Hartazgo de tanto «guarro»

Un cartel de los vecinos del Aljibe del Trillo denuncia el incivismo por la presencia de orines y excrementos. «No es un meadero público», advierten. La calle es una de las más transitadas por los turistas que visitan el Albaicín.

Denuncia de vecinos de la calle Aljibe del Trillo

Los vecinos de Aljibe del Trillo recurren a carteles para denunciar el estado de la calle.

¡Guarros! Curiosa denuncia vecinal. Un cartel colocado por los vecinos de Aljibe del Trillo, en una de las casas abandonadas situada a la entrada de la calle, alerta del incivismo en el Albaicín.  Su hartazgo es comprensible. No hay por qué acostumbrarse a la presencia de excrementos o al olor de los orines, ni siquiera al desdén con el que las autoridades abordan el problema de la limpieza del Albaicín.

No se puede decir más alto: «¡Por favor! Ésta es una de las calles principales del Albaicín y no un meadero público (ni de perros ni de tíos guarros)». El cartel lleva varios días instalado en la ventana de la vivienda y es cierto que es una de las arterias del barrio por donde transitan numerosos turistas.  No ha quedado más remedio que cubrir los regueros de orines con un producto químico que actúa de desinfectante. Si es necesario empapelar las ventanas, como ya se hizo con la campaña para la recogida de excrementos de perros, para sacarle los colores a los que presumen de las potencialidades del turismo del barrio, pues adelante. Que cunda el ejemplo.

(27-9-2011)

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.