La bolsa o la caca

El problema de los excrementos en las calles del Albaicín sigue sin tener solución. Algunos dispensadores de bolsas han desaparecido o no funcionan, y el área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Granada no aplica la normativa sancionadora a los dueños de los perros que no recogen las deposiciones de sus mascotas.

Excremento de perro, junto a un dispensador de bolsas situado en la calle Zenete.

Que la responsabilidad de la presencia de excrementos de perro en las calles del Albaicín es compartida, no cabe la menor duda. La mayor parte habría que atribuírsela al dueño del animal que se niega a recoger las deposiciones de su mascota, pero también a la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Granada por el estado de abandono de los dispensadores de bolsas de plástico que en su día instaló en distintos puntos del barrio y por no aplicar la normativa sancionadora que serviría al menos de escarmiento.

Cualquiera que se pase a diario por el Albaicín -afortunadamente muchos turistas que nos visitan- debe esquivar excrementos de todos los tamaños y texturas. El pipi-can de la calle Zenete lleva tiempo sin servicio, todo hay que decirlo, por el vandalismo de individuos que desconocen el significado de la convivencia. La imagen no puede ser más gráfica: por un lado, el dispensador inservible y a la derecha, a un metro escaso, el excremento de uno de tantos perros que circula por las calles del Albaicín -en la mayor parte de los casos- en presencia de sus propietarios.

Comentarios en este artículo

  1. Estamos hartos de encontrar tantas mierdecillas ( y no tan pequeñas) en el barrio.
    Responsabilidad compartida sí, pero también un poco más de control por parte del Ayuntamiento y sus servicios de limpieza.La Policia Municipal debería dirigirse a los dueños de perros que los llevan sueltos imponiendo la sanción que corresponda.

    malva
  2. […] Noticia relacionada. La bolsa o la caca. […]

    El Albaicín sin mierdas | GranadaiMedia
  3. Es una vergüenza que exijan bolsas porque sino no recogen los excrementos. Viva la vagancia y la tacañería, porque estas bolsas valen 2 o 3 € y te duran todo el mes. Como hace el resto de dueños de perros. La cuestión es que el país de verdadero asco entre pestes, pipís y cacas por todos lados, eso es precioso, digno de contemplar y oler.

    Ivette

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.