Fuego intencionado en el Valle del Darro

Todo ha quedado en un susto. A media tarde se ha declarado un fuego en el barranco del Conejo, en una de las laderas del Valle del río Darro, próxima a la fuente del Avellano. La rápida intervención del Infoca, bomberos y Policía impidió que se extendiera. El incendio fue intencionado.

Parque-periurbano

El área quemada forma parte del Parque Periurbano de la Alhambra y Generalife.

El rápido dispositivo desplegado en torno al valle del río Darro impidió que un incendio intencionado se extendiera a media tarde por la ladera cercana a la fuente del Avellano, a escasos kilómetros de la Alhambra. Sobre las 18 horas, la Policía Local recibió el aviso de un fuego en un paraje conocido como el barranco del Conejo, a doscientos metros de la fuente del Avellano, una zona próxima a unas cuevas donde se alojan personas sin techo dentro del Parque Periurbano de la Alhambra y Generalife. La superficie afectada es de 300 metros cuadrados, según fuentes del Infoca.

Además de tres dotaciones de agentes de la Policía Local y Autonómica, al lugar se trasladaron dos dotaciones de bomberos, un helicóptero, un avión de carga en tierra y varios vehículos de Protección Civil. Los agentes locales fueron los primeros en llegar comprobando que en la zona había dos focos, uno de los cuales, de pequeñas dimensiones, lograron atajar con sus propios medios antes de que cruzara un camino de tierra y se extendiera por el monte, según han relatado a GranadaiMedia.

El otro conato, más próximo a una zona arbolada, requirió de la ayuda de los retenes del Infoca y de los bomberos de Granada que, apoyados desde el aire por un helicóptero, lograron en cuestión de poco más de una hora tener bajo control el incendio. Los propios bomberos y agentes de la Policía desplazados al lugar confirmaron que el fuego presentaba dos focos a una distancia uno del otro de cien metros, por lo que no tenían dudas en afirmar de que el origen fue intencionado.

Fuentes de la Policía Local informaron que no se había producido ninguna detención. Un agente reconocía la dificultad de arrestar en estos casos a los autores, dado que sólo es posible «si se les pilla con las manos en la masa». Los bomberos y la Policía Local fueron los primeros en abandonar la zona, permaneciendo en ella dos retenes de vigilancia del Infoca que, junto al helicóptero, refrescaban la zona afectada.

(28-7-2012)

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.