Encierro en Multicines Centro

Los ocho empleados del Multicines Centro, en Solarillo de Gracia, han pasado la noche en el interior tras el cierre definitivo para exigir el pago de hasta 7000 euros en atrasos por trabajo en días festivos y que se les abonen sus indemnizaciones, que la empresa, Chiclana Films, se niega a pagar.

Encierro trabajadores Multicines Centro

La última noche del Multicines ha acabado en protesta. Foto: Jesús G Hinchado.

La que iba a ser la última noche del Multicines Centro se ha convertido en su madrugada más larga. Los ocho empleados de la sala de Solarillo de Gracia han pasado la noche refugiados en sus butacas y apurando la calefacción, encerrados en el que hasta este lunes había sido su centro de trabajo, para reclamar a la empresa 7000 euros en atrasos por trabajar en días festivos y el pago de sus indemnizaciones, que durante la negociación ha reconocido pero que se niega a pagar.

En concreto, los ocho empleados emplazan a Chiclana Films -empresa que gestiona en régimen del alquiler el cine a través de su filial Función Privada- a que les pague lo que les debe, y protestan, como explica Sergio, uno de los operadores de cabina y portavoz del grupo, «por dignidad, porque la manera en que se han hecho las cosas no es de recibo con trabajadores que llevan 15 ó 20 años aquí«.

Durante las horas previas al encierro, en la última sesión del Multicines, entre las 21.00 y las 22.45 del lunes 25 de febrero, la dependiente china de una de las tiendas de alimentación de Moral de la Magdalena acudía para despedirse entre sollozos de las chicas que atendían el Ambigú y les dejaba, como modesta aportación a la cena del encierro, un paquete de frutos secos. Para los ya ex trabajadores iba a ser la cena de despedida, mientras trataban de convencer a Germán, el taquillero, de que se volviese a casa. Esa misma mañana había tenido una crisis de ansiedad por la que había tenido que ser hospitalizado.

Las colas del Multicines de los últimos tres días han sido «de las mejores en mucho tiempo», aunque «no tan espectaculares como quieren hacernos pensar. Nosotros creemos que este cine puede ser rentable«, apuntan. Se colocan, mientras tanto, para que uno de los numerosos medios de comunicación que ha venido a verlos los retrate en una sala de cine vacía. De fondo suena la banda sonora, recientemente premiada, de la española Blancanieves. Es porque en la sala de al lado, la 4, sigue proyectándose en bucle el menú del DVD que estaban usando para proyectar, «alquilado en el videoclub de detrás», explican.

Chiclana Films es la arrendataria de la explotación del cine desde hace 15 años, aunque su contrato caduca el próximo 31 de diciembre de 2013. Sergio explica que en un primer momento se les planteó un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que ahora se ha convertido en otras siglas aún más temidas, las del Expediente de Regulación de Empleo (ERE). «Hemos oído rumores de que el objetivo de Chiclana es irse al Nevada y poner allí otras salas cuando empiece a funcionar. Eso lo explicaría todo», sentencian.

Encierro trabajadores Multicines Centro

Los últimos espectadores del Multicines se hacían retratos de despedida. Foto: Jesús G Hinchado.

En la calle, hacia la 1.00, la temperatura es de 4 grados y apenas queda gente, unos costaleros ensayando a ritmo casi tétrico en Buen Suceso, entre locales con cartel de ‘Se traspasa’. Casi dos horas antes los últimos espectadores se han marchado sabiendo que despedían el cine -«¿y ahora qué van a hacer, otra discoteca, como con el Aliatar?»- pero sin ser conscientes de qué pasaba con los empleados. «Ya ves lo que son las indemnizaciones, con la reforma laboral 20 años trabajados se te quedan en nada, pero son nuestras«, proclaman.

«Nos quedamos aquí hasta las 6.30, que el gerente de Chiclana entrega las llaves ante notario a un representante de la familia Vinuesa, los propietarios del edificio«, explica Sergio, «después, Dios dirá si seguimos aquí o nos echa la Policía«.

(26-02-2013)

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.