Homenajes y costumbrismo en el Realejo

La Corrala de Santiago volvió a triunfar con sus alturas y balcones llenos de mantones, su guiño musical con la guitarra y las partituras. Obtuvo el primer premio en la modalidad de patios. El jurado concedió un accésit a la instalada en las Comendadoras de la calle Santiago.

La fiesta de las Cruces de Mayo tiene mucha solera en el barrio del Realejo, tradición y solemnidad. El rico patrimonio de este barrio y su historial de premios hace que muchas de ellas figuren entre las favoritas antes incluso de que se abran las puertas. Destaca la grandiosidad y religiosidad de la instalada en las Comendadoras de la calle Santiago (por parte de la cofradía del Huerto de los Olivos), a la que el jurado le ha concedido un accésit, con una fuente que refresca el pero con la tijera, o la presentada en colaboración por la Asociación de Comerciantes del Campo del Príncipe, con una Virgen de la Trinidad de una colección privada y la presentación de aperos antiguos de labranza y los comercios participantes, entre otras cosas.

Cruces de Granada, realejo, Corrala de Santiago

Una visitante fotografía la Cruz de la Corrala de Santiago.

La cruz de Plaza Suárez (levantada por la Cofradía de la Borriquilla), por otro lado, se ha inclinado este año por homenajear las corridas de toros, con carteles, grandes decorados y trajes de luces.

La Corrala de Santiago volvió a triunfar con sus alturas y balcones llenos de mantones, su guiño musical con la guitarra y las partituras (que ambientaban con música) y la mesa de dominó, volviéndola a convertir en una de las cruces de obligada visita. Se alzó con el primer premio en la modalidad de patio.

Y la cruz que ha pegado un gran salto ha sido la de la Archicofradía del Rosario, en el Camarín de la Iglesia de Santo Domingo, con un trabajadísimo homenaje a Fray Luis de Granada, cuya estatua preside la plaza de Santo Domingo. Este año, la archicofradía ha diseñado un recorrido con frases y versos del dominico, empezando por una figura que le representa escribiendo, y decorando la cruz con una gran cantidad de antigüedades de muchísimo valor, incluido un balcón construido para la ocasión con mantones del siglo XIX. El colegio José Hurtado vuelve a buscar premio con una gran cruz divertida y colorista, la menos tradicional.

Otras cruces en este barrio, que en 2014 no ha contado con tantos escaparates de establecimientos privados participando, son:

  • Placeta de Tovar (Asociación Nueva Acrópolis).
  • Edificio Rey Soler (Asociación de Mayores Vecinales).
  • Carmen de los Favores (Cofradía de la Lanzada).

(02/05/2014)

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.