor vigilancia a finales de mes.

Cajero de Campo Verde

Una de las tres oficinas bancarias de la calle Santiago Lozano.

Campo Verde concentra tres de las ocho oficinas bancarias del distrito Norte de la ciudad (las tres únicas si excluimos a Joaquina Eguaras, que ahora pertenece a Beiro). Las tres oficinas están ubicadas en la misma calle,  en Santiago Lozano, que es la calle principal del barrio (ver mapa).

La zona es pasto de ladrones, sobre todo a partir de los días 25 de cada mes, coincidiendo con el cobro de las pensiones de muchos mayores del distrito.

El presidente de la asociación de vecinos, Brígido López, alertó en la junta municipal de distrito, el pasado martes, 12 de junio, de esta situación y pidió a los agentes que refuercen la vigilancia estos días.

No es la primera vez que el representante vecinal denuncia la situación, pero confía en que ahora, que las autoridades han anunciado un Plan de Seguridad para la zona, se preste mayor atención a su demanda.

Pilladas tras robar 1.500 euros a un anciano

La denuncia de Brígido López ha coincidido con el anuncio de la Policía Nacional de la detención de dos mujeres de 30 y 38 años por robar 1.500 euros a un anciano que salía de una oficina bancaria próxima a la Estación de Autobuses.

La nota de la Policía asegura que los agentes se encontraban en un dispositivo policial contra posibles hurtos en el distrito Norte cuando vieron a las dos mujeres que se aproximaban a un varón de avanzada edad que acababa de salir del banco. Se le acercaron y en un momento de descuido del hombre, de 75 años, una de ellas le sustrajo del bolsillo el sobre con el dinero mientras la otra disimulaba.

Por la descripción que hace el representante vecinal de Campo Verde, el modus operandi en su barrio no siempre opta por el disimulo. Casi siempre el robo a los ancianos va acompañado del uso de la violencia física para quitarles el dinero. «No les roban allí mismo, sino que les siguen un trecho y luego los asaltan», explicó López.

De hecho, López comentó que en días recientes un policía local de paisano evitó que le robaran a una mujer del barrio a la que le dieron un tirón. La cercanía del agente evitó que el caco le llevara el dinero.

El presidente de la asociación de vecinos de Campo Verde agradeció en la junta municipal de distrito esta intervención al tiempo que pidió refuerzo en la vigilancia los días finales de mes.

(15/06/2012)

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.