Arquitectura, a punto pero sin fecha

Los alumnos celebraron asamblea junto a la obra. Foto: GiM.

Los alumnos celebraron asamblea junto a la obra. Foto: GiM.

Todo el mundo sigue pendiente, pero la Escuela de Arquitectura no tiene fecha de apertura aún. Los alumnos celebraron la mañana de este lunes 16 de febrero, primer día lectivo del segundo cuatrimestre, una asamblea al aire libre junto a las obras para aclarar los plazos, ya que denuncian «la desinformación en la que se nos ha mantenido». No habrá, finalmente, huelga indefinida, pero sí una semana de actividades en el Campo del Príncipe que pidan la pronta terminación de los trabajos y que recuerda a las protestas de 2007 y 2010 en Caleta.

Claudia Muñoz, Delegada de Estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura (ETSA), explicó a los medios que, pese a que se anunciase en un primer momento el paro académico, «no tenía sentido hacer perder a la gente un cuatrimestre», y que sobre todo se ha intentado protestar por «la desinformación en la que se ha tenido al alumnado, ya que nos han dicho muchas fechas, retrasando la mudanza sin dar explicaciones concretas». La asamblea al aire libre se realizó con todos los permisos y sin que significase parones en las clases.

El mismo director de la ETSA, Emilio Herrera, acudió a la asamblea invitado por los alumnos para aclarar la situación. Minutos antes de intervenir, comentaba a los medios que se están finalizando ya las pruebas de acometida de la obra y que la Universidad prevé que se pueda recepcionar la obra el 3 de marzo, comenzando todos los trámites para recibir la licencia de primera ocupación.

La mudanza se simplifica en tanto el mobiliario será nuevo, y no el de la actual escuela, por lo que «podemos trasladarnos simplemente diciendo: el próximo lunes al Campo del Príncipe», según Herrera. Finalmente, puso como fecha «orientativa» Semana Santa, pero no quiso pillarse los dedos dando por cerrado.

«Falta de información»

Así, esta semana la Delegación de Estudiantes de la ETSA prevé convocar «actividades académicas al aire libre» en el Campo del Príncipe para reivindicar la pronta apertura del nuevo centro. Claudia Muñoz aclaró a prensa que «no pedimos que se trasladen las clases porque muchas no se pueden mover, pero si invitamos a los profesores a que se unan a nosotros realizando aquí algunas actividades». En opinión de los representantes de los alumnos «el mayor fallo ha sido la falta de información».

El director Emilio Herrera en la asamblea. Foto: GiM

El director Emilio Herrera en la asamblea. Foto: GiM

En la terraza del bar Faquilla, uno de los locales del Campo del Príncipe, a las 11.30, una media hora antes del comienzo de la asamblea, cuatro mesas lucían ocupadas por estudiantes que habían acudido para la concentración. «Hemos abierto en lunes, aunque normalmente lo tenemos de día de descanso, porque sabíamos que venían a protestar», explica Manuel, el propietario, «y está la cosa como para dejar pasar un día».

Comenta el empresario que «el invierno en esta zona para los bares es muy malo. La época buena es primavera y verano, y eso que en los meses de más calor sólo merece la pena de 21.00 a 1.00, a otra hora no viene gente. Cuatro mesas un lunes de febrero por la mañana es un milagro, más que otra cosa. Igual si están viniendo toda la semana nos arreglan el mes».

A la nueva escuela se la espera «como agua de mayo», según Manuel. «En nuestro caso, empezamos a servir desayunos el septiembre pasado, porque nos dijeron que abrían en octubre, y ya estamos en febrero. Otros negocios sabemos que están pendientes de si esto anda o no para cerrar el negocio, porque con cuatro meses o más sin movimiento no te da, pero la Escuela daría una clientela constante. A ver qué pasa».

La última queja es «para la terraza. Nos han dicho que en 2015 nos la van a empezar a cobrar más cara precisamente porque al estar aquí la Escuela sube la categoría de la plaza, pero sería un poco irónico que no abra este curso y aún así nos comamos la tasa«.

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.