Los vaivenes eléctricos de Cartuja

Una arqueta eléctrica de la calle Bermúdez de Pedraza, en el Poblado de Cartuja, ardió anoche y provocó un buen susto a los vecinos, que estuvieron varias horas sin electricidad. Endesa asegura al Ayuntamiento que ha intervenido para solucionar los problemas eléctricos del barrio.

Varios vecinos de Cartuja se fueron ayer a la cama sin electricidad en sus hogares. Desde las ocho y hasta cerca de media noche, el entorno de la calle Bermúdez de Pedraza permaneció a oscuras. Pero no fue un apagón a secas: fue un apagón con susto. Una arqueta eléctrica en esta calle comenzó a arder sobre las 10 de la noche y obligó a intervenir a los técnicos de Sevillana-Endesa. Cuentan los vecinos que hace tres meses ardió esa misma arqueta.

Este vídeo lo grabó y compartió por redes sociales un vecino de la zona:

Si bien para media noche parte de las viviendas afectadas había recuperado el fluido eléctrico, en los edificios de la calle Joaquín Corral Almagro seguían a oscuras.

Justo el día antes, en la junta municipal de distrito, el alcalde de barrio, Jorge Saavedra, dio lectura a una carta de Endesa en la que la compañía eléctrica asegura que ha intervenido en varias zonas de Cartuja para solventar el problema eléctrico de la barriada denunciado en GranadaiMedia por los gestores de varios centros educativos y trasladado al órgano de participación vecinal.

«Los huevos de mi tío Benito», respondió airado el propietario de un negocio cuando escuchó decir al presidente de la asociación de vecinos de Cartuja que la situación «había mejorado un poco». Este vecino, cuyo negocio está ubicado al otro lado de Julio Moreno Dávila, próximo al Parque 28 de febrero, asegura que el sábado pasado estuvieron 16 horas sin electricidad.

En la junta municipal de distrito se acordó seguir insistiendo a Endesa para que solvente el problema eléctrico del barrio, que en opinión de los vecinos es por falta de las inversiones adecuadas. «No nos merecemos que nos traten así», fue el sentir general de los representantes vecinales y políticos, para quienes el asunto de los enganches ilegales que esgrimen los técnicos que van a reparar averías  no puede servir de excusa a una compañía para prestar adecuadamente un servicio a sus clientes, que tienen un contrato con ella.

Al parecer donde sí se ha estabilizado la situación es en los centros educativos, aunque su responsables no dejan de estar molestos con la empresa eléctrica, que prometió al Defensor del Ciudadano mantener un encuentro con ellos para plantear posibles soluciones y todavía la están esperando.

Según un portavoz de la compañía anoche se registraron dos incidencias diferentes en la barriada de Cartuja: una sobre las 20:45, que quedó solventada a las 2:49 de la madrugada y que afectaba «a doce clientes» y una segunda que provocó un corte de 42 minutos sobre la una de la madrugada y afectó «a cuatro clientes», ambas en el entorno de la calle Henríquez de Jorquera. En ambos casos, según Endesa, fueron averías próximas a las acometidas de las viviendas.

06-03-2014

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.