El último fin de semana del Multicines Centro

Multicines Centro de Granada echó el cierre definitivamente este fin de semana. Tras 51 años en Solarrillo de Gracia, era la sala más antigua de la ciudad.

Multicines Centro Granada

Las puertas del Multicines Centro echaron el cierre definitivo este domingo.

Esta vez no hubo prórroga y, como estaba previsto, Multicines Centro, la sala más antigua de Granada, inaugurada en la calle Solarillo de Gracia allá por 1961, echó el cierre definitivo este lunes 25 de febrero. El pasado 30 de enero se vivió el primer aviso, salvado tras una campaña en las redes sociales –#NosCierranElCine– y que no se concretó, como especificó un comunicado de la empresa propietaria, para cumplir con los compromisos adquiridos con las distribuidoras. La competencia de otros multicines, de las descargas, y la crisis omnipresente han acabado con uno de los espacios más emblemáticos del Centro de la ciudad.

El último mes del Multicines -lo justo para cumplir con los estrenos de los cuatro fines de semana de febrero- ha sido, como ya indicaba la propiedad “en atención al público que siempre nos ha apoyado con su asistencia, de la cual estamos muy agradecidos”, a 3 euros la entrada como ‘tarifa plana’. Las colas del sábado y el domingo eran normales, dentro de la escasez actual, y a la mayoría de los espectadores los pillaba por sorpresa. “¿Cómo que cierra?”, comentaban una estudiante, “¡pero si es la primera vez que vengo!”. Eso sí, el Ambigú, con su cristalera a Plaza Gracia, no veía entrar ni a la mitad de los clientes.

En el caso de los espectadores más veteranos, tanto las razones como las desventajas quedaban claras. A María José la acompaña su amiga Virtudes, las dos vecinas del Centro y habituales desde hace años. “De la cartelera las tenemos vistas todas menos Blancanieves, que es de la que hemos comprado entradas para ver qué tal, después de los Goya”. Virtudes es de Granada y recuerda cuando se abrió el antiguo Palacio del Cine, una sala de 1300 butacas “en la que no te chocabas las rodillas con el de al lado” y que llegó a acoger, en 1963, el estreno español de la Cleopatra protagonizada por Liz Taylor.

No fue hasta 1983 que se transformó en el actual Multicines Centro, de ocho salas, que más que Cleopatras en technicor vería ya aliens, niños magos y efectos por ordenador. Un nuevo tecnológico salto al que el actual contexto económico no permite enfrentarse, sobre todo con la competencia de varias salas con centros comerciales, como las del Neptuno, Kinépolis, Serrallo… El gerente, Miguel Vílchez, lo resumía ya hace un mes: “habría que meterse en una obra muy importante para adaptar las salas a la proyección digital que es inasumible, y ni siquiera es la única obra que hace falta“.

El cierre no lo van a notar sólo los habituales, obligados ahora a peregrinar a los centros comerciales -que no están tan lejos, pero a veces ir al cine puede ser cuestión de principios-, también los comercios de la zona. Los bares de la frontal en Solarillo de Gracia, por ejemplo, se preparan para que baje la afluencia de gente “sobre todo los miércoles, que era el día del espectador, y los sábados”, apunta Nelson, del Cacao’s Bar, antiguo Rialto. La tienda de videojuegos, Master Games, o el mítico videoclub Hollywood, en la paralela Martínez Campos, también notarán la pérdida de eso que los estrategas del ‘marketing’ llamarían ‘sinergia’.

Multicines Centro Granada

La engañosa última cola del sábado por la tarde.

En 1998 las ordenanzas municipales obligaron a cerrar durante varios meses mientras se adaptaba el edificio a las normativas de seguridad. En febrero de 2001, un incendio obligó a desalojar a 200 personas y contó 7 intoxicados por humo. Al final, ni unos ni otros. El 3D, llamado a salvar la industria frente a internet, barriendo a las salas pequeñas. A excepción del Madrigal, en la Carrera de la Virgen, Granada se queda sin salas de cine que no estén encajonadas entre cadenas de hamburguesas y ropa.

(25-o2-2013)

Comentarios en este artículo

  1. Es difícil que la tienda Master Game note la pérdida, cuando Master Game cerró el año pasado…

    shin
  2. Buuuhh..!!!nifniniff

    Yuyito
  3. Es cierto que es una pena que cerrasen estos cines tan antiguos, pero lo cierto es que no se supieron adaptar a los tiempos. Las salas estaban muy anticuadas, en muchas ocasiones las pantallas estaban estropeadas y los altavoces no sonaban correctamente.

    Es algo evidente que les iban faltando medios durante todos estos años, eso sumado a los asientos, algunos de los cuales estaban casi inservibles. Evidentemente si el mismo Kinépolis está teniendo problemas a la hora de llenar sus salas, que son de última generación, al igual que los Cinema 2000 en el Serrallo o lo que queda del pobre Madrigal… ¿Qué se puede esperar de un cine que ya sufrió un incendio en su día? Demasiados trotes para una empresa de este tipo.

    En fin, D.E.P

    She

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.