Una mirada a la memoria colectiva del Zaidín

exposicion 60 años del zaidin

Exposición ’60 años del Zaidín’.

«La memoria de un lugar no se construye solo bregando por la felicidad y el bienestar de sus habitantes, sino ordenando la historia para que los individuos puedan aprender a dar sentido a las cosas compartidas. Esa labor de narración del pasado común es una de las tareas inexcusables de cualquier comunidad, pues sin memoria el porvenir es siempre titubeante y el presente que queda reducido a la mera supervivencia». Con este fragmento de un pregón de Juan Mata para las fiestas del Zaidín -acompañado de otro de Manuel Benítez Carrasco-, arranca las exposición ’60 años del Zaidín’, en la que los vecinos invitan «continuar la lucha, la reivindicación y la participación » con un repaso gráfico a su combativo y duro ayer para «seguir construyendo el presente y futuro».

exposicion historia zaidin

La muestra se inauguró el pasado 8 de noviembre.

‘Los inicios y el futuro del barrio’, su ‘Urbanismo y vivienda’; la ‘Cultura y las fiestas’, además de ‘Educación, Sanidad y Deportes’  constituyen los grandes bloques temáticos de la muestra, que une recuerdos compartidos en blanco en negro, luchas y conquistas ciudadanas de ayer y hoy -como el ‘Hoyo de la Cultura’ o las protestas contra el cierre de la Biblioteca de las Palomas-, celebraciones con arraigo, desde el Carnaval al Zaidín Rock, sin olvidar retos futuros, entre éstos el plan de reforma integral Santa Adela, actualmente paralizado.

«Estoy reviviendo toda una vida», comenta frente a las fotografías Carmen Caballero, convertida por unos instantes en aquella niña que, con apenas 9 años, pisó por primera vez las Casillas Bajas, donde se mudó junto a sus padres en el 55. Las calles a oscuras -«creo que no llegué a ver la electricidad hasta los 17», recuerda- el barro «hasta casi las rodillas», la zanja de su calle, las largas caminatas para «llegar a Graná», las primeras fiestas, en las que hasta concursos de feos había, y las carocas en las que retrataron a la señorita Pepi con el palo con el que solía pegar a los niños pasan por su memoria a medida que recorre la muestra, impulsada como parte de los actos de conmemoración del 60 aniversario del Zaidín. «Las monjas y el centro sociocultural me cambiaron la vida», reconoce frente a un panel con imágenes del centro educativo, impulsado por tres congregaciones (las Damas Apostólicas y el Sagrado Corazón y las Hermanitas de la Asunción) ante los altos índices de analfabetismo del Zaidín en los 70. «Su papel fue esencial para el barrio. Supuso el despertar de la mujer«, señala.

«Años antes la única ‘educación’ que recibíamos las niñas, a través de la sección femenina, se reducía a gimnasia, colocarte bien la felpa y saber estar», lamenta Mari Carmen Ariza, frente a fotografías que exhiben eso mismo en uno de los colegios del Zaidín. De ahí la importancia de la educación crítica que promovieron estas monjas obreras, coincide esta vecina, integrante del grupo de trabajo que ha hecho posible la exposición.

Desde que llegaron al barrio, estas reivindicativas religiosas se echaron a la calle junto a los vecinos para exigir colegios, bibliotecas, centros de salud y hasta asfalto en las calles porque el Zaidín nació huérfano de equipamientos, recuerda Ariza. «Cuando enfermábamos nos tenían que llevar a la casa de socorro, cerca del Ayuntamiento, porque aquí no había consultorio», relata Encarni Bravo, que creció en una de las casas de Santa Adela junto a sus padres, abuela, bisabuela y cuatro hermanos. «Guardo muy buenos recuerdos de aquella época, pese a la falta de todo, quizás porque cuando eres un niño miras el mundo de otra manera. O igual porque se compartía más y había más vecindad», reconoce esta vecina, que también ha colaborado en la búsqueda y selección de fotografías históricas para la muestra.

Coincide con sus palabras Antonio Ruiz, presidente de la asociación de vecinos Zaidín Vergeles. El individualismo y el aislacionismo han hecho mella en la sociedad y el barrio no es una excepción. Ese ‘nosotros’ «se echa en falta en un Zaidín al que, gracias a la unión y ayuda vecinal, nunca ha faltado nada, pese a carecer de todo», resalta Ruiz.

De ahí la importancia de recordar esta historia compartida, el recuerdo vivo de lo que fue para alcanzar lo que el barrio quiere llegar a ser.

Información útil:

La exposición ’60 años del Zaidín’ se puede visitar hasta el próximo 18 de noviembre en la sala de cristales del centro cívico, con la que comparte horario.

Noticias relacionadas:

(09/11/2013)

Comentarios en este artículo

  1. […] fin de semana se ha inaugurado en el Centro Cívico del Zaidín una profusa exposición de imágenes y testimonios sobre los 60 añ…, un retrato fiel de una zona reivindicativa y activa con historias reveladoras, algunas de ellas […]

    Granada despierta con un ejemplo de civismo en el Albaicín | Granada despierta

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.