El vertedero de la Junta en la calle Elvira

Una década después de anunciarse la intervención en la ladera del Zenete, cuando las vacas eran gordas y pastaban en terrenos abonados por la Junta de Andalucía, el solar de la calle Elvira ofrece una imagen penosa. De aquel ambicioso proyecto para recuperar el bajo Albaicín sólo queda un vertedero y una letrina en el callejón contiguo.

Solar-Calle-Elvira

Cartel con la propaganda de la Junta de Andalucía anunciando la rehabilitación de la ladera del Zenete.

La calle Cobertizo de Gadeo, en el bajo Albaicín, es un callejón sin salida convertido en la letrina de los indigentes que se plantan en la calle Elvira a la espera de reunir unas pocas monedas para saciar su sed en el supermercado contiguo que regentan los chinos. Un lugar insalubre situado en la ladera del Zenete, a dos minutos de la Gran Vía, que se saltan incluso los barrenderos con la excusa de que allí no vive nadie a quien rescatar de la inmundicia.

Quizá si la entonces llamada Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía hubiera cumplido hace diez años con lo que se dice en el desvencijado cartel instalado a la entrada del solar de la calle Elvira, entre los números 56 y 58, otro gallo cantaría.

Ha pasado tanto tiempo que ni siquiera la propaganda sobre el ambicioso proyecto que vendió la administración autonómica se ajusta a la legalidad. El cartel, del que cuelga una bota –oportuna por lo que significa en el argot futbolístico el paso a la inactividad laboral- ni incluye la fecha de inicio de la obra ni su finalización. Sólo publicidad engañosa que no se atreven a retirar por desidia o por vergüenza.

Chirría incluso la referencia en el cartel a la inversión de 7,7 millones de euros con los que la Empresa Pública de Suelo de Andalucía iba a construir las 39 viviendas protegidas en alquiler, las 99 plazas de aparcamiento de coche y 18 de moto, los siete locales comerciales, la nueva plaza del mirador y el centro cívico.

A día de hoy, del ambicioso proyecto de recuperación de una de las zonas más degradadas del Albaicín, sólo se ha hecho el parking en la parte superior, entre las calles Beteta y Zenete,  que permanece cerrado desde hace más de cinco años debido a otro desencuentro más entre administraciones.

AVV Bajo Albaicín: «La crisis no sirve de excusa»

Lola Boloix, la presidenta de la Asociación de Vecinos del Bajo Albaicín, conoce bien la historia de un proyecto del que “nunca más se supo”. Ya ha pedido una reunión con el nuevo delegado territorial de Fomento, Vivienda, Turismo y Comercio, Manuel Morales García (IU). “La crisis no sirve de excusa porque, entre otras cosas, hace unos años, cuando se proyectó esta obra, sí había dinero”, subraya Boloix, muy crítica con la gestión de la Junta de Andalucía.

“Han propiciado que este espacio se convierta en una escombrera, un basurero con una insalubridad enorme que incumple la normativa sobre conservación de los solares y que degrada la imagen del barrio”, censura.

El proyecto de intervención entre Zenete y Beteta sí se dio a conocer, pero los detalles de la edificación que se iba a levantar en el solar de la calle Elvira nunca han trascendido. Sólo se sabe que, de las 39 viviendas previstas en toda la ladera, 20 de ellas y un aparcamiento se iban a construir en el solar de Elvira (ver el video), según consta en otro de los muchos carteles visibles que se encargó de colocar la Junta por todo el bajo Albaicín. Ni siquiera se han realizado las excavaciones arqueológicas. El solar sólo ha servido como parking para los camiones de una empresa de la construcción que durante un tiempo realizó una obras en las inmediaciones.

En los portones de hierro cuelgan hoy anuncios de clases de idiomas y propaganda de festivales, e incluso se distinguen los carteles electorales de unos candidatos desfigurados por el paso del tiempo. En el interior, escombros, basura y mucha maleza seca que cualquier día dará un susto. Más arriba se divisa la fachada trasera de la Casa del Aire, un edificio catalogado a la deriva -como tantos del barrio- porque Urbanismo prefiere mirar hacia otro lado.

De aquella intervención en la ladera del Zenete, cuando las vacas eran gordas y pastaban en terrenos abonados por la administración andaluza, nada se sabe. Otra entelequia más por la que callar.

Noticias relacionadas:

(9-8-2012)

Comentarios en este artículo

  1. Todavía nos acordamos cuando en una campaña electoral (2007?)la Delegada del Gobierno de la Junta y nosecuantos delegados convocaron a los medios de comunicación en este lugar para pregonar a los cuatro vientos el proyecto. Y ahí quedó todo, el viento se llevó las palabras.

    Carmen
  2. En uno de los enlaces de esta noticia se mencionó la visita a la que te refieres. Fue en enero de 2008 en precampaña electoral de las elecciones autonómicas, que entonces coincidían con las generales.

    Carmen, gracias por comentar la noticia.

    GranadaiMedia
  3. De acuerdo en que estamos casi en banca rota, pero no es excusa para tener vertederos en medio del casco histórico. Con muy poco dinero se podría convertir en espacio público, a modo provisional, ( http://estonoesunsolar.wordpress.com/category/san-pablo/ ) hasta que el ógano competente se decida a edificar un decenio de estos.

    futurearqts
  4. Hola Futurearqts, nos parece una muy buena idea teniendo en cuenta que el Albaicín, entre otras cosas, carece de equipamientos deportivos. No estaría nada mal que nuestras autoridades tomasen nota de dicha propuesta y se dedicaran, en lugar de planificar nuevas viviendas que son castillos en el aire, a rehabilitar las casas en mal estado y un uso lúdico a los solares. Saludos y muchas gracias por el comentario.

    GranadaiMedia
  5. […] Los iconos rojos corresponden a inmuebles en mal estado que tienen mayor catalogación y que en algunos casos el propietario es la administración. Los de azul guardan relación con viviendas familiares más modestas que también están abandonadas a su suerte. Muy posiblemente, y a la espera de conocer más detalles de los distintos niveles de catalogación, se haya producido algún error que se irá subsanando sobre la marcha. También nos ha parecido interesante señalar con amarillo los solares abandonados, en alguno de los cuales hasta hace poco se proyectaban ambiciosas actuaciones de recuperación, como es el caso de la ladera del Zenete. […]

    El Albaicín “destruido” desea despertar de su enfermedad censando los edificios en ruinas. | 15mGranada

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.